El sector de la confitería, en el local ubicado en las calles 28 y 13

La Ciudad

El 8 de diciembre inaugura Delicias de la Plaza

Claromecó recupera un lugar tradicional

20|11|22 00:09 hs.

La licenciada Alejandra Faienza lleva adelante esta iniciativa “en una esquina que tiene toda una historia emocional”. Contará con el mismo maestro panadero y habrá algunas novedades interesantes. Su experiencia empresaria, la pérdida de su marido en pandemia y la decisión de “volver a soñar” 


Alejandra Faienza nació en San Cayetano, vivió en Tres Arroyos y luego de los estudios secundarios, continuó su formación en la ciudad de Buenos Aires, donde reside. Allí se recibió de licenciada en Comunicación Social, carrera que cursó en la UBA. Tiene una amplia experiencia como empresaria, su familia sufrió efectos muy duros por la pandemia de Covid-19 y en un sello de resiliencia, ella está dispuesta a “volver a soñar”. El 8 de diciembre, con el apoyo de sus dos hijos, va a inaugurar Delicias de la Plaza en Claromecó.

El último día de actividad comercial, en el local de calle 28 y 13, fue el 31 de marzo pasado. Luego de 27 años, Raúl Recari y Nora Rodríguez bajaron la persiana de Delicias de Belgrano, porque llegó el momento de “descansar, disfrutar, viajar y tener menos obligaciones”. 

Detrás del emprendimiento de Alejandra Faienza para concretar la reapertura, hay muchas vivencias, un vínculo muy cercano con Claromecó y con el propio negocio. “Esa esquina para nosotros tiene toda una historia emocional, de anécdotas. Ibamos a desayunar ahí, era el plan familiar de la mañana antes de ir a la playa”, señaló. 

En febrero de este año, en el último verano, viajó con amigos a Claromecó para que puedan apreciar sus características y atractivos. Recordó que “los invité a probar las medialunas de Delicias, ‘son las más ricas de la zona’, les dije. Vi en ese momento el cartel informando que cerraba, sentí emociones. Mi marido falleció en pandemia, en mayo de 2021. Conversé con Martita (Bustos), era la empleada desde hacía mucho tiempo”. 


Alejandra Faienza


 0-0-0-0 

 Luego de finalizar los estudios universitarios, trabajó como periodista hasta que “en 2000, 2001”, en un contexto muy difícil para el país, se produjo un cambio a nivel laboral. “Empecé a trabajar en la compañía de seguros Met Life, que está en Buenos Aires, descubrí un mundo nuevo en el aspecto comercial. Con el tiempo me encantó, me desarrollé en marketing”, explicó. 

 Posteriormente, se desempeñó durante diez años en American Express, hasta que creó su propia empresa Directo de Huerta Wellness Consulting, junto a su marido. Detectaron que hacía falta “acercar a la gente a una cultura alimentaria sana y nutritiva en espacios donde transcurrían extensas jornadas laborales. De esta manera, se enviaban bandejas con diferentes tipos de fruta fresca seleccionada”. 

Directo de Huerta creció mucho. En este sentido, argumentó que “en 2014, 2015, todo lo que tenía que ver con kioscos saludables, productos de bienestar en las empresas, era novedoso. Hoy en día ya no es bastante normal”. En 2014 inauguraron un kiosko saludable en Canal 13, cuya concesión terminó en forma reciente, y otro en el colegio St. Martin in the Fields, entre otros avances. 

En su descripción, observó que “la primera unidad que nos dio muy buenos resultados fue frutas en la oficina, buscamos que la presentación sea de calidad. Luego le agregamos todo el resto que tenía que ver con snack saludables y también provisión de cocinas saludables”. 

Aplicó el bagaje de estudios y el aprendizaje del camino laboral recorrido, “lo que sabía de marketing y comercialización. Directo de Huerta fue parte de mi crianza en el campo. Un periodista me dijo ustedes llevaron el campo a las oficinas”. 

Al declararse la pandemia y unos días después el aislamiento obligatorio, en marzo de 2020, las firmas a las que prestaban servicios comenzaron a cerrar en el plazo de una semana. Lo que les llevó más de 7 años construir, lo vieron derrumbarse en pocos días. Las únicas empresas a las que brindaban servicios que quedaron activas fueron Canal 13 y América.

 El 31 de mayo de 2021, el socio y marido de Alejandra Faienza falleció como consecuencia del Covid-19. 


Delicias de Belgrano cerró sus puertas el 31 de marzo, allí el mes próximo nacerá Delicias de la Plaza


 0-0-0-0 

 Después de un año de duelos de todo tipo siente que en la nueva Delicias de la Plaza será posible construir sueños nuevamente. Siempre contó con un equipo de trabajo increíble: “A ellos les debo todo. Ante un escenario de desconcierto inicial no dudaron en acompañarme...”.

Alejandra reflexionó que “es casi mágico como se dan las cosas. En septiembre de este año me comunicaron que se terminaba la concesión en Canal 13. Le consulté a una chica que trabaja con alquileres en la zona de Claromecó, me respondió que me iba a dar el teléfono de los dueños de Delicias ‘porque están queriendo hacer algo en el local’. Cuando me dijo eso la llamé a Nora (Rodríguez) y le expresé ‘como sea lo vamos a arreglar porque yo quiero estar ahí. Así fue”.

 Alejandra reiteró que “es un lugar que para mí tiene mucha historia, mucho cariño”. La apertura tendrá lugar el jueves 8 de diciembre, en un fin de semana largo. 

 Hizo referencia al perfil del comercio y subrayó que “la idea es posicionarlo de la misma forma que estaba en cuanto a panadería. Y lograr mucho desarrollo a todo lo que es confitería. Dar al anochecer picadas, ensaladas, la mayor variedad de sanguchería, un lindo ambiente con música”. 

 El nombre fue elegido en una reunión con su hija de 19 años y su hijo de 13, quien le propuso “’mamá le dejamos Delicias, pero lo podemos llamar Delicias de la Plaza’. Me encantó”. Tiene previsto abrir durante todo el año. Anticipó que “voy a instalarme en el verano y después los restantes meses del año tengo pensado poner un encargado y viajar”. 

 Los proyectos a impulsar fuera de temporada son diversos y ya los está analizando, como crear un rincón literario, una exposición de obras con un vernissage o una degustación de vinos, por ejemplo. “En invierno la gente tiende a reunirse en lugares específicos, es cierto que cada vez hay más habitantes permanentes en Claromecó”, indicó. 

El jueves 8 de diciembre, una esquina tan importante volverá a tener vida. Alejandra y sus colaboradores recibirán a vecinos y turistas, un punto de partida y un nuevo comienzo muy especial.     

            ----------------

 La elección de sembrar molinos

Alejandra Faienza consideró que “la resiliencia es un sello distintivo del emprendedor argentino. Y me considero una gran resiliente. Quizás es una palabra de moda pero creo que para las empresas o emprendedores como nosotros es esto, no hay otra salida. Se trata de transformar lo negativo en positivo, una y otra vez”. 

Delicias de la Plaza constituye “este tipo de sueños que nos llevan a transformarnos”. 

Mencionó un viejo proverbio holandés: “Cuando soplan vientos de tempestad, unos corren a refugiarse, otros construyen molinos…” y concluyó: “En la nueva Delicias de la Plaza, elegimos sembrar molinos”.  




Add space 300x250x2