El capataz Horacio Jaureguibehere, Hugo Fernández y su nieto Nicanor Gualtieri

La Ciudad

Industria local

Metfer invierte para seguir avanzando

22|12|21 09:34 hs.

Es martes en la mañana, en el inicio del verano. Personal de seguridad atiende amablemente a La Voz del Pueblo en el ingreso al Parque Industrial. A la derecha de la entrada principal se encuentra el predio de Metfer, empresa pionera que confió en la importancia de radicarse en el lugar hace cuatro décadas, cuando nada había. Solo terrenos y proyectos.


La visita a Metfer tiene lugar por un grato motivo: la inversión en una máquina que le permitirá reducir plazos de producción, disminuir costos de fletes, mejorar la logística y tener mayor autonomía. 

Hugo Fernández recibe a este diario y en la fábrica, muestra la incorporación que llegó el viernes último. Explica que “es una máquina de control numérico, hace figuras que las podes predeterminar y luego cortes de chapas de hasta una pulgada con alta precisión. Nos ahorra mucho tiempo y dinero por supuesto. La compra nos salió bien, los vendedores son muy honestos”.

Con satisfacción, agrega que “es muy precisa, con esto vamos a ver si producimos un poco más”. Hasta ahora, para cumplir con este proceso de la fabricación, dependían “de una muy buena empresa de Rosario, hace 20 años somos clientes de ellos -puntualiza-. Nos aconsejaron comprar y facilitaron la información del fabricante”.


La máquina fue recibida el último viernes


Enumera los beneficios de la adquisición y sobre las características de la operación, valora que “nos conectamos, mantuvimos un diálogo y pudimos avanzar”. 

Los componentes de carácter tecnológico son fabricados en otros países. En este sentido, observa que “el 50 por ciento de la máquina es importada y el otro 50 por ciento hecho en Argentina, pero tiene una construcción buenísima”.

Nuevas generaciones 
Hugo Fernández tiene 84 años. Incluso con la pandemia aún como una amenaza, decidió invertir para seguir creciendo. La continuidad está asegurada porque en la firma se desempeña su hija María Laura y en la fábrica se sumó en forma más reciente su nieto Nicanor Gualtieri. 

Sonriendo, señala que “se recibió en la carrera de Diseño Industrial. Estudió en la UADE, está en la empresa y es dinámico. Voy a ver si lo encamino bien. Siempre fue muy aliado conmigo”. 

También se acerca en el transcurso de la entrevista el capataz Horacio Jaureguibehere. En una recorrida por las instalaciones, el propietario de Metfer dice que “ahora también estamos fabricando estufas, se va a cumplir un año desde que incorporamos este rubro. Tratamos de ir mejorando, ampliando y que la gente esté conforme”.

Al hablar de las aproximadamente cuatro décadas en el Parque Industrial, hace una pausa y vuelve a sonreír: “Envejecí acá, me han salido canas. Esto es grande, se fue haciendo por etapas, y si bien hubo algunos momentos críticos, siempre hemos podido salir adelante”.

Se muestra agradecido por “la confianza de quienes nos han comprado o han hecho algún negocio con nosotros”.

En el cierre de la entrevista, hace referencia de manera especial al equipo de trabajo. “Estoy muy orgulloso de los empleados. Hay cuatro que tienen más de 20 años, mandan más que yo -dice con humor-. Es una alegría poder contar con ellos y con un gran capataz”.  



Add space 300x250x2