Alegría y celebración (Goyo Fernández)

Deportes

El Nacional logró consagrarse campeón

Llegó el festejo para el Decano

21|06|22 10:00 hs.

…Y ese grito de gloria retenido durante tantos años en el interior de cada jugador, simpatizante o dirigente de El Nacional, al fin ganó ayer el exterior, copó el aire tresarroyense y se expandió por el cielo; el grito de “Dale Campeón” del Decano resonó tan fuerte y con tanto sentimiento que no sólo desató más de una lágrima o festejos emocionantes, sino que le ganó ampliamente al frío de la tarde y a la derrota sufrida en la cancha de su clásico rival, Huracán, por 1-0.


Pero ese dato ya casi que es anecdótico, lo mismo que esa gran “ayuda” que le tributó Colegiales ganándole 3-2 a Garmense, su único rival al título. La realidad indica que ayer a la tardecita nuestra ciudad se movió al ritmo y al color aurinegro de El Nacional campeón del Torneo Apertura del fútbol tresarroyense. 

La notable campaña del equipo de Fabián Sánchez hizo ayer un alto en su arrollador andar, pero no puede opacarse por la derrota, hasta lógica, sufrida ante el Globo con el gol de Ruso, en una tarde donde no estuvo a la altura de las actuaciones que la llevaron a marcar una gran e indescontable diferencia frente a todos sus rivales, con 7 partidos ganados, 2 empatados y otros 2 perdidos, con 20 goles a favor y 11 en contra. 

El Bottino se vistió de gala no sólo para recibir al clásico de la ciudad, la posibilidad de campeonar provocó que un gran marco de espectadores le diera el color que el encuentro merecía. Los primeros minutos mostraron un perfil interesante con libertad de ambos para jugar, donde el local asomaba más directo y rápido para atacar contra un monarca que prefería el trato prolongado del balón; el cuidado del mismo le permitía manejar el ritmo y también el resultado, porque salvo en un fugaz pasaje, el resultado siempre lo llevaba al objetivo. 

Pero la monotonía en el campo de juego fue ganándole a las ganas y el entusiasmo de la gente, porque no había situaciones de peligro y cada vez menos jugadas de calidad. Otreras manejaba los hilos de la visita pero no alcanzaba, y el local se anteponía con un orden en mediocampo y la seguridad de sus centrales para despejar el reiterado juego aéreo del rival. Las llegadas fueron pocas, Huracán tuvo un cabezazo de Fritz y otro de Zanel que despejó Serén, y un gol anulado por offside a Ruso. La visita sólo un largo remate de Granero y un cabezazo de Vannieuwenhoven que tras picar, exigió una gran atajada de Canteros, con posterior rebote en el travesaño. 

En el complemento, el frío de la tarde se sumó al que provenía del campo de juego; porque era intentar atacar para perderla, luchar para recuperarla y volver a perderla… Salas se multiplicaba en el mediocampo de un equipo con una actitud cautelosa que, no obstante, lo llevaba al título. Pero Huracán se animó a más, los de Gómez podían y debían arriesgar más; así tuvo un par de llegadas hasta el gol de Ruso tras perfecto tiro libre de Barroca. Con el 0-1 y el empate en De la Garma, el Decano se vio obligado a intentar buscar, pero chocó contra su impotencia y falta de claridad; encima, Otreras tuvo la más clara en el área chica y extrañamente no pudo definir. Pero El Nacional tuvo en Colegiales su gran aliado, la victoria del Escolar propulsó el título del Decano, desató una increíble fiesta en el Bottino y bañó con su increíble sentimiento las calles de nuestra ciudad y el corazón de la comunidad Aurinegra.



Números
Con una fecha aún por delante, El Nacional se consagró campeón con 7 victorias, 2 empates y 2 derrotas. Anotó 20 goles y le marcaron 11. El próximo domingo cerrará el Torneo Apertura de local frente a Boca, con la posibilidad de seguir el festejo en el Antonio Mateo Catale.






Add space 300x250x2