Vanesa Beltrán junto a uno de sus grupos de bailarinas (Foto: Marianela Hut)

Sociales

Vanesa Beltrán encabeza la escuela “Cultura Caribe”

Con la mira puesta otra vez en Europa

21|11|21 18:43 hs.

Hace apenas dos años, una escuela de danza local se inscribía en un concurso sin saber qué le depararía el futuro. Apenas un par de meses después, las integrantes de este cuerpo de baile celebraban algo increíble: haberse clasificado a la final internacional del certamen que se celebraría en Roma. Pero la aparición del coronavirus cambió los planes y tumbó toda esperanza de viajar al Viejo Continente. 


Esta historia es protagonizada por “Cultura Caribe”, una escuela que funciona en las instalaciones del Gimnasio Stadium y que encabeza, desde hace 10, Vanesa Beltrán.

Una escuela que, a pesar de no haber podido viajar, desea repetir la historia y que en este 2021 decidió volver a participar del mismo certamen: el Dance World Cup Latin America. 

Y que además, comenzó el camino con el pie derecho ya que logró la clasificación a la final nacional luego de triunfar en la etapa regional. 

“Ya es el segundo año que participamos; participamos en el 2019, el año pasado se hizo en formato online y no participamos” reconoció Vanesa en el inicio de la charla.


En pleno ensayo. Continúan las preparaciones de cara a la final nacional (Foto: Marianela Hut)


Pero este año todo cambió. “A mitad de año se repitió en formato online y una alumna participó con una coreo solista, obteniendo re buenos resultados. Pero en agosto, la organización decidió volver a la presencialidad, lanzó el concurso y decidimos volver a participar… no tuvimos mucho tiempo para trabajar, tuvimos que armar todo de cero”. 

Este certamen reúne a una gran cantidad de participantes, por lo que se divide en varias sedes. “Dentro de la provincia hay únicamente dos regionales, uno en Bahía Blanca y el de Capital Federal” explicó Beltrán, agregando que “en Bahía Blanca eran cerca de 40 escuelas divididas en tres burbujas de 500 bailarines cada una”. 

Allí explicó que “a nosotros nos tocó en la tercer burbuja y había 43 coreografías... fue tremendo la cantidad de gente que se movilizó. Para muchos era no solo volver a la competencia sino volver a las presentaciones porque fueron dos años de estar en stand by totalmente”. 

En ese sentido, advirtió que “eso, sumado a los nervios de volver a presentarnos en público y competir generó un cúmulo de emociones… fue una súper linda experiencia”. 

 La competencia 
Desde Tres Arroyos la escuela participó en tres disciplinas. “Presentamos tres coreos, la primera en Comercial Dance que es el grupo de Urbano en la categoría Juveniles, pero como algunas ya tenían 18 años nos recategorizaron y nos pusieron en Adultos, así que competimos ahí. Después competimos en Ritmos Caribeños categoría Adultos y competí yo como solista también en Ritmos Caribeños categoría Adulta”. 

Sin dudas los resultados fueron más que positivos, más aun contando con poco tiempo de preparación. “Pasó muy rápido el tiempo desde la inscripción hasta la competencia y ahora sucederá lo mismo, nos dan muy poco tiempo para prepararnos para la final que va a ser el 11 y 12 de diciembre… a nosotros, a los tres grupos nos toca el 12, por suerte”. 


Con los diplomas en mano. Las participantes de Comercial Dance y Ritmos Caribeños clasificaron, junto a Vanesa, a la final


Además del poco tiempo, lo que afectó la preparación fue el largo parate. “No veníamos con el ritmo de las presentaciones que teníamos antes... la última vez que bailé yo fue en la Fiesta del Trigo del 2020 y después no lo hice más, pasó tiempo, no es lo mismo ir, tomar la clase, ensayar y demás... tenes que presentarte adelante de la gente y manejar esa adrenalina, es tremendo y encima te están evaluando”. 

 Consultada acerca del nivel en ambas ediciones del certamen, Beltrán explicó que “en el 2019 no pude ver nada porque estuve atrás constantemente o con las chicas o ensayando antes de salir y demás, pero todas las chicas que sí pudieron ver me dijeron que la diferencia de nivel con respecto al 2019 era tremenda, muchísimo más nivel en esta competencia y eso es una vara más alta con la que medirte”.

