Sergio Baldini

Cascallares y Copetonas

Copetonas

Baldini: “Fue una oportunidad para devolverle al pueblo todo lo que me dio”

01|01|23 09:49 hs.

Una transición muy importante tuvo Copetonas el 2022. Es que el último delegado, Mariano Hernández, quien era muy querido por el pueblo, dejó su cargo para ser el nuevo secretario de Desarrollo Económico, Ciencia y Tecnología y así comenzó la búsqueda de una persona que reemplace su función. 


 De esta manera se colocó una urna en la Delegación para que los vecinos interesados en cubrir el cargo se acercaran a dejar su currículum. Luego de algunos días de revisión, el Departamento Ejecutivo tomó su decisión: Sergio Baldini iba a ser el nuevo delegado, quien terminó asumiendo en octubre de 2022. 

Nacido en la zona oeste del conurbano boneaerense, Baldini se mudó hace 20 años a Copetonas y ha sido siempre un vecino comprometido con su comunidad, participando de la actividad comercial e involucrado en comisiones de diferentes instituciones. “Vine hace 20 años, yo tendría 40. La decisión fue por el 2001, la situación personal y la de muchos argentinos después de la catástrofe económica del país, quedamos muy expuestos, muy mal económicamente y había que empezar de nuevo”, contó el nuevo delegado en diálogo con este diario. 

Buscando invertir en un nuevo destino, en aquel momento se acercó para esta zona a visitar un lote en el Balneario Reta. “La realidad es que Reta mucho no me convenció en ese momento porque la idea no era comprar algo para venir a veranear, sino para venir a vivir. Ahí me cerró mucho más Copetonas, que lo conocí a la pasada. Me gustó y en ese mismo viaje que hice ya pude concretar la compra de una casa y a los 8 meses nos vinimos a vivir con mi familia”. 

 Conexión 
Baldini en Buenos Aires pasó por varios rubros y actividades. “Fui empleado público, trabajé en sanidad y después comencé una vida en la rama independiente con algunas experiencias en el negocio inmobiliario, tuve carnicería, muchas cosas. Lo último, antes de venir, fue un negocio de compra y venta de antigüedades y restauración de muebles, que fue la actividad con la que vine acá”.

 Esa actividad la intentó seguir en Copetonas, pero no fue cómo él esperaba. “Pude reconvertirme, ver lo que podía funcionar y que yo estaba capacitado para desarrollar. Me fui aggiornando en el lugar. Siempre me acomodé mucho en el pueblo, me metí en comisiones, siempre dando una mano y eso te integra a la comunidad. Fue una etapa compleja. Vinimos escapados de la delincuencia, de la vida de ciudad que es bastante dura, fue una búsqueda de una mejor calidad de vida. Sobrellevamos muy bien el cambio igual, me pude integrar bien, trabajar mucho con la comunidad”, expresó.

 Luego del mal trago del emprendimiento de antiguedades, Baldini contó que “me conecté con un deseo que hizo de detonador y me puse de nuevo en funcionamiento. Hice ejercicio de todas las cosas que ya había ido aprendiendo. Lo plasmé con las oportunidades que me iba dando el pueblo. Comencé con el primer emprendimiento inmobiliario que me fue muy bien y me estabilicé económicamente”. 

Eso era lo que le faltaba para “poder desarrollarme como persona, tener dignidad, trabajo y poder darle a mi familia el mejor bienestar posible. Además de la calidad de vida que ya te da el pueblo, que vivimos tranquilos y de manera tan ordenada”. 

En ese sentido, manifestó que “ni en la mejor de mis predicciones podía haber imaginado estar tan bien como estoy hoy”. 

 Llegada a la Delegación 
Mariano Hernández, el saliente delegado, es una persona muy querida en Copetonas por la labor que ha llevado adelante. “Es una persona con mucho empuje, mucha amplitud de criterios que ha catapultado el pueblo para arriba y desde la parte privada también fuimos apoyando”, aseguró Baldini. 

 Y agregó: “Yo lo conocía como vecino del pueblo, no tenía amistad, pero lo empecé a apreciar desde su función y a conocerlo mucho más. Después me fui acercando desde mi trabajo con las cooperadoras y ahí nos empezamos a vincular desde ámbitos más cercanos. Siento una admiración, aprendí muchas cosas de él a pesar de que es más joven que yo”. 

 Baldini decidió presentar su currículum en la Delegación por varias razones. “La política siempre me gustó, soy un hombre político pero que nunca me dediqué, entonces esta presentación fue una oportunidad para devolverle al pueblo todo lo que me dio y lo que la gente me dio. 

Presenté mi currículum en la urna de la Delegación y terminaron decidiendo que fuera yo. Para mí fue un orgullo, una emoción, una alegría, un desafío y una conjunción de emociones que se van plasmando en estos meses tan movidos que vivimos”, explicó. 

 Dar continuidad 
Al momento de entrar, Baldini observó que “el equipo que supo formar Mariano fue maravilloso. Me encontré con un grupo de personas con la camiseta de Copetonas puesta a full, siempre dispuesta a trabajar por mantener el lugar que les toca y haciendo lo mejor posible”. 

También se encontró con muchos proyectos iniciados. “Hoy estamos a pleno con el Parque Industrial, un montón de cosas que se van dando y que generan bienestar y trabajo. Falta un montón, el camino va a ser muy largo pero creo que estamos en el surco correcto”, señaló y destacó que “había muchas cosas ya hechas pero muchas otras también en marcha. Y yo le voy a dar toda la continuidad que se merecen”. 

 Un proyecto que es un sueño personal que mencionó fue el poder terminar la plaza principal del pueblo. “Quiero transformarla en ese punto de reunión popular. Ese es el sueño para el 2023 y vamos a tratar que se haga realidad”. 

 Sobre el cierre, expresó que “estoy agradecido por todo lo que hace el equipo y el municipio, por cómo trabajan y la actitud que tienen de amor por su pueblo que inspira y contagia”. 




Add space 300x250x2