Reina Madre en acción. Con un poderoso setlist, la agrupación se llevó la ovación del público (Goyo

Sociales

Casi dos horas de show en el Teatro Municipal

Reina Madre trajo la magia de Queen al Teatro Municipal

28|09|21 09:05 hs.

Por Emanuel Fredes

Apenas algunos minutos pasaban de las 20 horas cuando un teatro casi lleno (dentro de las capacidades permitidas), comenzó a vibrar al ritmo de la música, en un viaje a los años 70’ y 80’ que nos sacó a todos muchas sonrisas y nos hizo olvidar, por casi dos horas, de todo lo que sucedía en el exterior. Este viaje fue posible gracias a Reina Madre, banda tributo a Queen que, con una buena performance y muy buena energía, nos transportó a otra realidad. 

El show comenzó a pura potencia (como no podía ser de otra manera): “Radio Ga Ga”, “Tie Your Mother Down” y “I Want it All” fueron el terceto inicial que nos catapultó a la potencia de esos shows que la banda encabezada por Freddie Mercury esparció por Wembley en 1986. 

Con un setlist basado en los Greatest Hits de la banda, los clásicos se sucedieron uno tras otro. Así pasaron “Killer Queen”, “Crazy Little Thing Called Love” y “Somebody to Love”, en lo que fue un vaivén emocional que llegó a su clímax con “The Show Must Go On”. 

La performance de cada integrante de Reina Madre fue precisa, pero, sin dudas, se destaca la labor del cantante Andy Rex, quien tiene la difícil tarea de darle voz a las canciones y de tocar, además, el piano tal como lo hacía Freddie. 


Andy Rex es el encargado de darle vida a Freddie Mercury (Goyo Fernández)


Asimismo, entre canción y canción, Andy se da el gusto de dialogar con el público y llevar adelante de manera muy amena el recital –incluso escapándose del escenario para recorrer la tribuna del teatro-, que la gente disfrutó de principio a fin, dándose el gusto de cantar cada canción como si fuera propia. 

Uno de los momentos álgidos de la noche llegó con dos de los clásicos más importantes en la historia de Queen: “Love Of my Life” –interpretado a dúo- y “Bohemian Rhapsody”. 

En el medio del show hubo un parate para que los músicos desplieguen un instrumental de Brian May y luego volvieron todos al ruedo para “A Kind of Magic”, con el que la gente no pudo evitar mover los pies. 

Luego de este regreso hubo espacio para un recuerdo: el paso de Queen por Argentina en 1981. En aquella oportunidad la banda inglesa recibió en el escenario a un jovencísimo Diego Maradona, quien se dio el gusto de presentar el tema que seguía: “Another One Bites the Dust”.

Para la recta final del show, y luego de que Andy jugara con el público tal como lo hacía Freddie con sus “Ay-Oh”, quedaron más clásicos: “Under Pressure” –junto a Solano Esti, invitado que ofició de David Bowie-, “We Will Rock You”, “Friends Will Be Friends”, “I Want to Break Free” y “We Are The Champions” le pusieron el broche a una noche para cantar y, sobre todo, recordar.