Policiales

En repudio al traslado de los comisarios

Agrupaciones se movilizaron para pedir justicia por Daiana Abregú

02|08|22 08:53 hs.

La plaza San Martín ayer se vio colmada de gente que se acercó a marchar para pedir justicia por el caso de Daiana Abregú y para repudiar el traslado de los presuntos policías involucrados a nuestra ciudad. La movilización fue convocada por el Movimiento Evita de Tres Arroyos, a la cual adhirieron otras agrupaciones como Ni Una Menos y APDH.



El punto de reunión fue la plaza San Martín y luego los presentes marcharon por las calles del centro de la ciudad




En el inicio del encuentro, la JP Evita de Tres Arroyos inició con la lectura del documento, en la cual expresó que “hasta la semana pasada Marcelo Amaya jefe de Policía de Laprida y el comisario Cristian Barrios jefe de la Estación de Policía donde ocurrió el asesinato de Daiana Abregú, se encontraban en nuestra ciudad, supuestamente realizando tareas administrativas, pero nos enteramos que nos mintieron con eso y que uno de ellos se estaba desempeñando en nuestra comisaría como jefe de turno”. 

En tanto, aseguraron que “la semana pasada convocamos para participar de esta movilización cuando ambos policías todavía se encontraban en nuestra ciudad. Supuestamente nos dijeron que los habían desafectado, sin embargo, Marcelo Amaya fue trasladado a La Plata, donde sigue cumpliendo sus funciones”. 

Denunciaron que “Daiana no se suicidó como nos quisieron hacer creer porque nadie se suicida en una comisaría, y gracias a que hubo una segunda autopsia se pudo descubrir que la habían asfixiado. Hoy hay cinco policías detenidos, pero uno de ellos continúa ejerciendo muy tranquilo como si no hubiese pasado nada”.  


El punto de reunión fue la plaza San Martín y luego los presentes marcharon por las calles del centro de la ciudad


Y agregaron: “Sabemos que nadie está exento de que lo mate la policía. Día a día violenta, tortura, mata y hace abuso de su poder. No era la primera vez que sucedían situaciones de violencia y maltrato en la comisaría donde asesinaron a Daiana. Sabemos que en Tres Arroyos la policía también maltrata, discrimina, abusa de su poder”. 

Finalmente pidieron “basta de violencia institucional, basta de violencia policial en la comisaría de Laprida, en la comisaría de Tres Arroyos y en cualquier otra del país. Repudiamos completamente el traslado de los policías a nuestra ciudad y a la ciudad de La Plata”.
 


“Los responsables son amparados por el sistema” 
Por su parte, el Frente de Mujeres Evita añadió: “Una vez más nuestros derechos se ven vulnerados por la impunidad policial. No podemos permitir que lo que sucedió a Daiana Abregú en Laprida quede sin justicia porque los responsables son amparados por el sistema. Hoy nos convoca Daiana pero el abuso de autoridad ha sido sistemático y cruel durante toda la historia”.

En el Frente de Mujeres Evita, “nos organizamos, luchamos y contenemos a decenas de mujeres que día tras día se acercan con su dolor en búsqueda de soluciones que el Estado no llega a brindar. Atrás de cada mujer que viene a nuestro encuentro, hay una familia que es tan víctima de esa sociedad violenta y patriarcal”. 

Asimismo, repudiaron “enérgicamente que el Estado apaña a los policías implicados en el caso de Daiana Abregú. Por memoria de Daiana y de cada víctima de este sistema absurdo, exigimos y nos merecemos justicia”.  
 
“No fue un hecho aislado” 
Desde Ni Una Menos, adhirieron con sus palabras a la causa, expresando: “Venimos a pedir justicia frente a la impunidad policial que sufrimos desde hace mucho tiempo y decimos basta porque estas prácticas sistemáticas siniestras, ahora también, nos quitan a Daiana. Frente a las innumerables violaciones de los Derechos Humanos que sufrimos jóvenes perpetradas por las fuerzas de seguridad de nuestro Estado Nacional, provincial y municipal, respondemos con movilización, solidaridad y sororidad”. 

“Volvemos a denunciar y repudiar el accionar de la maldita policía en el armado de una causa, plagada de mentiras y testimonios falsos. Todas, todes y todos quienes estamos acá sabemos que este no fue un hecho aislado y que el abuso de poder, la tortura, el intento de adoctrinamiento, las desapariciones y muertes en manos del Estado continúan aún en democracia”, sostuvieron desde la colectiva.

“Sabemos –continuaron- que son las mismas fuerzas que propician la trata, que nos reprimen cuando salimos a reclamar por nuestros derechos. No vamos a dejar pasar de lado los discursos de odio. Repudiamos enérgicamente el llamado de Aldo Rico a la unión de las fuerzas de seguridad y convocamos a unirnos a las calles, a no ser indiferentes”, concluyeron.
   


“Genera una profunda desconfianza social” 
La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos también dijo presente en la movilización y una de las integrantes locales contó que el 20 de julio, luego de que se diera a conocer el traslado de los efectivos policiales a la ciudad, junto con la Comisión Provincial de la Memoria enviaron una carta expresaron su preocupación al gobernador Axel Kicillof. 

La misma reza: “Queremos expresarle nuestra honda preocupación por el desarrollo continuo de una práctica que contraviene la función propia de las fuerzas de seguridad y genera una profunda desconfianza social hacia las mismas. Nos referimos a los traslados de efectivos policiales desde una repartición en la que han tenido una actuación sospechada de delictiva a otra repartición en la que muchas veces se desconoce esa circunstancia”.

“Tal práctica, que es habitual y se remonta en el tiempo, es inaceptable porque importa la convalidación de conductas sospechadas por parte de integrantes de las fuerzas que deben velar precisamente por la prevención del delito. A ello se le suma la lógica de desconfianza social que genera en una comunidad alertada la llegada de esos efectivos, pese a la presunción de haber sido parte de acciones ilegales, desconfianza que conspira contra toda política pública de consolidación de una seguridad democrática a la que aspiramos. 

“La persistencia de ese mecanismo que criticamos es violatorio de la Ley Orgánica Policial Nº 13.482, cuyo espíritu propicia que las fuerzas de seguridad sean absolutamente respetuosas de los Derechos Humanos, lo que es tributario de los mandatos constitucionales, tanto en la Nación como en la Provincia. En mérito a todo lo expuesto, peticionamos al señor Gobernador se dispongan las medidas normativas necesarias para impedir la práctica denunciada”, finalizaron. 

Quienes estuvieron presentes también fueron las integrantes del Frente de Mujeres Evita de Chaves, quienes aportaron sus palabras de apoyo a la causa.

También desde el Frente de Mujeres Evita de Tres Arroyos repudiaron el hecho de violencia que vivió una de sus integrantes Dalma Cartadi el domingo, mientras se encontraba trabajando de árbitra en un partido de fútbol de la liga local. 

Finalmente, todos los presentes marcharon por las calles del centro de la ciudad y se dirigieron a la Comisaría Primera a expresar el repudio por la situación y pedir justicia.



Add space 300x250x2