Los dos autos y las computadoras secuestradas en los procedimientos de ayer

Policiales

La detención se dio ayer por la noche

Creen que dos autos secuestrados iban a recibir documentación falsificada

01|04|22 10:31 hs.

Después del arresto de un hombre en la noche del miércoles, se estima que los dos autos robados que estaban en su poder formaban parte de algún encargo de realización de documentación apócrifa, una actividad que los investigadores habrían constado en el sospechoso luego del secuestro de una importante cantidad de material que será peritado en las próximas horas, informaron fuentes policiales. 


El sospechoso, que anoche continuaba aprehendido en un calabozo de la Comisaría Primera acusado en principio de “desobediencia y encubrimiento”, fue identificado como Agustín Arias, de 28 años y oriundo de nuestra ciudad, quien, tal como se informó en nuestra edición de la víspera, fue arrestado luego de una persecución tras el llamado de su ex pareja a raíz de la violación de una medida cautelar de no acercamiento en su vivienda de la calle Azcuénaga. 

Según las fuentes, Arias le habría cortado el gas y arrojado piedras en el techo de la casa de su ex pareja, una conducta que no sería la primera vez que comete, a raíz de lo cual la mujer convocó a las autoridades policiales. 

Justamente los uniformados estaban en el inmueble recibiéndole testimonio a la víctima, cuando el sospechoso pasó por el lugar en un automóvil marca Chevrolet Cruze, color bordó, con el que, luego de ver a la policía hablando con su ex pareja, intentó sin éxito darse a la fuga. 

Tras la breve persecución, la policía constató que el auto manejado por Arias tenía pedido de secuestro activo por “robo” desde la UFI N°1 de La Matanza y que, otro auto marca Ford Focus, que se hallaba estacionado frente a su domicilio, también era requerido por el mismo delito, aunque desde la UFI N°9 del mismo departamento judicial. 

Al respecto, una alta fuente policial cercana al caso, le confió a LA VOZ DEL PUEBLO que no se descarta que ambos vehículos hayan estado en poder del imputado para la realización de documentación apócrifa que permita su comercialización en el mercado ilegal. 

Indicios
Tal como informó ayer la policía en una ampliación de las primeras informaciones surgidas el miércoles, luego de distintas tareas investigativas realizadas por personal y GTO de la Comisaría Primera, como así también distintas declaraciones testimoniales recibidas, se estableció que el aprehendido se dedicaría a la reproducción de documentación apócrifa de vehículos, por lo que, por razones de necesidad y urgencia se procedió al secuestro, desde el interior del Chevrolet Cruze, de 29 teléfonos celulares, 7 tablets y una notebook, todos ellos de interés pericial. 


Documentación. Apócrifa incautada en poder del sospechoso


Al mismo tiempo, se solicitaron dos órdenes de allanamientos para su casa y la de su madre, domicilios que el imputado ocupa y frecuenta. De esta manera, en ambos procedimientos, considerados positivos, se incautaron distintos elementos que refuerzan la hipótesis investigativa. 

En ese sentido, pudo saberse que en una casa de la calle Domingo Vázquez, ubicada en el numeral 600-700, se procedió al secuestro de una llave de un auto marca Ford, otra de Peugeot, un tubo plástico con plaquetas de memoria externas, un CPU Over Case color negro, un CPU ICP azul y blanco, tres cargadores de computadora, dos chips de línea Claro, un chip CTI Móvil, un chip Movistar, una carpeta con documentación de automóviles , una notebook marca BGH color negra, una mochila marca Reebok , dos monitores de computadora marca Samsung. 

Mientras que, en el registro domiciliario de la calle Vélez Sarsfield entre el numeral 700-800, donde reside la madre del imputado, fue secuestrada distinta documentación vinculada a esta actividad ilícita investigada (informe de dominio, cédulas de identificación de vehículos , cédulas de automotor, licenciado de conducir) y un CPU de color negro. 

De acuerdo a lo informado a este diario por voceros del caso, Arias tenía un pedido de paradero activo de una delegación judicial del AMBA, aunque los detalles de ese requerimiento no trascendieron de manera oficial. Por lo tanto, hasta el cierre de nuestra edición, Arias permanecía aprehendido bajo cargos de “desobediencia y encubrimiento”.
 



Add space 300x250x2