Opinión

Escribe Leonardo Hugo Aizpurúa

La esquiladora de los Iturburu

09|12|21 12:22 hs.

Señora directora: 


Mi padre Leonardo Juan fue el que tomó la decisión de ocupar una esquiladora grande de 10 peines y esa era la de los Iturburu. Cuando llegaban al campo era un acontecimiento. 

Llegaba el camión con la esquiladora enganchada y otro carro, empezaban a bajar diez esquiladores, dos agarradores de las ovejas, el cocinero y el dueño de la esquiladora, 14 personas en total. 

Trabajaban los hermanos de Juan Carlos y los primos hermanos de éste los Amaya, bajaban un tonel de madera de 200 litros de vino, que administraba el cocinero, en las comidas le daba en un jarro a cada uno mitad de vino y mitad de agua. 

Al mediodía hacía puchero en esas ollas grandes del ejército, cada esquilador venía con un plato grande hondo y el cocinero con un cucharón grande les daba a cada uno un pedazo de carne, unas papas y fideos. 

Hacían chistes continuamente, uno de los Amaya estaba por almorzar, me mira y me dice: “Lo que pasa es que no hay UNIÓN entre los argentinos”, me cierra el ojo y me hace seña que mire los pies del cocinero. Al paisano se le habían roto las alpargatas, se le salía el dedo gordo de los dos pies y tenía razón, no se había cortado las uñas de los pies y se le veían dos tremendas uñas.

Tuve la suerte y la satisfacción de conocer a estos paisanos que pasaron por la chacra de mi padre, cuando terminaba la esquila algunos de ellos me pedían trabajo y los ponía como tractoristas, uno de ellos Oscar Amaya trabajó varios años con nosotros, después se fue a trabajar a la Estancia de los Vassolo en Cascallares, cuando lo veo en el centro recordamos aquellos tiempos del año 1960.

En aquella época mi padre manejaba el trabajo del campo. No existían los fertilizantes y había que dejar de potrero con hacienda los lotes que venían de trigo para que descansara; lo que se llamaba las chacras mixtas: agricultura y ganadería de ese modelo hoy no queda nada. 

En la actualidad las vacas están en los campos ganaderos. En la agricultura permanente de hoy yo digo que es como tener un auto de carrera para correr el domingo, todo muy lindo y divertido hacemos un asado con los muchachos de la peña y vemos si podemos clasificar entre los diez primeros. Pero qué cara es la agricultura hoy!!!! 

Leonardo Hugo Aizpurúa



Add space 300x250x2