Deportes

Escribe Omar Delménico

Por Antonio

23|05|22 15:48 hs.


He querido escribir unas pocas líneas al enterarme hace pocas horas de la muerte de Antonio, del gordo Bianco. 

Me vinieron ganas de contar algunas cosas que recuerdo de cuando éramos muy pibes, hace 45 años atrás, en mi caso. 

Ir a ver películas de básquet que pasaban los Mormones, en cintas de super 8, de partidos de la NBA de entonces, en barra de 4 o 5 aficionados y con Antonio como líder del pequeño grupo. 

O llevarnos casa por casa en el Chevrolet 400 después de terminado un partido de cadetes (generalmente derrota) a los integrantes de ese equipo de Centro Estrada . Metía a 6 ó 7 de nosotros en ese Chivo. 

O “chupar frio” hasta cualquier hora en el gimnasio del Pasaje “teniéndonos la vela” en picados extensos, y después caminar con Raúl D’Annunzio, Horacio Hid, Demateo y el “Viru” Tumini para el barrio, hablando siempre de lo mismo. O contarnos reiteradamente lo que había aprendido en Bahía después de los cursos de John Chaney. 

Un tipo simple y sano, siempre dispuesto a escucharnos, a ayudar a quien lo necesitara en el ámbito del básquet de Tres Arroyos, un promotor del femenino cuando nadie “le pasaba bola” a la actividad. Casado, pero más que nada “de novio” con el deporte que tanto amamos y que motivo que Raúl, su hermano, el Gayo, Martín Sarasola, el “turco” Musi que ya no anda por acá, yo y algún otro que se me escapa nos acercáramos con pasión a este micromundo que nos dio alegrías y tristezas pero por sobre todo formó parte de nuestras vidas y nos acompañó hasta ahora. 

Hace un tiempo uno de mis hijos me regaló el libro de Nogueira sobre Najnudel (que me devoré en dos horas) y pensé que además de ese fuera de serie que fue León, seguramente en muchos puntos de nuestro país, hubo muchos tipos que silenciosamente aportaron a llevar a nuestro deporte al plano estelar conseguido hace dos décadas. Contribuyeron a cimentar ese logro, tal vez sin saberlo. Antonio Bianco fue uno de ellos. 

Dicen que arriba hay tableros y una “naranja”, Antonio va a merodear por ahí, seguro.  



Add space 300x250x2

Te interesaría leer