Opinión

Por Jorgelina Ouwerkerk

En su memoria

09|01|22 12:41 hs.

Aún puedo tomarme un mate con vos. 


 No querías que te visiten en la clínica. Te gustaba recibirlos cuando estabas bien. 

Alguno no lo entendió. 

No querías pompas luego de fallecida. "En vida hermano, en vida" decías. 

No querías velatorio, nosotros tampoco. 

Decías que si igualmente te velaban, fuera "a cajón cerrado", para que no te estén mirando. Y entre risas, decías que si era a cajón abierto, que te pongan la lengua fuera de la boca ¿para que la gente deje de mirar de afuera? El humor aún para los momentos más duros. 

Querías que te llevemos bajo el roble de Pago Chico. La Bambi, tu fiel compañera, te ganó. Un día, cuando tuviste que decidir por ella, nos dijiste "si ella tuviera que decidir por mí, ¿Qué decidiría?" 

Con ella irás a encontrarte, para ver el amanecer desde la tierra que tus padres y todos nosotros amamos. 

Querías que no digan "qué buena fui" y es que todos tenemos nuestras oscuridades.

 Seguramente hay requerimientos que yo no sé. No tengo por qué saberlo todo. 

Descansa en Paz Hermy, con tu querido Padre Celestial. 

Intentaremos honrar esto que si conocemos. Te espero para el mate de las 18,30hs. 

 -En memoria de Herminia Isabel Ouwerkerk, una mujer increíblemente agradecida a Dios siempre, aún con todos sus dolores.  


Add space 300x250x2