El Hospital Municipal de Coronel Dorrego

Dorrego y Oriente

Coronel Dorrego

Se produjeron otros dos fallecimientos por Covid-19

22|06|21 12:43 hs.

Dos vecinos con coronavirus fallecieron en Coronel Dorrego y ya son 38 las personas que perdieron la vida en el distrito, por este motivo, desde el inicio de la pandemia. La Municipalidad de Coronel Dorrego dio a conocer el informe habitual sobre el Covid-19. Hay 366 casos activos y el total de muestras positivas desde marzo de 2020 hasta ayer asciende a 2034. 


De la mencionada cantidad, se han recuperado 1630 y como se indicó 366 cursan la enfermedad. Los datos de ayer implican una leve baja de casos activos, ya que el domingo se informó un total de 370. 

De todos modos, el número es muy elevado teniendo en cuenta la cantidad de habitantes que posee Dorrego. El mes se inició con un total de 225, que bajó en los días siguientes pero luego volvió a crecer hasta superar los 300 casos el día 12. 

La mencionada jornada se llegó a 331 y en los días siguientes, la progresión fue la siguiente: 330 el 13, 366 el 14 de este mes, 381 el día 15, 387 el 16, 382 el 17, 376 el 18, 369 el 19, 370 el 20 y 366 el 21.

En los 21 transcurridos del presente mes, se registraron 7 fallecimientos. Se afronta una etapa compleja, si bien en términos generales en la Provincia los contagios muestran una tendencia descendente, Dorrego es uno de los lugares donde todavía no se aprecia una mejoría.

Restricciones
El miércoles pasado, se produjo el pase de fase 3 a 2 en el partido dorreguense. Son 69 los municipios que se encuentran en la fase 2, más de la mitad teniendo en cuenta que hay 135 en la provincia. De la región, también se encuentran en una situación similar Monte Hermoso, Coronel Suárez, Bahía Blanca, Necochea, Puán y Saavedra. 

En consecuencia, dentro del sistema organizado por el Ministerio de Salud y el gobierno bonaerense, son los lugares donde rigen las mayores restricciones. Además de tener limitaciones más grandes en los horarios comerciales y en la posibilidad de circular libremente, no cuentan con clases presenciales. 

Por este motivo, se han debido reorganizar las prácticas educativas de manera virtual hasta tanto se logre un cambio de fase. La experiencia de 2020, prácticamente sin actividades en las aulas y con muchas clases virtuales, sirve para llevar adelante esta práctica nuevamente. 

Para distintos rubros económicos, el impacto es significativo porque es acotado el tiempo de trabajo, cambian las modalidades e incluso algunas propuestas, como por ejemplo el funcionamiento de los gimnasios, no están permitidas. 

Dinámica 
La experiencia demuestra que los escenarios se van modificando. Hay distritos que han afrontado complicaciones muy grandes, con el sistema sanitario colapsado, y luego de semanas complejas comenzó a evidenciarse un retroceso en el número de casos.

Por este motivo, partidos que están en fase 4, pueden tener un retroceso y a la inversa, otros que se encuentran en circunstancias menos favorable luego logran una mejoría. 

Los datos de toda la provincia reflejan una disminución de contagios. Pero todavía el nivel de internación en terapia intensiva, en distintos centros de salud, es muy elevado. La vacunación constituye la gran esperanza, al menos para ir atenuando los efectos y disminuir la mortalidad, porque en todas las ciudades se han producido pérdidas debido al coronavirus, familias que perdieron a alguno de sus integrantes, a amigos o allegados. 

El impacto de la llamada “segunda ola” es mucho más fuerte que las consecuencias detectadas en la región en 2020 por el Covid-19. Las nuevas cepas han tenido mayor virulencia y preocupan las variantes más recientes, como el caso de la cepa Delta proveniente de la India, por ahora circunscripta a detecciones muy puntuales en la Argentina. 

Una necesidad 
Cumplir las recomendaciones básicas sigue siendo esencial. La utilización del barbijo, el distanciamiento social y la correcta higiene de manos son claves. También, por supuesto, no concretar reuniones sociales y respetar los protocolos, cuando se concurre a lugares que han fijado reglas para prevenir los contagios. 

Son reglas simples, no cuesta cumplirlas e implican una gran ayuda. Por el contrario, no respetarles lleva a generar un riesgo para la salud personal y de toda la comunidad.