La estrategia Hidrovía. (Archivo)

Nacional

Por allí se traslada el 80% de la producción argentina

Empezó la nueva concesión de la Hidrovía por parte del Estado Nacional

11|09|21 12:13 hs.

Luego de 26 años de concesión privada y largos meses incertidumbre, este sábado comenzó formalmente una nueva etapa para la hidrovía Paraná-Paraguay, por donde se traslada el 80% de la producción argentina. 


La nueva concesión se inició a través de la Administración General de Puertos (AGP), a cargo de controlar y gestionar durante los próximos doce meses la vía navegable más importante de la Argentina, que atraviesa siete provincias. 

Esta nueva modalidad contará además con un Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable, creado a fines de agosto por el Gobierno, y del que participan además del Poder Ejecutivo Nacional, representantes de Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes y Entre Ríos.

Ayer al cerrar el día, la concesión privada que administró la Hidrovía en los últimos 26 años llegó a su fin, luego de un proceso iniciado en 2020 cuando el presidente Alberto Fernández lanzó un Acuerdo Federal para abordar el desarrollo de la ruta fluvial que en la Argentina cuenta con 1.635 kilómetros, sobre un total de 3.400 que tiene el canal que se comparte con Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay. 

Exactamente a partir de las 0 de hoy pasó a ser la AGP quien cobra el canon de US$ 3,06 por tonelada transportable a los barcos de carga que circulen, que deberán depositar el dinero en una cuenta en el Banco Nación creada especialmente para este fin. Por esta autopista fluvial se mueve el 80% del volumen del comercio exterior argentino. 

En 1995, el Gobierno menemista otorgó la concesión de las tareas de mantenimiento, dragado y balizamiento del Paraná al consorcio Hidrovía, integrado por la empresa belga Jan de Nul y la argentina Emepa. 

Esta concesión venció el 30 de abril, pero se estableció una prórroga que duró hasta ayer, para iniciar un proceso que permita definir el formato o modalidad de operación de la principal vía navegable troncal. 

En este marco, el Presidente, a través del decreto 427/2021, decidió el 1 de julio último dejar a la Hidrovía bajo control estatal, más precisamente a manos de la AGP. (DIB)