 Lo que viene 
En este poco tiempo, las participantes deberán, además de pulir detalles, reacomodarse ya que no todas viajarán a la final. “Por cuestiones escolares y estudiantiles no van a ir todas. Se bajaron 4 del grupo de Comercial Dance, quedan 8, así que hay que volver a acomodar las cosas pero vamos a poner todo lo que podamos para reorganizarnos” se sinceró la profesora. 

 Más allá de este inconveniente, Vanesa se ve confiada. “La verdad que pese a todo llegamos bien y nos pudimos organizar así que ahora vamos a pulir lo que sea necesario. Lo que estamos es buscando algunas presentaciones para hacer antes de Tigre porque si no vamos a ir a la final habiéndola bailado una sola vez a la coreografía. Estamos viendo si por ahí surge algún evento o la oportunidad de hacerla al aire libre como para también someternos a esa experiencia de la presión porque bailar adelante de nosotras ya lo manejamos”. 

La final nacional de este certamen se desarrollará en el Teatro Niní Marshall de Tigre, escenario que ya conocen. “No sé cuánta capacidad tiene pero es súper imponente y hay que pararse ahí… re linda experiencia”. 



Recordando aquella primera participación del 2019, Vanesa Beltrán contó: “Habíamos presentado tres coreos casi en las mismas categorías porque lo que ahora es Comercial Dance antes era Dancehall, y la verdad que fue re impensado... clasificamos a las finales internacionales en Roma que por la pandemia y demás se suspendieron”. 

 Esta oportunidad, tiene aires de revancha. “Ahora por ahí tenemos la posibilidad de la revancha, aunque esta etapa es clasificatoria para España. Igual el solo hecho de haber llegado a una clasificación internacional nos enorgullece, nos quedamos con esa gratificación”. 

 “No sabemos con qué nos vamos a encontrar” aseguró la bailarina, aunque destacó que, más allá de la competencia, participar de un evento semejante sirve como experiencia para el futuro: “Más allá de la competencia es un tremendo espectáculo con bailarines de todo el país… a nivel coreográfico nos abre la cabeza a otras cosas”. 

 En el final, Vanesa aprovechó para agradecer “a las chicas por el apoyo de siempre, la confianza y por brindarse a lo que yo disponga y a las familias obviamente que siempre tienen buena predisposición y por el aguante y por siempre acompañarnos y bancarnos en lo que decidimos encarar cada año, es muy valioso”.  


              ---------------------------

    Trayectoria

Vanesa Beltrán cuenta con una amplia trayectoria dentro del mundo de la danza. 

 “Arranqué a los 6 años bailando folclore, después dejé y a eso de los 15 empecé a bailar salsa, me fui metiendo en la salsa, en el reggaetón y después hice el profesorado de ritmos caribeños en el conservatorio. Luego viajé a Bahía Blanca a hacer otros profesorados, hice el profesorado de Saoco Estudio y después hice el profesorado de Dancehall y Reggaetón. Más adelante se trajo acá a Tres Arroyos el Instructorado de Intérprete en estilo femenino y lo hice” indicó. 

Además de estos estudios, “ya hace unos años que me estoy especializando en mambo, que se baila sobre música salsa pero es otro estilo coreográfico… he viajado a Buenos Aires a tomar clases y ahora también la pandemia facilitó un poco las cosas así que me tomé todas las clases que podía”. 

 Mientras estudiaba y se perfeccionaba, comenzó con sus clases. “Arranqué hace 10 años en Stadium; los primeros años me dedicaba únicamente a dar clases y no tenía los grupos coreográficos… a los 2 o 3 años empezamos con los grupos y a hacer muestras de fin de año, pero no competíamos. Habíamos competido una vez en 2017 en otro torneo que también se había hecho en Bahía Blanca pero decidimos dejarlo ahí, después ya en 2019 las chicas se entusiasmaron, ese año competimos en dos torneos y llegamos a las finales pero optamos por ir solo a uno”. 

 Para Venesa, la competencia “es linda, es un ambiente súper sano y de compañerismo y de aliento hacia los otros grupos y lo que tiene de interesante es que siempre te empuja a ir por un poquito más y medirte con otras ciudades y otras escuelas que también tienen muy buen nivel… en ese aspecto hay que reconocer que también acá en Tres Arroyos hay muy buen nivel en danza”.