Uno de los autos secuestrados en Chaves estaba preparado para correr picadas

Policiales

Buscan que la causa sea juzgada en tres meses

Picadas: cómo se atacó en Chaves un problema que existe en Tres Arroyos

17|09|21 09:14 hs.

Después del allanamiento y secuestro de dos vehículos que serían utilizados para correr picadas ilegales en Adolfo Gonzales Chaves, el titular de la investigación que arrojó ese resultado, el doctor Juan Carlos Ustarroz, titular de la Ayudantía Fiscal del vecino distrito, valoró la coordinación policial y el trabajo que permitió recoger pruebas para combatir un problema que molesta a varios vecinos.


“Nosotros en Chaves sufrimos con el tema de las picadas ilegales, un delito, a mi entender, con muy poca pena, de seis meses a tres años, pero fundamentalmente de muy dificultosa producción de la prueba para la policía y la Fiscalía; ya que para que se configure el delito, se tiene que probar que el auto estaba corriendo una picada, una competencia deportiva de velocidad. El tipo penal no requiere que se haya arreglado con anterioridad o sea espontánea, pero tiene que ser una picada”, describió acerca de las características del delito que planea combatir con estos procedimientos. 

Al respecto, el doctor Ustarroz explicó cómo se conformaron los elementos con los que logró las órdenes de allanamiento en los que se incautaron los vehículos, como así también prendas de vestir que permitieron identificar a los conductores, ya que los autos no estaban a su nombre. 

“Como esto se estaba tornando crónico, gracias a un trabajo excelente del personal de la Estación de Policía Comunal, se consiguió tomar este caso testigo y se hizo un collage con las imágenes de las distintas cámaras, donde se ve que los autos se frenaban al mismo tiempo y también partían a toda velocidad por la avenida principal e incluso por la ruta 3, para lo que fue necesario un excelente trabajo de coordinación de la policía, como así también de las cámaras”.


El ayudante fiscal Juan Carlos Ustarroz instruyó judicialmente los procedimientos


Fuera de las calles 
Después de mostrarse en desacuerdo con la decisión del Juzgado de Garantías sobre la restitución de los vehículos a sus tenedores tras la realización de las pericias previstas por el Ministerio Público, Ustarroz destacó que su principal objetivo es sacar los autos de las calles para que no se repitan las conductas que busca combatir.

“Nos quedó el sabor amargo de que el Juzgado de Garantías de Tres Arroyos, que está sin su titular hace tres años, nos ordenó devolver los autos. O sea, hacer las pericias, pero devolverlos, con lo que se pierde una de las finalidades que el legislador ha previsto en la Ley, que es el decomiso de los vehículos”, sostuvo antes de aclarar, “yo no pretendo decomisar los autos ya, debido a que, hasta que sobre estos sujetos no se declare sentencia, se los considera inocentes. Pero si, cautelarmente, que los autos sean secuestrados para sacarlos de circulación y poder pedir el decomiso. Lamentablemente, la semana que viene vamos a tener que restituirlos”. 

En ese sentido, Ustarroz remarcó que, si se secuestran los se forma una “prevención general negativa”. “La gente que sale a picar piensa que puede perder el vehículo. A nosotros nos interesa en lo penal, que se pruebe la culpabilidad de la gente y con los medios procesales adecuados. Por eso no estoy pidiendo ya el decomiso, pero si cautelarmente que el auto nos quede a nosotros y, si es inocente, devolvérselo, y si es culpable, decomisarlo”, explicó. 

El juicio 
Más adelante, el Ayudante Fiscal informó que los imputaos son dos jóvenes, cuya identidad prefiere mantener en reserva por el momento, aunque indicó que tienen 22 y 24 años y que la carátula con la que piensa elevar la causa a juicio es, “carreras ilegales que provoquen peligro a terceros”.

“El castigo mayor viene con los accesorios de la sentencia, que es el decomiso de los automotores, porque por una pena de seis meses a tres años, hoy en día no se asusta nadie. Creo que duele más el decomiso de los autos. A parte que evita un peligro”, agregó. 

Con respecto a las previstas audiencias en el artículo 308 del Código Penal, el representante del Ministerio Público dijo que serán realizadas en los próximos días y no pasaran más de tres meses para que la causa sea elevada a juicio oral, “cuando nosotros tenemos una causa que consideramos probada, no pasamos tres meses para que sea elevada a juicio, aunque sea el Juzgado Correccional el encargado de fijar la fecha”. 

Según indicó el investigador, no se descarta que, además de las picadas, se haya apostado dinero en esas carreras y subrayó que el principal elemento que molestaba a los vecinos eran los ruidos molestos, “en un ambiente tranquilo como chaves, esas carreras despiertan a los vecinos” y así lo habían hecho saber en las últimas semanas en el Municipio y ante las autoridades policiales.  



Add space 300x250x2