(Imagen Alusiva)

Opinión

Karina Scigalszky

Tránsito: una actitud prepotente

28|02|22 23:08 hs.

Lo que voy a contar sucedió el martes 22 de febrero aproximadamente a las 19.30 horas.

Todo comenzó cuando fui a tomar un café con una amiga en el centro de Tres Arroyos. Al volver al auto vi que había tres agentes de tránsito; al verme me preguntaron a los gritos si el auto era mío, respondí que sí. También estaba una señora con tres niñas, que no podía salir con su auto, porque tenía delante uno y el mío atrás, ninguna mantuvimos los 50 centímetros de distancia reglamentarios.

Yo tuve 30 centímetros, al costado del cordón amarillo. La actitud prepotente, con abuso de autoridad, gritando, fue innecesaria. Al llegar las tres policías de la Comisaría de la Mujer cuando vieron que había tanto alboroto, los agentes tomaron una actitud normal y dejaron de gritarme.

Cualquiera hace una infracción. Lo mío fue leve. Muy bueno sería que controlen a los motociclistas sin casco, los menores, los alcoholizados manejando en picadas nocturnas.



Add space 300x250x2