La Ciudad

PASO 2021

El resultado de las múltiples lecturas

19|09|21 09:07 hs.

Por Marcos Fersen


La semana política post elecciones Primarias dejó signos de preocupación, de incertidumbre y de satisfacción plena entre las fuerzas que compitieron en las urnas hace siete días. 

En el marco de un compromiso electoral que tuvo un bajo porcentaje de participación en comparación con las legislativas de 2017, hubo quienes fueron los reales ganadores y otros, en cambio, se mostraron ganadores ante las cámaras, pero que, internamente, saben que el 14 de noviembre a la noche habrá festejos, pero medidos. 

En una semana en la que a nivel nacional hubo fuertes turbulencias en el Gobierno luego de la contundente derrota del oficialismo en las urnas, un resultado que derivó en masivas renuncias en el Gabinete de Alberto Fernández, en el plano local el escenario no fue tan dramático. 

El Movimiento Vecinal, en comparación con las PASO de 2017, mejoró su desempeño electoral, aunque el resultado estuvo lejos, muy lejos, de los años dorados del vecinalismo. 

Por segunda elección legislativa consecutiva, desde el oficialismo se apostó por quien, en aquella oportunidad y ahora, eran los responsables de la Secretaría de Desarrollo Social, el área municipal más sensible y con mayor demanda de la comunidad, para encabezar la lista de precandidatos a concejal. 

En 2017, en un contexto de país totalmente distinto al actual, las expectativas se concentraron en Francisco Aramberri. Este año, las fichas se apostaron a Marcelo León. El resultado, en definitiva, fue similar en los dos comicios, (7201 votos en las Primarias de agosto de 2017 y 7396 en las del pasado domingo). 

Ahora, con la “gran encuesta” en la mano, en el oficialismo son optimistas en revertir la situación, un objetivo que, a simple vista, parece muy difícil de lograr. La idea es mejorar el último desempeño electoral. “Con algunos votos más, podemos llegar a sumar el tercer concejal que tanto necesitamos”, dijo León, el pasado domingo, desde el búnker vecinalista, una premisa que se persigue con ansias desde el Movimiento Vecinal para fortalecer al bloque en el Concejo Deliberante. 

Durante la semana hubo tiempo para el análisis y la reflexión interna. “A lo mejor se falló en el mensaje a la gente”, dicen desde el entorno cercano al intendente. 

La misma voz entiende también que “a la gente hay que resolverle los problemas cotidianos, los del día. A lo mejor habrá que enfocarse más en eso”.

11.764 Es la cantidad de votos que logró la alianza Juntos en el distrito


8703 Es la cantidad de votos que obtuvo el Frente de Todos a nivel local 


7396 Es la cantidad de votos que consiguió el Movimiento Vecinal 

 
Todos de Pity
“Parecía un recital del Indio Solari”. Así describió uno de los presentes el estado de efervescencia que reinó el pasado domingo en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Matheu, lugar donde funciona la sede del Frente de Todos. 

“Festejamos que en Tres Arroyos ganamos una elección después de más de 20 años”, dijo en la semana uno de los dirigentes más cercanos a Julio “Pity” Federico, el cabeza de lista que propuso este año el armado del Frente de Todos. Pity Federico fue el primer precandidato que obtuvo la mayor cantidad de votos en comparación con los logrados por los nombres de las restantes fuerzas. 

“Esos son votos de Pity, y de nadie más. Si hubiera ido otro, sacábamos mucho menos”, fue el punto de vista de un peronista con poca afinidad al diputado provincial Pablo Garate, quien durante los festejos post PASO se tomó el atrevimiento de cargar, de manera enérgica y delante de toda su tropa, cierta ironía sobre algunos de los periodistas que cubrieron el búnker del Frente de Todos. 

Si bien hubo una sola lista del peronismo en Tres Arroyos, eso no significó que se haya logrado la famosa “unidad”. De hecho, lo dicho quedó demostrado el pasado domingo, en los festejos en la sede del Frente de Todos, lugar al que faltaron referentes de casi todos los sindicatos como así también de algunas corrientes peronistas. 

Los fríos números indican que en las PASO de este año, el peronismo local bajó su rendimiento electoral en comparación con las Primarias de 2017, año que el que las fuerzas Un País y Unidad Ciudadana (sumando lo conseguido por cada una las listas con sus respectivos candidatos) sacaron casi el 40 por ciento de los sufragios, mientras que el pasado domingo, con un único armado, llegó al 28 por ciento, lo que muchos consideran como “un techo” de votantes. 

La “ola amarilla” 
A tono con lo dado a nivel nacional y provincial, la alianza Juntos obtuvo un contundente triunfo en Tres Arroyos, quedando en la primera colocación si se suman los votos de las tres listas que compitieron en las PASO (Unión Cívica Radical, PRO y Coalición Cívica). 

El radicalismo, con Carlos Avila -exfuncionario del vecinalismo- como primer precandidato de Dar el Paso, se impuso con claridad en las urnas. Consiguió 7065 votos, mientras que Agustín “Yaya” Rossi, del PRO cosechó 3036 y María Cecilia del Aguila, de la Coalición Cívica, logró 1663 sufragios. 

Luego del saldo electoral del pasado domingo, las tres fuerzas coincidieron en que trabajarán en conjunto de cara a las elecciones de noviembre. Con el envión ganador, y con la famosa “ola amarilla” que se dio en todo el país, las expectativas en la mencionada alianza son las mejores. Esperan, incluso, aumentar el caudal de votos que a nivel local se obtuvo en las Primarias, lo cual implicaría que el espacio pueda coronar el año electoral con el ingreso de cuatro concejales al cuerpo deliberativo. 

La jugada de Gonzalo Cabrera, presidente del Comité Enrique Betolaza, relacionada con la convocatoria al extrapartidario Carlos Avila dio mejores resultados que lo esperado, más allá que en el comienzo de la campaña hubo quienes tenían más dudas que certezas acerca de la candidatura del claromequense. 

Sin embargo, esa incertidumbre quedó enterrada a partir del contundente resultado que la UCR logró en las urnas, un aspecto muy valorado desde el PRO y la Coalición Cívica y sobre lo cual se apoyarán para que en las elecciones de noviembre se repita o mejore el desempeño electoral.