Policiales

Lo afirmó el fiscal Lopazzo a La Voz del Pueblo

Tras el desalojo, afirman que “no está todavía todo tranquilo”

08|07|21 20:32 hs.

Resuelto el desalojo en los terrenos de calle Liniers al 1800, protagonistas de esa toma de tierras dejaron palos en otra parcela cercana, sin que se haya efectuado otra toma de tierras, según confió el fiscal Gabriel Lopazzo a La Voz del Pueblo. 


Tras asegurar que “resolvimos el desalojo”, el responsable de la UFIJ Nº17 explicó a este diario que ahora monitorearán esas propiedades y también ese sector barrial donde permanecen las personas que habrían acordado efectuar la toma de tierras privadas. 

“Ahora a la tarde habían puesto unos palos en otro terreno, a la vuelta. Hubo una presencia de gente en ese otro lugar pero aparentemente dejaron los palos nada más, y hasta ahora sólo es eso”, dijo el representante del Ministerio Público. 

Afirmó al respecto que “todavía no se puede afirmar que es una nueva usurpación, pensamos que querían invadir otro (terreno) pero se descartó ahora a la tarde. Pero están ahí en el barrio. No está todavía todo tranquilo”, remarcó el investigador. 

Consultado por si se investiga la forma en que se dio la ocupación de terrenos que no son fiscales, que tienen propietarios, respondió que “no es normal que tantas personas -al mismo momento- decidan ocupar un terreno, si no están organizados. Organización previa claramente tuvo y aparte de eso se acordó tomar esa decisión”, apuntó. 

Incluso resaltó que aún no se avanzó en la investigación para determinar “si había algún cabecilla, o si venían fogoneados de otro lado, eso no lo sabemos”. En cuanto a las alrededor de 40 personas que participaron del delito de ‘usurpación de propiedad’, contó que “todos no están identificados, pero hay varios que sí”. 

 Lopazzo dijo además que aún no hay ‘usurpadores’ citados a declarar. 

 Medidas 
Las medidas ejecutadas, desde que se tomó conocimiento de la toma masiva de tierras particulares, detrás del Hotel Ellegance, el fiscal indicó que antes de pedir y aplicar la orden de desalojo, se juntó durante el miércoles, la documentación “para acreditar que los dueños eran las personas que decían serlo, e hicimos un mandamiento de constatación para confirmar que ninguno de los que estaba ahí tenía algún título que lo habilitara a permanecer, o algún permiso”. 

Destacó también –Lopazzo- que la Juez de Garantías subrogante, Fabiana Brandolín, “compartió” los argumentos para pedir las medidas que de hecho fueron aplicadas con éxito posteriormente. 

“En la orden le habían puesto seis horas para que se retiraran, lo hicieron antes. De hecho cuando se aplicó la medida había mucha menos gente, y la policía tomó posesión del lugar, retiraron los palos y las divisorias instaladas el miércoles; y luego quedó una custodia -por unos días- a los efectos que esté todo normalizado”, según contó el fiscal. 

 Finalmente subrayó que desde la investigación y las fuerzas de seguridad pública continuarán monitoreando de cerca “para ver cómo respira la situación, confirmando que ese grupo de gente desista de tomar propiedades ajenas”.