Andrea Lazzaro

La Ciudad

Hicieron referencia a un caso puntual

Piden que el municipio cumpla el cupo laboral en discapacidad

06|07|21 09:45 hs.

La referente del Ministerio de Comunidad de la provincia, Andrea Lazzaro, se contactó con La Voz del Pueblo para dar a conocer la situación de José Pérez Urtasun, una persona con discapacidad que realiza tareas comunitarias para el municipio. 


Solicita su incorporación efectiva y el cumplimiento del cupo laboral establecido en discapacidad por ley. “La familia de José Pérez Urtasun me vio hace más de un año. Pero él empezó a cumplir funciones con tareas comunitarias en 2018. Por entonces, se registró en el Seclas (Servicio de Colocación Laboral Selectiva para Personas con Discapacidad), que forma parte del Ministerio de Trabajo de la provincia”, señaló Andrea Lazzaro. 

En este sentido, dijo que “el organismo se encarga de controlar que cada municipio, cada ámbito público estatal, cumpla con la ley provincial 10.592 que establece un cupo mínimo de 4 por ciento”.

Además el Seclas “es responsable de hacer la evaluación funcional de todas aquellas personas con discapacidad que quieran ingresar en el Estado. José viajó a Mar del Plata, se reunió con un grupo de profesionales del Seclas, ellos evaluaron y confirmaron que él estaba en condiciones de desempeñarse dentro del área administrativa”. Tiene formación universitaria, porque “hizo algo de perito en granos, relacionado con la producción”.

Explicó que “José comenzó en el Parque Cabañas. Por recomendación de su médico psiquiátra y del psicólogo, lo trasladaron y su destino fue Obras Públicas, donde hacía actividades de control vinculadas con las calles y el bacheo, pero siempre solito. Después lo pasaron al Polideportivo, lo pusieron en un escritorio, medio de seguridad pero no tenía ninguna función específica. Cuando comenzó la pandemia lo volvieron a trasladar al Parque Cabañas para que controle el ingreso y egreso de la gente, que verifique la utilización del tapabocas. Trabaja sábados, domingos y feriados”. 

Según indicó Andrea Lazzaro, percibe “un ingreso aproximado entre 10.000 pesos. Recibe el ticket del cajero. No está regularizado como debiera”.

Por este motivo, se contactó con María José Herrera, directora de Análisis y Promoción de Empleo del Seclas. Al respecto, dijo que Herrera en 2019 “notificó mediante un mail al municipio de que se había abierto un expediente con el caso de José. Le pidió en esa nota que se cumpla el artículo 8 de la ley 10.592 y las modificaciones que fueron introducidas con la ley 13.508”. 

La legislación “establece la obligatoriedad por parte del Estado provincial, sus organismos descentralizados, empresas del Estado y subsidiadas por el Estado y municipalidades de respetar el cupo laboral”. 

En su análisis, mencionó que “hubo citaciones. María José se comunicó con Marcelo Panizo, del área de Discapacidad municipal. En 2019 dijo que sí, que en 2020 lo iban a tomar como prioridad, pero hasta ahora no pasó nada”. 

También intervino la delegación del Ministerio de Trabajo y el Seclas se contactó con el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tres Arroyos. 

A partir del caso descripto, puso de manifiesto que “hay muchos José en la ciudad y en las localidades, es una obligación, una ley que se debe cumplir. El 4 por ciento de cupo, como mínimo, si hablamos de 1400 empleados que tiene el municipio, son 56 personas que se pueden integrar laboralmente”:

Responsabilidad 
Habló de las personas con discapacidad que se desempeñan en la Cámara de Diputados, “con síndrome de Down, no videntes, en silla de ruedas. Son muy estructurados, cumplidores”.

Se refirió a una experiencia personal y familiar, con su sobrino Camilo, quien tiene una discapacidad. “Estaba con Covid, al igual que toda mi familia en San Nicolás. Con fiebre y dolor de garganta, participó de todas sus clases virtuales a rajatabla. Tiene 17 años, cumple los horarios, las tareas de la escuela y lo que le pidas”. 

Consideró que el cupo “es una manera de incluirlos e incorporarlos a la sociedad. Para que ellos puedan interactuar con grupos sociales, más allá de independizarse y valerse económicamente por sí mismos”. 

En sus apreciaciones, argumentó que “es un derecho que debe garantizarse a través del Estado. La incorporación en las empresas privadas es muy reducida”. 

Finalmente, rememoró el logro que significó la sede propia para la Escuela 502, inaugurada en octubre de 2015. “Fue muy emocionante percibir la felicidad de los alumnos. Hubo muchos obstáculos, gente que les decía a las mamás de la cooperadora ‘vamos a ver si en algún momento viene un ladrillito’. Lo pudimos demostrar con hechos. Es una escuela modelo para la provincia y el país”, concluyó.