Néstor Castro (Fotos: Carolina Mulder)

Policiales

Inseguridad

Otro robo en Claromecó reveló que hubo más casos

22|11|22 20:21 hs.

La inseguridad volvió a golpear en Claromecó. En la madrugada del pasado domingo, Néstor Castro constató que autores ignorados habían roto la puerta del frente de su maxikiosco “La Caracola” y, además de llevarse mercadería, ingresaron a su casa, que está ubicada en el mismo terreno, y se llevaron 20 mil pesos y alianzas de oro del damnificado. 

El hecho ocurrió en los últimos días, cuando Castro se ausentó momentáneamente de su casa para compartir un momento con su familia y, al regresar, se encontró con el hecho delictivo que le había tocado vivir. 

LA VOZ DEL PUEBLO habló con el damnificado, quien en un intento de mostrar su fortaleza, confesó que “no me van a vencer”, aunque posteriormente uno de sus hijos, Germán Castro, reveló que la familia está preocupada por la manera en que la situación impactó en la salud de su padre, de 82 años, al tiempo que dejó trascender la existencia de, al menos, dos casos más en los últimos días y en cercanías a la casa de su padre, en la calle 9 N°2470. 

“Rompieron la puerta de entrada y se llevaron mercadería, también entraron a la casa y se llevaron alianzas de matrimonio de oro, dinero en efectivo”, dijo Germán, antes de referirse a otros hechos sufridos por otros residentes, “al vecino pegado al lado le robaron dinero hace una semana y, a una cuadra, le robaron elementos de pesca a otro vecino”, informó  


Fotos: Carolina Mulder


La indignación a raíz el hecho sufrido por su padre, llevan a German a reflexionar sobre la situación que se vive en la villa balnearia en materia de seguridad, “hay mucha inseguridad en Claromecó y lo sufre todo el mundo. En dos cuadras de diferencia sufrimos todos los hechos en 10 días”, comentó.


Fotos: Carolina Mulder


En cuanto a la situación que atraviesa su padre tras la triste experiencia de los últimos días, Castro reconoció que, “en lo personal, mi papá es un hombre mayor que, después de este hecho, quedó muy mal de salud y ahora estamos abocados a cuidarlo. Tendríamos que hacer un planteo, pero estamos preocupados por el estado de mi papá, que tiene 82 años, y quedó muy mal. Es una situación lamentable. Nosotros estamos muy mal y angustiados”, reconoció en el cierre. 

Cabe recordar que, además de los hechos que mencionó Castro en esta nota, en los últimos días había trascendido la existencia de un caso de inseguridad que le costó el negocio a dos emprendedores de AMBA que habían apostado por Claromecó y, cuando uno de ellos se acercó a la localidad para coordinar las necesidades de la próxima temporada, constató que no le habían dejado nada en su local de 26 entre 21 y 23. 




Add space 300x250x2