La Ciudad

La suba a fase cuatro implica cambios

Las medidas de la fase 4 entrarán en vigencia desde el próximo lunes

20|07|21 21:48 hs.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció ayer que Tres Arroyos, a partir de la mejora que experimentó en cuanto a su situación sanitaria y epidemiológica, pasará a fase 4. La etapa, según se confirmó anoche desde el municipio, entrará en vigencia desde el próximo lunes. 


El ascenso a fase 4 implica una reducción en las restricciones, ampliación de horarios y la habilitación de algunas actividades o prácticas que se encontraban interrumpidas.

 En el marco de la conferencia de prensa brindaría ayer por el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, son cuatro los distritos que pasan de fase 3 a 4: General Alvear, Las Flores, Puan, San Antonio de Areco, Punta Indio y Tres Arroyos. 

Respecto a los aforos, que comenzará a regir la semana que viene, los que están en fase 2, que no permitía asistencia, pasan a 30 por ciento de personas habilitadas; los de fase 3 que tenían un 30, se extienden un 20 más y los de fase 4, que autorizaba un 50, agregan un 20. El plus en la cantidad de personas solo se autoriza en casos de que puedan demostrar (a través de las aplicaciones VacunatePBA, Mi Argentina o el certficado) que tienen una dosis de la vacuna. 

 Cautela 
El secretario de Desarrollo Económico, Matías Fhurer, manifestó que "los casos siguen bajando. El secretario de Prevención y Salud, Gabriel Guerra, y todo el sistema de salud del distrito, está haciendo un gran trabajo. Tres Arroyos ha tomado conciencia, aunque no estamos exentos de que esto pueda cambiar". 

En ese sentido, el funcionario agregó: "Estamos viendo que hay una mejora en cuanto a la disminución del índice de contagiosidad en Tres Arroyos". 

"En los números, estamos con lo justo. No nos sobra nada. No hay que ser exitista", remarcó Fhurer. Entre sus apreciaciones, el secretario dijo que mantiene un permanente contacto con los agentes del sector gastronómico. "En forma constante hablo con la mayoría de ellos. Me llaman, me consultan y yo también me comunico con ellos para ver cómo les está yendo o si necesitan algo", dijo.

 Y agregó: "El Estado debe estar presente en las buenas y en las malas. En este caso, nosotros estamos en permanente contacto con el sector para ver si necesitan algo o, también, para ver si están cumpliendo con los protocolos". 

"Estamos muy conformes con las respuestas de todos los gastronómicos", manifestó.