La Región

Unidad cisterna con 15.000 litros de capacidad

Una inversión valiosa para los bomberos de San Francisco de Bellocq

11|01|22 09:07 hs.


Los bomberos voluntarios de San Francisco de Bellocq recibieron el viernes una unidad cisterna importada de Polonia, que tiene la capacidad de trasladar 15.000 litros de agua. “La idea es que esté operativa lo antes posible”, dijo Francisco Brosio, jefe del cuerpo activo, a La Voz del Pueblo. 

Al describir las características del vehículo, dijo que “es marca Scania 2006, 380 CV”. Destacó la importancia de la incorporación y explicó que “en realidad, una de las falencias que notábamos en los servicios es que podía suceder que tenías un incendio controlado y se te termina el agua de dos camiones al mismo tiempo; mientras vas a cargar se reaviva el fuego”. 

Francisco Brosio observó que “si bien en algún momento el agua de cisterna se termina, en una autobomba común tenés 3000 o 4000 litros. Es el equivalente prácticamente a cuatro tanques de la autobomba”. 

El recibimiento de las nuevas unidades debió modificarse por la pandemia de Covid-19. “Estábamos acostumbrados a hacer una chocolatada o servir un refrigerio. Actualmente no se puede. Lo que preparamos fue una bienvenida en la entrada del pueblo y luego una caravana, cada familia en su auto”, indicó. 

Le otorgó relevancia a la tarea de la Asociación de Bomberos Voluntarios de San Francisco de Bellocq, presidida por Pablo Asserquet. Puntualizó que “para la compra del camión se utilizó un subsidio que se le da a todos los cuarteles de bomberos y fondos propios. La gente colabora mucho. Hace poco terminamos de cambiar el techo de una parte del cuartel, se juntó más de un millón de pesos en el campo”. 

Puso de manifiesto que “es para toda la comunidad, por eso los vecinos colaboran tanto” y reivindicó la labor voluntaria de los bomberos. "A veces, vemos opiniones de que debería ser una actividad paga. No queremos, lo hacemos por vocación. Cuando hay plata de por medio todo cambia, sabemos que siempre es así”, reflexionó. 

La comisión directiva está integrada por vecinos de la localidad, junto a “dos o tres personas que ahora viven en Tres Arroyos y siempre ayudan”. 





Desde los inicios 
Es jefe del cuerpo activo “desde que fundamos la institución en 2009. El primer acta es del 30 de noviembre del mencionado año”. Con anterioridad, la localidad dependía del servicio de bomberos de Orense, mientras que “del cruce de las rutas 72 y 73 hacia el otro lado correspondía a Claromecó”. 

Comentó que “bomberos que llegaran de cualquiera de los dos lugares necesitaban mínimo veinte minutos. Es un montón, sobre todo en accidentes, ese tiempo con alguna persona lesionada es muchísmo”. 

Por este motivo, haber creado la entidad fue un paso fundamental. Actualmente cuenta con “19 bomberos y 4 cadetes, que son chicos de 12 a 18 años que no pueden salir a dar un servicio pero hacen tareas adentro del cuartel”. 

Predisposición 
Es una comunidad en la que todos se conocen. “Somos 700 habitantes, la gran mayoría integramos más de una comisión”, dijo Francisco Brosio. 

Por el perfil del lugar, los bomberos realizan servicios “que en ciudades grandes no se pueden ofrecer. Les llenamos piletas a los vecinos y como no es una emergencia, se cobra algo módico para salvar el combustible”. Y agregó: “Hace algunos días estábamos complicados con el agua de red, ofrecimos a los vecinos cargar en el tanque 200 o 300 litros para que puedan lavar las cosas, darse una ducha. Cosas que exceden nuestra tarea pero teniendo las herramientas y la voluntad las hacemos igual”. 

Asimismo, mencionó intervenciones para colaborar con el personal de salud, para “ayudar a cargar en la camilla o ambulancia a una persona o hacer una reanimación cardiopulmonar”. 

Cuando son convocados “es porque hay un hecho que genera algún perjuicio, a un bien o una persona. Pero se tiene que cubrir y nosotros queremos estar ahí”. 

Durante la entrevista, mencionó “una frase que le escuché decir a un presidente del cuartel de Bomberos de Pringles, ‘la última reserva moral que le queda al país son los bomberos voluntarios’. Creo que tiene razón”. 

Una muestra clara es lo ocurrido el último domingo, cuando efectivos estuvieron varias horas en distintas intervenciones, por un vuelco en la ruta 73 y un incendio junto a un camino vecinal. “Un día de playa y a lo mejor, es el único que tenés libre en toda la semana”, sostuvo. 

Calor y sequía 
Si bien los pronósticos lo indicaban, Francisco Brosio dijo que “no pensé que iba a ser tan severa la sequía”. Un registro personal de lluvias a partir de 2007 refleja que “desde entonces 2021 fue el año más seco. No sé antes. No recuerdo tantos días con calor, con temperaturas superiores a 40 grados e incluso una estimación de 44 grados para el jueves”. 

Observó que “el suelo está con muy poca humedad, estos días van a ser cruciales. Hemos tenido un montón de salidas que en jornadas normales de 30 grados no pasan, los cables de alta tensión van sobrecargados, hay una chispa y se genera un incendio”. 

Ayer por la tarde, ocurrió un hecho de tales características en un sector de la red troncal, “a 200 metros del cruce de las rutas 73 y 72, para el lado de Claromecó. Concurrimos nosotros y también bomberos de Claromecó”. Finalmente, expresó que “en la mayoría de las ocasiones los incendios se producen por la mano del hombre. Pero no solo directamente, a veces de manera indirecta. La gente deja tirada una botella de vidrio y en estos días de tanto calor hace un efecto lupa y se prende fuego”.     








Add space 300x250x2

Te interesaría leer