Interés General

Indican que muchos establecimientos podrían cerrar

Kiosqueros bonaerenses en alerta ante proyecto de ley de control de venta de cigarrillos

12|11|21 18:44 hs.

Kiosqueros bonaerenses advierten que muchos comercios podrían cerrar si se aprueba en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires una nueva ley que controla la exhibición y venta de cigarrillos y que contempla, entre otros puntos, la prohibición de su expendio a menos de cien metros de las escuelas. 


 Según un comunicado de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA), si la ley se aprueba se verían perjudicados los 26.000 comercios bonaerenses del rubro “al obligarlos a gastos de reformas, caída en ingresos y eventuales cierres”. 

 Adrián Palacios, titular de UKRA, subrayó que con el “cierre de persianas miles de familias dueñas de kioscos y sus empleados quedarán en la calle, en caso de convertirse en Ley la iniciativa que lleva el número de expediente D-2513/21-22”. Estimó en 80.000 los puestos de trabajo que podrían perderse.

El artículo que más perjudica al sector, afirmaron, es el que prohíbe la venta de productos de tabaco en kioscos ubicados a menos de 100 metros de las escuelas. “La mayoría de estos negocios funcionan las 24 horas del día mientras que solo son dos horas por día hábil que los alumnos compran allí”, destacaron. 

 En tanto, desde UKRA afirmaron que la prohibición de venta de tabaco a menores de 18 años –otro de los puntos incluidos en el proyecto- se cumple a rajatabla porque “se trata de respetar una ética comercial al cuidar la salud de niños y adolescentes, quienes no son adultos con capacidad de decidir sobre su salud”. 

 Mercado negro 
La Unión de Kiosqueros también alertó que “de convertirse en Ley este proyecto se fomentará el mercado negro y los canales no habilitados para la comercialización de cigarrillos, cigarros y otros productos o dispositivos que contengan tabaco o émulos de los mismos, mientras que el rubro legal verá complicarse su grave situación económica derivada de la pandemia, con una caída en las ventas que llegó al 80%”.

UKRA afirma que la actual Ley nacional de control de tabaco Nº 26.687 y la Ley bonaerense 13.894 son suficientes y que en el marco de la discusión del nuevo proyecto “la entidad y las cámaras del sector tabacalero no fueron invitadas a presentar su opinión y tampoco fueron consultadas sobre el tema”, a pesar de que “se presentó una nota a la presidencia de la Cámara de Diputados, a cargo de Federico Otermín”.

A esta preocupación de los kiosqueros se sumó la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), que también elevó una nota a la presidencia de la Cámara baja bonaerense en apoyo a UKRA y para mostrar su preocupación por la industria tabacalera. La entidad industrial bonaerense solicitó explícitamente la modificación de los artículos que se encuentran inmersos en la polémica y alertó que de prosperar el proyecto afectará directamente los puestos de trabajo de los diferentes eslabones de la cadena tabacalera, desde la producción de tabaco, su industrialización, hasta su distribución y venta minorista. (DIB) MM