Luciana Cattanio, Alicia Barcala, María Elena Taraborelli, Ana Basilio, Mercedes Moreno y Héctor Lup

La Ciudad

Infosalud

No hay excusas: La vacuna de la hepatitis B previene el cáncer de hígado

17|07|21 08:28 hs.

La Sociedad Argentina de Hepatología especifica que las hepatitis virales se consideran una “epidemia silenciosa”, dado que la mayoría de las personas desconocen estar infectadas y, a lo largo de décadas, desarrollan lentamente la enfermedad hepática. 


Por este motivo, es fundamental tomar conciencia de la importancia de realizarse el análisis de diagnóstico y vacunarse a tiempo evitando así daños irreparables en el hígado. Por ello se estableció el 28 de julio como día para fortalecer la toma de conciencia sobre la importancia de prevenir las hepatitis y en relación a ello el Servicio de Medicina Preventiva propuso diferentes formas de intervención. 

El asesoramiento específico de forma interdisciplinar en consultorio. La capacitación a los equipos de salud y llevar adelante una campaña de vacunación de la hepatitis B en adultos a realizarse de forma intensiva y a demanda durante la semana del 26 al 30 de julio, son las acciones que se implementarán en este marco. 

Sobre estos aspectos, el doctor Hector Luppino, jefe del Servicio de Medicina Preventiva, indicó que “las hepatitis son un grupo de afecciones que comprometen el hígado. Pueden ser causadas por virus, ser de origen autoinmune o por consumo excesivo de alcohol, tóxicos y medicamentos, entre otros”. 

Dijo que “es muy importante realizar acciones para enseñar a la población que hay enfermedades que se pueden prevenir y que debemos todos y cada uno de nosotros tomar responsabilidad sobre ello y actuar. Sí hay hepatitis que se previenen con la vacuna y la vacuna en nuestro país está en el calendario nacional de forma gratuita, por lo tanto nos la tenemos que aplicar. De esta forma, nos estamos cuidando y también cuidando a los demás”. 

En el caso de las hepatitis la A y la B, tienen vacunas. 

Dentro de las hepatitis virales la A, B y C son las más comunes, cada una tiene su forma de transmisión y prevención. 

El doctor puntualizó que los síntomas de las hepatitis son malestar general, pérdida del apetito, dolor abdominal a predominio derecho, náuseas/ vómitos, ictericia (color amarillento de piel y mucosas), color oscuro o amarillento de la orina, decoloración de la materia fecal, urticaria en hepatitis B, Compromiso de otros sistemas (en hepatitis C), puede o no haber fiebre. 

Alcances 
La hepatitis A: se transmite por el contacto con agua, alimento u objetos contaminados con materia fecal. Es mucho más frecuente en los niños, tiene un periodo de incubación de 15 a 50 días (promedio 30 días). Tiene vacuna y la vacuna se encuentra en calendario oficial para ser dada al año de vida del niño. 

En el caso de la hepatitis B, Se transmite por relaciones sexuales no protegidas (orales, anales y vaginales), sangre y derivados (plasma, factores de coagulación, compartir elementos de uso indebido de sustancias) y materno infantil (de embarazadas cursando hepatitis B crónicas). Es 100 veces más transmisible que el VIH y más frecuente en adolescentes y adultos, sexualmente activos y/o usuarios de drogas inyectables y compartidas. 

La hepatitis C si bien no tiene vacuna, posee tratamiento curativo. 

La hepatitis Delta siempre está asociada a la hepatitis B. La hepatitis E no es tan frecuente, su forma de transmisión es fecal oral a través del consumo de agua o alimentos contaminados con materia fecal de cerdos, por lo cual lo más importante es un buen lavado de manos, consumo de agua potable y consumir carne de cerdo bien cocidas. 

La hepatitis B y la vacuna 
Es muy importante decir que la hepatitis B puede generar formas crónicas que lleven a la cirrosis y al cáncer hepático. Por ello y como existe una vacuna que puede aplicarse en cualquier etapa de la vida, desde el Servicio de Medicina Preventiva, con el apoyo de la totalidad de los equipos de salud de todos los CAPS y su logística, se realizará una campaña de vacunación a demanda. 

La finalidad es que todos los adultos que no sepan si tienen o no el esquema completo, vayan al Centro de Salud más cercano a su domicilio y se asesoren y se coloquen la vacuna. No importa si se aplicaron una dosis o dos en algún momento de la vida; el esquema se continúa, tampoco importa si no tienen ninguna, se comienza el esquema de tres dosis, una en el momento, otra al mes y la siguiente a los seis meses de la primera dosis. No es necesario tener orden médica. 

Cabe reiterar que es gratuita, por lo general no genera efectos adversos y sí los tiene son muy muy leves como algún malestar general, algún dolor de cabeza y muy raramente fiebre. Es importante decir que no es cierto que está contraindicada en embarazadas, en período de lactancia o en personas con enfermedades autoinmunes. Puede evitar un cáncer de hígado. 

El doctor Luppino señaló que “la hepatitis B se previene con una vacuna indicada al recién nacido y a los 2, 4 y 6 meses. Si no se le administro al año, el pediatra debe indicarla A los 11 años y si aún no se administró, en la edad adulta se aplican las tres dosis en cualquier momento de la vida, de la forma que especifique anteriormente”. 

Una responsabilidad de todos 
Es muy importante que la gente sepa que cuidar su salud es una responsabilidad, que cada uno debe tomar. Que uno puede pedirle al médico consejo en cuanto a aplicarse la vacuna y también puede pedir los análisis de sangre para la detección de la hepatitis. 

En el Centro de Salud funciona el Servicio de Medicina Preventiva de forma totalmente gratuita, a demanda -sin turno previo- y allí cada persona puede consultarnos todo. 

“Somos un equipo compuesto por mí, por la doctora Mercedes Moreno, por la bioquímica Alicia Barcala, por la psicóloga María Elena Taraborelli, y las trabajadoras sociales Luciana Cattanio y Anabella Martin. Estamos en el consultorio 3 del Hospital Pirovano de lunes a viernes de 8.30 a 11 horas para atenderlos. Hay un espacio donde recurrir y deben utilizarlo”, señaló. 

La licenciada en Trabajo Social Luciana Cattanio, destacó que el abordaje del Trabajo Social en relación a las hepatisis, se enmarca en una perspectiva integral de salud, como en el resto de las infecciones de transmisión sexual, acompañando los procesos de salud/ enfermedad, generando estrategias socio- educativas, garantizando el acceso a información, atención y tratamientos. Diseñando también estrategias de promoción y prevención de las prácticas de cuidado, como en esta oportunidad planificando y diseñando, en red con otros efectores de salud, las actividades en el marco de la semana mundial de las hepatitis virales. 

Campaña intensiva 
En ocasión del Día Mundial de las Hepatitis Virales estipulado para el 28 de julio para incentivar la toma de conciencia para prevenir estas enfermedades, en Tres Arroyos se realizará una campaña intensiva de vacunación de la hepatitis B para adultos, que durará toda la semana. 

Desde el 26 al 30 de julio, se desarrollará en todos los Centros de Atención Primaria del distrito. Toda persona que tenga dudas sobre si tiene el esquema completo de hepatitis B, que se acerque al centro de salud más cercano a su domicilio, a demanda de 8.30 a 14.30 y allí se lo asesorará y se le colocará la vacuna que sea necesaria según su caso y también se le indicará la forma de continuar con el esquema hasta completarlo.



Add space 300x250x2