Andrea Paola Tolosa Valle y Hugo Fernández descubrieron una placa

La Ciudad

Así lo indicó Andrea Paola Tolosa Valle

Acto por los 50 años del Monumento al Inmigrante: “un factor de grandeza para el país”

04|12|21 21:09 hs.

La Comisión de Colectividades Extranjeras realizó esta mañana el acto para celebrar el 50º aniversario del Monumento al Inmigrante. 


 El encuentro se llevó a cabo en el hall del Palacio Municipal, si bien posteriormente se colocaron dos ofrendas florales al pie del Monumento y fue descubierta una placa. La elección de un lugar cerrado se debió a las inestables condiciones del clima. 



Participaron el cónsul de Dinamarca, Eduardo Dam; la vicecónsul de España y presidenta de la Comisión de Colectividades Extranjeras, Andrea Paola Tolosa Valle; la agente consular de Italia, Carolina Cenci; el jefe de Gabinete, Hugo Fernández; el secretario de Desarrollo Económico, Ciencia y Tecnología, Matías Fhurer; el director de Turismo, Alejandro Trybuchowicz; la directora de Cultura, Noemí Rivas; el presidente del Concejo Deliberante, Wener Nickel; miembros de entidades intermedias y otros vecinos. 


En primer término, se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino, tras lo cual se escucharon fragmentos de himnos de países que tienen representación en las colectividades. 


Matías Fhurer, Noemí Rivas, Hugo Fernández, Andrea Paola Tolosa Valle, Alejandro Trybuchowicz y Werner Nickel


Andrea Paola Tolosa Valle pronunció unas palabras. Señaló que “durante la década del ‘60 un grupo de vecinos de nuestra ciudad se reunieron en la Biblioteca Sarmiento con los presidentes de las sociedades de Siria, Israel, Líbano, España, Italia, Dinamarca, Holanda y Francia para ofrecer el proyecto de erigir un monumento en honor a todos los inmigrantes, quienes, para buscar otros horizontes para sus vidas, trazaron el camino del cual se iría constituyendo una sociedad rica en cultura y trabajo”. 


En reconocimiento a los integrantes de la Comisión Pro Monumento al Inmigrante, se entregaron presentes a Eugenio Simonetti, hijo de su presidente; a Ana María y José Angel Keergaard, hijos del entonces intendente Anker Keergaard


La propuesta recibió un inmediato aval. “El 30 de octubre de 1964 quedaría conformada la Comisión Pro monumento al inmigrante bajo la presidencia del gran impulsor de esta iniciativa Eugenio Simonetti y como presidente honorario el entonces intendente municipal Anker Keergaard”.


Andrea Paola Tolosa Valle, Carolina Cenci y Eduardo Dam


En su análisis de las distintas etapas, recordó que “la realización de esta obra fue otorgada al gran escultor argentino José Fioravanti, quien viajó a nuestra localidad en varias oportunidades”. 



El proyecto establecía, entre muchos otros aspectos, que tendría más de siete metros de alto y poco más de seis metros de ancho. “No era de fácil concreción”, observó Tolosa Valle. Hubo postergaciones, respecto a los plazos que se habían establecido, “demandó siete años, hasta que el 27 de noviembre de 1971 la Comisión Pro Monumento hizo entrega de la obra al pueblo de Tres Arroyos”. 

Destacó que fue “una comisión visionaria, que creyó con la misma convicción que hoy tenemos, que la patria del inmigrante se ha extendido y derramado en todas las actividades de nuestro país”. Por este motivo, dijo que constituye “un factor de grandeza para las comunidades de Argentina y en nuestro terruño de Tres Arroyos”. 



Entre otras consideraciones, reflexionó: “Alguien dijo alguna vez, ‘no se va de esta tierra quien deja en ella profundas huellas’”. Con énfasis, expresó el agradecimiento a todos los pioneros que formaron parte de la comisión y a cada vecino que manifiesta el “amor por sus raíces”. 

 Una historia 
Por su parte, Alejandro Trybuchowicz dijo que “todos conocen mis orígenes, como hijo de polacos e italianos, siento mucho orgullo por la sangre que llevo. También tengo un respeto muy profundo al escuchar cada himno. Todos deben tener presente el recuerdo de su familia, su tierra, sus orígenes”. 


El acto se realizó en el hall del Palacio Municipal. La parte final tuvo lugar en el Monumento




Indicó que “en la sangre de cada uno hay una historia de vida de su padre, de su abuelo, su bisabuelo. En qué circunstancias vinieron a la Argentina, una tierra en la que estaba todo por hacer. Muchos lo hicieron por hambre, otros en busca de nuevas oportunidades, otros por la guerra que desgraciadamente no les dio otra oportunidad que irse, eligieron Argentina u otro país”. 



Habló de los efectos de la guerra en la vida de su padre y se refirió a las obras en las que intervino en Tres Arroyos, en forma previa a elegir como lugar para su vida a Claromecó. 

“Estoy muy emocionado, me surgen imágenes de mucha gente que he conocido. Trabajé en las colectividades de Claromecó, las he presidido, sé lo que significa en cada uno de ustedes escuchar el himno de sus orígenes”, afirmó. 




Trybuchowicz manifestó que “uno no puede olvidar el perfume de la piel de su madre, su padre, esas palabras duras que pronunciaban cuando aprendían castellano”. Finalmente, señaló: “Estoy agradecido de estar acá, participando de este acto”. 

 Reconocimiento 
Como homenaje a la Comisión Pro Monumento al Inmigrante, se entregó un presente a Eugenio Simonetti, hijo de quien fuera el impulsor y presidente. 




Posteriormente, también se otorgó una distinción a a Ana María y José Angel Keergaard, hijos del entonces intendente Anker Keergaard, designado presidente honorario.



Fueron nombrados todos los miembros de la citada Comisión, en medio de un sostenido aplauso. 



Luego los abanderados y escoltas de cada colectividad, junto a las autoridades y el público, se dirigieron hacia el Monumento al Inmigrante, donde se colocaron dos ofrendas florales y tuvo lugar el descubrimiento de una placa.                



Add space 300x250x2