Francois Soulard

Claro, Reta y Orense

Un geólogo francés y su familia en Claromecó

“La información a veces tiene un poder más eficaz que las armas letales”

11|01|22 10:22 hs.


Francois Soulard, geólogo francés, visitó Claromeco y se alojó con su familia en el camping de Suteba. En un diálogo con La Voz del Pueblo, comentó que “llegué a Claromecó por error. Ibamos por la ruta 3 y nos desviamos casi al final del día para bajar hasta Reta u Oriente, limitados por el cansancio y el final del día”. Fue una equivocación, en definitiva, que resultó grata porque pudieron descubrir así la localidad. 

Relató que “empezamos a errar caminos y no teníamos otra que ir al primer pueblo más amplio y llegamos a Claromecó. Son estas muy gratas sorpresas de la vida”, valoró. 

Soulard reside en La Plata desde hace diez años. Indicó que participa con su trabajo en “la plataforma Dunia, un foro social mundial. Brinda de forma muy concreta herramientas de comunicación, desde correos electrónicos, videoconferencias, gestión de flujos de trabajo, sitios web, usando lo que llamamos software libre y no herramientas corporativas”. 

El geólogo explicó que “luego de cinco años de trabajo me conecté con movimientos internacionalistas, entre los años 2000 y 2003. Decidimos viajar a África, Asia, América Latina con la idea de descubrir culturas, modos de vivir, modos de luchar, es difícil en Europa salir del closet, percibir como la gente vive. Hay como un eurocentrismo, que no digo que esté mal; es un centro de gravedad que impide que uno pueda descubrir el mundo como es: bello y duro”. 

Contó que “en 2008 y 2009 empecé a armar una plataforma internacional de comunicación al servicio de movimientos sociales y redes que trabajan en el activísimo. Puede ser muy diverso, ambiental, conceptual, filosófica, política, de feminismo, juventud, un montón de actores”. 

Un tema en el que concentró su atención “hace un par de años” son “las guerras comunicacionales. Como la información hoy con el crecimiento exponencial de las redes se colocó en el corazón de una nueva conflictividad, difícil de conceptualizar porque cambiaron muchas cosas, es invisible, es fluido el material. Sin embargo, el poder que a veces tiene la información es más eficaz que las armas letales”. 

En relación con Argentina y América Latina, consideró que “es un laboratorio fantástico de confrontaciones comunicacionales por el mismo hecho de que su paisaje comunicacional es muy asimétrico, polarizado con grandes grupos de comunicación. Los estudios sociales muestran que hay una frustración de la base social y la población en general en disponer de un periodismo más responsable, abierto, neutro y no tan orientado a formatear mentes y espíritus, a través de una orientación ética particular”. 

Explotaciones petroleras 
Habló de la situación que aprecia luego del período más duro de la pandemia y puntualmente a la iniciativa vinculada a las explotaciones petroleras en la costa. 

Dijo que “el rumbo económico nacional y continental es preocupante, de alguna manera justifica la necesidad de este tipo de proyectos, no cualquier tipo de proyecto. Hay una necesidad muy fuerte de desarrollo económico actualmente y me parece muy entendible que en todos los países de la región haya una búsqueda de los gobiernos para multiplicar proyectos de extractivismo”. 

Opinó que se plantean “nuevos problemas que son claramente un entramado jurídico de gobernabilidad muy débil, en términos de capacidad de regulación de este tipo de matriz productiva que muchas veces termina excluyendo a parte de la población”. Y mencionó como ejemplo “lo que sucedió con la mina de la alumbrera en Catamarca que genero una discusión de los pueblos vecinos y que aún no está resuelto”. 

En la continuidad de sus apreciaciones, manifestó que “sería un error quedarse solamente en la polarización, en la demonización mutua de decir ‘los ambientalistas son fundamentalistas que no entienden nada , no quieren saber nada del desarrollo’ lo cual es un mito, es falso. Y tampoco es que el Gobierno, las corporaciones, vienen por todo y quieren saquear”. Sostuvo que “si bien hay experiencias que demuestran que fue así, a nivel inernacional se observa que las mismas empresas han reformado su modo de desarrollar las actividades”. 

Finalmente, señaló que “la demanda social es muy fuerte, se nota que la gente no separa en su cabeza el tema de la generación de riqueza del patrimonio ambiental, del cuidado de la calidad de vida. No podemos mentir en ese sentido y las dirigencias políticas se tienen que aggiornar”.














Te interesaría leer