Con orgullo, Marcela De Francesco juega para el club de su barrio y del cual es hincha: Colegiales

Deportes

Destacó la futbolista

Marcela De Francesco: “El auge es muy fuerte”

02|01|22 19:53 hs.

Si pensamos en una voz autorizada para expresar el valor de una competencia organizada por un ente oficial, los beneficios y cambios que tal emprendimiento generan, la figura de Marcela De Francesco aparece como una potable e ideal referencia.


Con un importante paso por el fútbol 11 de la Liga de Sur, jugando para Avellaneda, distintos clubes en otras ciudades que arman una amplia trayectoria y rica experiencia, la defensora reconoció que “no es fácil hacer una liga de mujeres, un torneo de fútbol femenino. Pero hoy nos encontramos con esta grata realidad; miro para atrás y recuerdo que hace unos pocos años no éramos tantas, en su momento dije por otro medio que veía al fútbol femenino en pleno crecimiento, y hoy la realidad y éste presente me están dando la razón”, afirmó.

Con más recorrido que muchas de sus compañeras o colegas, Marcela destaca que “la renovación o auge es muy fuerte. Por suerte la Liga Regional se decidió y emprendió este proyecto, que arrancó con 9 clubes, una cifra increíble por donde se la mire; además, hay equipos de la zona que no se presentaron porque les faltó tiempo de organización y otros de acá que están en el armado de sus planteles”, destacó.

Si el fútbol femenino de Tres Arroyos quería crecer y marcar un despegue definitivo, así lo fue en una competencia oficial ideal. “Seguro, ni hablar de eso. Fue un año buenísimo; empezamos jugando en época de pandemia, se cortó y volvimos. Lo que hizo la Liga fue buenísimo, para seguir trabajando, porque se arrancó con los mejores resultados; la gente que se movilizó y fue a la cancha ratifican el crecimiento. La explosión fue notable, a nosotras nos reconocen como jugadoras de nuestro club y eso es emocionalmente muy valioso”, confesó.

Este crecimiento trajo consigo en los planteles un compromiso mayor e inevitable. “En Colegiales el compromiso fue al 100 por ciento; los profes y las chicas siempre se predispusieron para entrenar, y sabemos que a las mujeres se nos hace más difícil porque nos tenemos que repartir entre ser madres, el trabajo, la casa; así y todo, la entrega fue maravillosa, sabiendo que esto es por amor, pasión y siempre muy amateur, a pulmón”, ratificó.

Para este año que se inicia, “ya nos propusimos seguir mejorando. En 2021 no teníamos equipos y terminamos conformando un gran plantel, jugamos el Federal, conseguimos nuestra propia indumentaria, fuimos competitivas”.

En la despedida, De Francesco, uno de los espejos donde muchas jóvenes tranquilamente podrían verse reflejadas si añorar crecer y mejorar, agradeció “al club Colegiales que apoya al fútbol femenino con fuerza, a la Liga por la organización y a mis compañeras por todo lo compartido en este tiempo”. 



Add space 300x250x2