Policiales

Ayer

Un hombre pedaleaba en la ruta y murió atropellado por una camioneta

20|07|21 21:32 hs.

Un querido empleado de la CELTA que había salido a pedalear en ruta, murió atropellado por una camioneta ayer por la tarde, cuando transitaba por la ruta Provincial N°85 en sentido ascendente, informaron fuentes policiales y judiciales a LA VOZ DE PUEBLO. 


La víctima del luctuoso accidente fue Carlos Alberto Rosales, de 57 años, quien ayer alrededor de las 16, cuando cumplía su rutina de entrenamiento en tramo de la ruta 85 ubicado a poco menos de ocho kilómetros del casco urbano de Tres Arroyos, fue atropellado por una camioneta marca Toyota Hilux, color marrón, dominio HGV-769, conducida por Martín Rivera, de 78 años, quien al momento del accidente, se dirigía hacia un campo de su propiedad, ubicado en cercanía a Indio Rico, se indicó.

 Tal como pudo saberse, Rosales era un empleado del sector de reclamos de la CELTA, muy querido por sus compañeros y personal jerárquico, desde donde trascendió el profundo dolor que generó la trágica noticia y, en ese sentido, se declaró un día de duelo para la jornada de hoy. 





En su carrera como empleado de la entidad tresarroyense, supo estar en todos los niveles previos como operario, antes de ser destinado al área administrativa donde se desempeñaba. 

 Carlos Rosales trabajaba hace 15 años en la Cooperativa Eléctrica de Tres Arroyos, y era hijo de otro ex empleado de la firma. En sus comienzos como deportista, tuvo un rol destacado en el boxeo y, luego de retirarse, siempre se mantuvo cerca del fútbol, donde jugó en equipos de la Liga de Veteranos y solía entrenar como aficionado junto a distintos planteles y jugadores de la Liga Regional Tresarroyense de Fútbol. 

 Después de hacerse unos estudios médicos donde le prescribieron el inicio de dietas y práctica de un ejercicio aeróbico para combatir la diabetes, Rosales, que estaba casado y era padre de tres hijos, se transformó en un asiduo usuario de la bicicleta, la que, al igual que muchos tresarroyenses, gustaba de practicar en ruta. 

Fuentes médicas indicaron que Rosales dejó de existir en el acto apenas recibido el impacto y que llegó sin vida al hospital Pirovano. 

Luego de la colisión, que se produjo cuando lo llevó por delante una camioneta que circulaba en su mismo sentido, fueron convocados miembros del Destacamento de Seguridad Vial de Tres Arroyos, personal sanitario del hospital Pirovano y Policía Científica, quienes realizaron las primeras actuaciones en el marco de una causa por “homicidio culposo”, la que es instruída por la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N°13.