La votación, reflejada en el tablero del Senado

Nacional

56 a favor, 13 en contra y tres abstenciones

Senado: Sin Cristina y con La Cámpora en contra, aprobaron en acuerdo con el FMI

18|03|22 09:57 hs.

Tras un debate de casi 10 horas, el Senado aprobó ayer el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para refinanciar la deuda con el FMI que se tomó en 2018, sin la presencia de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, presidenta del cuerpo y opuesta al proyecto que remitió el Ejecutivo de Alberto Fernández, al que pertenece. 


La votación fue de 56 sufragios a favor del proyecto, 13 en contra y tres abstenciones. Todos los votos negativos fueron de senadores y senadoras alineados con la Vicepresidenta, la mayoría miembros de La Cámpora. Las tres abstenciones fueron de dos legisladores del oficialismo y una de la oposición, Lucía Crexell, de Juntos por el Cambio.

De esta manera quedó aprobado en el parlamento argentino el programa de facilidades extendidas para pagar el crédito stand by que tomó el gobierno de Mauricio Macri, por 57 mil millones de dólares, de los que solo llegaron a ejecutarse 45 mil millones, ya que el actual presidente, Alberto Fernández, rechazó desembolsos por 12 mil millones de dólares.

El quiebre en el bloque de senadores del Frente de Todos fue simétrico al que se dio en Diputados y marca las diferencias internas que hay en el oficialismo entre el Presidente Fernández, al que acompañaron gobernadores y algunos líderes sindicales (además de cámaras empresarias) y el sector kirchnerista, referenciado con la Vicepresidenta y el diputado Máximo Kirchner, líder de La Cámpora, quien incluso renunció a la presidencia del Bloque de Diputados del oficialismo para marcar su disidencia con la negociación que encabezó el ministro de Economía, Martín Guzmán. 

“El Congreso sancionó con fuerza de Ley el acuerdo del Gobierno Nacional con el FMI que le permitirá al país refinanciar la deuda récord de 2018, evitando desestabilizar la economía. El resultado y el proceso son un paso firme hacia adelante en el desarrollo de nuestra República”, escribió Guzmán en su cuenta de Twitter. 

Durante el debate no hubo expositores de La Cámpora que tomaran la palabra, pero sí algunos de los oficialistas que votaron el contra. La senadora kirchnerista Nora del Valle Giménez (Salta) dijo que no votaba “en contra del gobierno, del presidente ni de la vice. Voto en contra de la deuda ilegítima que dejó Macri y del FMI. Las deudas se honran, pero las estafas se denuncian”, dijo. 

Algo similar fue el caso de la neuquina Silvia Sapg quien aseguraba que “esta es una deuda odiosa, donde están en connivencia quien otorga el crédito y quien lo pide. Fue el plan perfecto”, señaló. 

Pero quien fue la primera en anunciar, sin rodeos ni metáforas, que votaría en contra fue la senadora Nora del Valle Giménez, quien justo en el momento en que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner retomaba su lugar como presidenta de la Cámara, aseguraba “señora presidenta, adelanto mi voto negativo. Pero que nadie se confunda, mi voto no es en contra de mi gobierno, no voto en contra de mi presidente ni de mi vicepresidenta, ni voto en contra del Frente al cual pertenezco”. 

Por el lado de la oposición también hubo sorpresas porque, aunque habían adelantado que los 33 senadores de Juntos por el Cambio iban a votar en la misma línea y eso era apoyando el proyecto de ley, durante el transcurso del debate aparecieron varias voces que adelantaban sus abstenciones, como el caso de la senadora Lucila Crexell. Uno de los momentos más festejados por el bloque de Juntos por el Cambio fue al comienzo del debate en donde el senador Martín Lousteau hizo su exposición. 

Luego de confirmar que votaría a favor del proyecto de acuerdo con el FMI, apuntó contra el gasto público y ejemplificó: “Mientras la provincia de Corrientes se incendiaba, la Secretaría de Ambiente se gastó 30 millones de pesos para explicar todo lo que no hicieron por los correntinos”. 

La parte más destacada fue cuando leyó varios fragmentos del libro “Sinceramente”, que escribió Cristina Kirchner en 2019, antes de ser candidata a vicepresidenta. El senador reprodujo los pasajes donde la ex presidenta se refería a la gestión del patrimonio familiar, en movimientos que, para el kirchnerismo, se trataría de “fuga de capitales”. (DIB) AL



Add space 300x250x2