Carta de Lectores

Por Susana Carbajal

Carta de lectores: Alicia

01|09|21 19:12 hs.

Señora directora 

Coincido plenamente con lo expresada por Elvira Amado sobre Alicia. Su hija mayor escribió una carta triste pero hermosa en las redes y los medios periodísticos hicieron una semblanza perfecta de su personalidad ¡Y así era! Inteligente, criteriosa, culta, dueña de una memoria prodigiosa, siempre muy informada (yo nunca pude darle una noticia ¡ella ya lo sabía!). Cuando tenía alguna duda, sacaba su Iphone y consultaba en Google y tenía la información correcta al instante. Se podía hablar con ella, como ya se dijo, de cualquier tema: política, historia, literatura, arte, y también de moda, decoración y recetas de cocina. Nada le era ajeno, nada le era indiferente. Alicia era agnóstica, pero como buena lectora, había leído la Biblia, así que también se podían discutir temas religiosos con fundamento y siempre con respeto hacia las diversas creencias. 

Estaba abierta a los cambios de la época: sea en el lenguaje, con la incorporación de nuevas palabras al vocabulario cotidiano, como a los hechos y costumbres que impone la modernidad, cosas que no siempre las personas de su edad, y me incluyo, aceptan con naturalidad. 

Nos hablábamos casi a diario, siempre por el teléfono fijo, por eso cuando empezó la cuarentena y yo no contestaba, venían los retos: “¿Dónde estabas?”, “Pedí por teléfono”, “¡No salgas!. Lo mismo hacía con Mabel, otra amiga a la que controlaba con cariño y dedicación. 

El martes 17 hablé con ella: me dijo que pensaba volver a Tres Arroyos en octubre. Después le mandé un Whatsapp preguntándole -igual que Elvira- por los carpinchos de Nordelta. No lo leyó. Estaba grave y yo no lo sabía. La extraño mucho, mucho. 

 Susana Carbajal 
DNI 5.205.433 


Add space 300x250x2