Fernando Castro llegando a Claromecó (Carolina Mulder)

Claro, Reta y Orense

Recorrieron el tramo en bicicleta

Los claromequenses Fernando Castro y Fabián Pérez, afrontaron una travesía por la ruta 40

28|04|23 19:48 hs.

Fernando Castro y Fabián Pérez, de Claromecó, realizaron una travesía que comenzó en La Quiaca, atravesó la Ruta 40, hasta llegar hoy a Claromecó.


Castro relató a La Voz del Pueblo la travesía de principio a fin, que desarrollaron por casi un mes. "Nos fuimos desde Buenos Aires hasta Jujuy en avión el 21 de marzo y del aeropuerto, fuimos pedaleando a La Quiaca, pasando por Humahuaca, Purmamarca y Tilcara, para llegar el 27 de marzo", comentó.

Ya en La Quiaca, "empezamos a bajar por la mítica y emblemática ruta 40, los primeros 720 kilómetros son de camino de ripio que atraviesa Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja y Tucumán, y ya después arranca la parte de asfalto". En total los ciclistas recorrieron diversas provincias, Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja, Tucumán, San Juan, Mendoza, La Pampa y Buenos Aires: "por la ruta 40 fueron 1.900 kilómetros hasta la localidad de Pareditas que es un pueblo al sur de la capital de Mendoza pasando de Tunuyán un poco más al sur y de ahí ya cortamos camino para Claromecó por San Rafael, Cochicó, Santa Isabel, Catrilo y de ahí vinimos por la provincia".


La travesía de Fernando Castro inició el 21 de marzo (Carolina Mulder)


Ya en territorio bonaerense, "luego de recorrer la laguna de Cochicó, ahí antes de Guaminí, después de Coronel Suárez, Pringles y Tres Arroyos".

Castro detalló: "El recorrido total habrán sido unos 3.400 kilómetros, 1.900 por la ruta 40, 1.100 kilómetros desde que nos desviamos hasta llegar a Claromecó y unos 400 kilómetros más o menos desde el aeropuerto de Perico hasta La Quiaca".


Castro junto a Fabián Pérez, su compañero en la travesía


Entre los lugares por los que atravesaron, destacó un emblematico punto de la ruta 40. "Se trata del Abra El Acay, que es el punto más alto del mundo por donde pasa una ruta nacional. A 4.965 metros de altura", sostuvo.

En cuanto a sus puntos de descanso y alojamientos, afirmó que "siempre lo que hacíamos al llegar a un pueblo, íbamos a la policía y ahí comentamos la situación y ellos nos ubicaban. Muchos campings también, algunos pagos, otros no".

Castro definió a la ruta 40 como "un desafio". "El terreno es durísimo, muchísima subida, hay que cruzar muchos ríos, que en algunas tenías que cruzarlos caminando en muchas partes", indicó.


En Abra El Acay, el punto más alto al que llega una ruta nacional



En relación al clima, señaló que tuvieron suerte ya que "solamente en Chilecito un día que tuvimos que parar porque llovió, pero después el resto del clima fue formidable, con poco viento"

"Fue una experiencia inolvidable, que va a quedar por el resto de la memoria para nosotros", concluyó Castro.