Opinión

Por Juan Francisco Risso

Potrero

19|12|21 21:52 hs.

Debate por el presupuesto. La exposición de Ritondo me llevó, en alas de la memoria, al parque Dardo Rocha, hoy Colegio Nacional. Antes, potrero. Y las discusiones de potrero eran así, como las de Ritondo.


 Tuve la suerte de verlo, para enterarme un poco más de cómo se tratan y evalúan las cuestiones de Estado. Dijo, con voz más que estentórea, que hasta ese momento su bloque estaba dispuesto a votar favorablemente. Pero -agregó- tras haber escuchado el discurso de Máximo Kirchner… pues votarían en contra. Furioso. 

Para mí está la “cuestión de fondo” (el analisis del presupuesto, que votarían a favor o en contra) y la “cuestión de forma” (lo que pudo haber dicho Kirchner u otro participante). Y me parece que… primero lo primero. Y luego repudiamos los dichos del parlamentario rival. Pero Ritondo estaba en “modo potrero” y armó esa –llamémosle- “argumentación” y cambio de rumbo. Y como en el potrero alguien es dueño de la pelota… listo. 

O bien que se buscara algo parecido a un argumento para no votar favorablemente, y como Ritondo no es Churchill, su exposición y sus razones salieron así. Digo: tienen derecho a votar desfavorablemente, pero lo que vi me avergonzó. 

Creo que Milei no concurrió porque él se hallaba solo frente a dos grandes bloques, y juzgó inútil su presencia. Bueno… y siempre será así, siempre lo supo. Y cobrará sus emolumentos vaya o no vaya. 

Señor Jefe de Redacción: colóquese el casco, agazápese tras el escritorio y espere los comentarios. Ahí vienen. 


Add space 300x250x2