Uno de los cruces de la reunión se dio entre el concejal Julio Federico y Claudio Cuesta

La Ciudad

Críticas hacia el propietario de Chapas

Desde la oposición cuestionaron al municipio por la nocturnidad

29|06|22 08:47 hs.

Sin la presencia del secretario de Seguridad, Jorge Cordiglia, quien argumentó problemas de salud, ayer se concretó de todos modos la reunión que desde el Concejo Deliberante se impulsó para abordar uno de los aspectos ligados con la nocturnidad, el cual, en esta ocasión, el, por momentos tenso encuentro, giró en torno a la figura del empresario Bruno Chiquette, quien fue apuntado por sus reiteradas infracciones y violaciones a las normativas vigentes. 


A la cita sí acudió el director de Inspección General, Claudio Cuesta, quien trató de dar las explicaciones del caso ante los planteos que se le hicieron del arco opositor, las cuales, según expresó el propio Martín Garate, fueron insuficientes. 

El funcionario, durante la reunión, reconoció que Chiquette incumplió en reiteradas veces con las normas. Incluso, expuso ante los concejales dos listados en que el mostró las contravenciones y multas que posee el empresario de la nocturnidad. 

En ese marco, admitió que el pasado domingo por la noche en el local que funciona como restaurant (en inmediaciones del propio Chapas), donde se llevó a cabo una fiesta particular, no supuestamente no contaba con habilitación municipal, ni tampoco con el aval de Bomberos de De la Garma. 

"No estaba habilitada, pero tampoco fue abierta al público", indicó el funcionario municipal ante los concejales, a lo que Martín Garate respondió: "Hubo una fiesta privada. Hubo una explotación económica. Eso se alquiló o bien se prestó un servicio". 

En otra irregularidad, se hizo mención a la presencia de menores de 14 años, en simultáneo con mayores, dentro del establecimiento ubicado en avenida Moreno, hecho que se constató en un operativo realizado en la madrugada del último sábado. 


Martín Garate


La reunión no estuvo exenta de discusiones entre los concejales de la oposición con Cuesta y con los miembros del bloque bloque oficialista. 

El encuentro, de más de una hora de duración, finalizó sin que los ediles del Movimiento Vecinal hayan firmado el acta de la jornada. Por su parte, Cuesta evadió el contacto con la prensa que pretendió tener sus declaraciones y se retiró sin pronunciar una sola palabra relacionada al tema tratado ayer.

Puntos de vista 
Al término de la reunión, el presidente del Concejo Deliberante Martín Garate, y la concejal Daiana De Grazia (Juntos) dieron sus puntos de vista con respecto a lo que dejó el encuentro con el director de Inspección General. "La reunión de hoy -por ayer- fue pedida en su momento por el concejal Julio Federico y después por toda la Comisión de Hacienda en virtud de los hechos que se vienen repitiendo en la nocturnidad. Por eso hemos pedido la presencia de Jorge Cordiglia y de Claudio Cuesta. Cordiglia no asistió por un problema de salud", dijo el edil de Todos, a modo de introducción. 

Desde su punto de vista, Garate expresó que las respuestas brindadas por el funcionario a los planteos de la oposición "fueron insuficientes". 

Y agregó: "El día domingo -cuando se llevó a cabo una fiesta en un local no habilitado por la comuna- hubo un incumplimiento en las funciones y capacidad de control del municipio. Pudo haber pasado algo grave. Tuvimos la suerte de que no sucedió nada. Es algo que se viene repitiendo y nos preocupa".

"Lo que pasó el domingo genera un antecedente para otros empresarios que están vinculados a la nocturnidad y para los que son titulares de salones privados", remarcó Garate. 


Daiana De Grazia


En sus consideraciones, el edil manifestó: "Otra cuestión que nos preocupa es que hay ciertos incumplimientos sobre delitos correccionales que se vienen repitiendo en un boliche. Me parece que ahí tiene que haber una mano mucho más dura del municipio. Hay antecedentes que así lo requieren. Todo esto se lo planteamos a Cuesta, que tuvo la voluntad de estar en la reunión; pero con la voluntad no alcanza. Pedimos que se adopten medidas y que se actúe en consecuencia para todo el mundo. La ley tiene que ser igual para todos". 

De Grazia, por su parte, dijo: "No alcanza con aplicar una multa. Se está viendo que las multas son un costo fijo para esta persona -en referencia a Bruno Chiquette-. Habrá que buscar otra alternativa para infraccionar. Tiene un historial de multas que hace que estén incluidos en sus gastos. Parece que es algo que no le afecta al bolsillo". 

En sintonía con lo expresado por Garate, la concejal de Juntos dijo: "Hay que usar la misma vara para todos. Vimos un evento suspendido por falta de habilitación pero en el mismo momento, un lugar que no tenía el permiso del municipio se estaba haciendo una fiesta privada". 

Tiene un favoritismo
Garate, en diálogo con la prensa, fue contundente al hacer referencia al tratamiento que el empresario en cuestión recibe de parte de la comuna.

"Hay que dejar de ser hipócritas en algunas cuestiones. Está claro que tiene algún favoritismo y lo sabemos. Es reconocida su participación en la campaña del Movimiento Vecinal. Acá, hace un tiempo, se permitió que levantara una faja de clausura de su local", señaló. "Si alguien tiene una clausura, rompe la faja, hace una fiesta y solo tiene una sanción económica, vamos por el mal camino", resaltó.  



Add space 300x250x2