Por el Día de la Bandera, el Jardín de Infantes 916 expuso trabajos en el exterior de su sede

La Ciudad

En todo el distrito de Tres Arroyos

Se reiniciaron las clases presenciales

22|06|21 09:03 hs.

Desde muy temprano, Tres Arroyos volvió a percibir el movimiento y la vida que le dan los chicos, junto a sus familias, por el dictado de clases presenciales. Hoy se retomaron luego de cinco semanas de contenidos brindados de manera virtual, a raíz de la muy difícil situación sanitaria, cuyos efectos siguen sintiéndose en nuestro distrito. 


Con excepción de la unidad académica del ex Colegio Nacional y de la Escuela Técnica, ambas cerradas por duelo, las instituciones educativas del distrito volvieron a recibir a los alumnos. 

El distrito volvió el miércoles pasado a fase 3, lo que permitió reducir algunas restricciones y recuperar la presencialidad escolar. Lo mismo sucede en Guaminí, Salto y Carmen de Areco.

Las escuelas estatales recibieron medidores de dióxido de carbono, enviados por el gobierno provincial, para poder determinar en qué momento es conveniente ventilar los ambientes.

Del mismo modo, se seguirá aplicando un protocolo de prevención de contagios de coronavirus, que tuvo un buen funcionamiento en la primera etapa del ciclo lectivo. 

Desde el cambio de fase, se mantuvieron contactos, el área de Inspección de Enseñanza dispuso una serie de medidas para preparar la vuelta a las aulas. Los directivos de cada jardín y escuela se abocaron a la organización interna, junto a las asociaciones cooperadoras de las instituciones. 

Durante el dictado de contenidos en forma virtual, las sedes educativas no cerraron, porque se mantuvo una dotación mínima. Sin embargo, son distintas las posibilidades que se generan para el alumno en un aula con contacto directo con el docente y los compañeros.

En total, son 66 los distritos de la provincia con clases presenciales (61 están en fase 3 y 5 en fase 4). Los 69 restantes están en un contexto sanitario más difícil en la actualidad y los alumnos permanecen en sus hogares, con aprendizaje a través de la computadora o los teléfonos celulares, en encuentros con la aplicación Zoom o aulas digitales. 

La resolución que habilitó formalmente la presencialidad a partir de hoy fue recibida el sábado a primera hora de la tarde. Hubo que esperar bastante, hasta que se confirmó esta modificación, que muchos padres seguían con interés y cierta ansiedad. 

La aspiración lógica es que Tres Arroyos pueda mantener la reducción de casos, que las consecuencias de la pandemia se vean limitadas y no se reiteran etapas tan duras como las que todavía atraviesa la comunidad, con pérdidas de vidas todos los días debido al Covid-19.