ARCHIVO LA VOZ DEL PUEBLO

La Ciudad

La directora de la Escuela 8, sobre el regreso a clases

Roncall: “Tenemos que seguir trabajando por los chicos”

24|06|21 10:32 hs.

El martes 22 de junio, nuestra ciudad volvió a hacerse eco del movimiento y la vida que le dan los chicos a las instituciones educativas. El dictado de clases volvió a la presencialidad, aunque la compleja situación sanitaria que vive el distrito es una realidad. 


Ante esta situación, las escuelas estatales recibieron medidores de dióxido de carbono, enviados por el gobierno provincial, para poder determinar en qué momento es conveniente ventilar los ambientes. También se seguirá aplicando un protocolo de prevención de contagios de coronavirus para poder llevar adelante las clases. 

En relación a la vuelta de las clases presenciales, la directora de la Escuela 8, Mariana Roncall, expresó que “el reencuentro siempre es lindo, ya que la virtualidad no es lo mismo. El regreso a las aulas fue bajo estricto protocolo, una vuelta a la presencialidad cuidada como ya informaron mis autoridades. Nosotros ya venímos aplicando, desde el inicio del ciclo lectivo, un protocolo que está vigente en todas las instituciones de todos los niveles. A este, se le agregó un dispositivo de medidor de dióxido de carbono. Recibimos entre uno y dos por instituciones; un dispositivo que te permite, cada una determinada cantidad de tiempo, medir la concentración de dióxido de carbono que hay en el ambiente y saber si ese está correctamente ventilado o no”. 

Asimismo, destacó además que las escuelas están calefaccionadas en esta época donde el frío es también protagonista. “Tenemos las estufas prendidas, pero las ventanas por protocolo, siempre deben estar abierta 5 centímetros. Con respecto a la medición de dióxido de carbono, lo que se hace es cuando el ambiente no está correctamente ventilado, se realiza la ventilación completa para que el aire circule. En general, es cada quince minutos la ventilación de los salones y es completa. Alcanza a ventilarse perfecto, porque el dióxido de carbono baja a los niveles adecuados y no se enfría el ambiente”, agregó. 

Por otra parte, recibieron de parte de un ingeniero una capacitación para poder utilizar de manera correcta este nuevo dispositivo. En este sentido, aclaró que “en primer lugar, nos explicó por qué se medía el dióxido de carbono; luego cuál era la importancia del dióxido en el ambiente, qué era lo que nos marcaba y claramente nos daba a conocer que el ambiente no estaba ventilado. Estos elementos nos permiten tener una ventilación correcta. Nos capacitó en cuanto a cómo usarlo y cómo hacer los registros. Hay una observación escrita en cada salón, cada vez que se toma la medición cada media hora”. 

La Escuela 8 volvió a la presencialidad tanto en el turno mañana, como el de tarde. Actualmente cuenta con seis grados y concurren 298 chicos al establecimiento. “Cumplimos estrictamente con los protocolos por cuidado de la comunidad y de todos nosotros. Hay 40 docentes que trabajan a mi cargo. El protocolo se cumple y estoy al tanto de que todos mis compañeros también lo hacen cumplir. Cada institución tiene una organización determinada dentro de lo que es el ceremonial habilitado. La presencialidad nuestra es lo que se llama mixta. Los chicos concurren por burbujas, donde cada grado está separado por dos burbujas. Un grupo concurre una semana completa de clases, no son las 4 horas exactamente porque salen en diferentes horarios. Tres grados entran a las 8 y otros tres lo hacen 8.20 horas”, subrayó Roncall. 
 
Para el cuerpo docente siempre es grato tener al alumno frente a frente. El reencuentro entre los maestros y los chicos, es la parte positiva de esta cuestión. “No es fácil y trabajar de esta manera, no es sencillo. Se hace lo que se puede en todas las escuelas. Los docentes y los directivos somos un gran equipo. Todas las instituciones nos acompañamos entre nosotros. Nos estamos vacunando, tengo dadas las dos dosis, pero todo el personal de mi escuela por lo menos una dosis tiene dada. Tenemos que seguir trabajando por los chicos y llevar tranquilidad para que vayan a la escuela. Es importante que concurran, se hace un gran esfuerzo”, finalizó Mariana Roncall.