Foto: Jorge López de Ipiña

Deportes

Se quedó con el triunfo en Mar y Sierras B

Al ritmo de Alvarez

26|07|21 09:47 hs.

Desde hace un tiempo, Mar y Sierras B se mueve al ritmo, o mejor dicho, a la velocidad que le imprimen Marcos Costas y Juan María Alvarez, actuales monarcas y subcampeón. Ayer, este inicio de campeonato no fue la excepción, aunque por lógica consecuencia del soberbio “paquete” piloto-auto que exhibió, Alvarez se llevó el triunfo adelantando al campeón. Pero en esta gran divisional que tuvo 27 máquinas en pista y trazó pinceladas de calidad “tuerca”, el tresarroyense Daniel Fernández fue protagonista con una sólida y rápida actuación donde no sólo rubricó todo lo bueno que viene haciendo en esta temporada en categorías del Atlántico o en la Zona Sur, sino que también le regaló a nuestra ciudad el único podio de la jornada. 


Estos tres nombres fueron los destacados del día, sin dudas; la batería inicial tuvo al poleman Costas contundente contra un sorprendente Caparros, que llegó segundo cómodo. La segunda serie tuvo rasgos similares con la calidad de Alvarez, que apabulló con los mejores tiempos y una notable diferencia sobre su escolta Anzorena; atrás, y después de un trompo en la primera curva, Altamira no sólo se reintegró al pelotón sino que terminó sexto. Y en la tercera serie, en la única que hubo pelea por la punta, para ganar, el tresarroyense debió luchar, sacarle lo mejor a su máquina y buscar por todos lados a un Iriarte que lo había “dormido” en la largada. 

 Las prefinales prolongaron lo vivido en las baterías, donde Alvarez se aseguró la pole en la largada al ganar una prefinal que tuvo a Fernández como rápido escolta, y a Anzorena y Cristian De Hormaechea como “artistas protagónicos” tras varios sobrepasos buscando el tercer puesto. 

El gran duelo final los tenía en la primera fila, y allí Costa sorprendió a un Alvarez que no movió nada bien y fue exigido en la ronda inicial hasta perder el liderazgo. El ganador necesitó de algunos minutos para calentar neumáticos y poner todo en orden para, conseguido eso, pensar primero en escaparse de un sólido Fernández y después en atacar al monarca. Con el “combo” completo, recuperar la punta no fue tan difícil (y hasta lógico) tras ganarle la “cuerda” en la chicana. Es más, los problemas pasaron para Costas que debió cuidarse de Fernández y de una excesiva ida de cola. 

 Atrás, el otro placer lo regalaron Erpelding, Caparrós, Anzorena y De Hormaechea, que se enfrascaron en una frenética pero respetuosa y exultante disputa por el cuarto puesto.