La Ciudad

Dunamar

Burgauer le respondió a GAPTA y dijo estar dispuesto a reunirse

11|12|17 09:18 hs.

El presidente de Dunamar S.A. y de Los Troncos utilizó a LA VOZ DEL PUEBLO para responder a la agrupación ambientalista GAPTA, después de haberse enterado de sus reclamos por este medio -y no por la Municipalidad como era de esperar- espacio donde se han venido discutiendo temas pendientes en materia de medio ambiente.


Aclaraciones 
Primero aclaró que fue Los Troncos la sociedad que desarrolló "Los Troncos", y no Dunamar S.A. tal como lo dejó ver GAPTA en su más reciente comunicado. Y agregó que lo único que tienen en común esas sociedades es a él mismo como presidente y accionista. 


Alejandro Burgauer, presidente de Los Troncos y Dunamar S.A.


Luego aprovechó su visita a este diario para responder a lo que consideró una "insinuación de que yo estoy eventualmente haciendo tareas sin tener conocimiento legal", cuando la ONG local dijo que le pidió al arquitecto (Mario) Izurieta que le solicite al "presidente de Dunamar S.A. la no continuidad de tareas sin antes ver y respetar todas las normas vigentes".

Al respecto, Burgauer, señaló que los trabajos realizados en el frente costero del barrio parque fueron a partir de una declaración por aptitud urbana que el Concejo Deliberante hizo en 2009 con la parcela 16021, y que junto a las demás -desde 2013- determinaron la línea de ribera. 



"Una vez que determinamos la línea de ribera establecimos un alambrado que estéticamente podrá ser horrible, pero fue la única forma que había en su momento de parar el ingreso de vehículos a nuestra propiedad. Y el alambrado se puso más o menos entre unos 50 y 100 metros tierra adentro. Lo podríamos haber hecho en la misma línea de ribera y hoy los turistas no tendrían playa. Delante de los tamariscos costeros, ese es el límite de la propiedad privada. O sea que un día con el mar crecido -o en pleamar- no habrá playa, directamente. Retrocedimos porque es inconcebible que no haya playa, pero la realidad es esa. Y nos dijimos que a partir de acá no queremos que pase nadie", explicó. 



La ley primero 
 Manifestó además que esto significó lo que establece la ley provincial 8912, en sus artículos 23 y 58. La norma contempla que al ampliarse núcleos urbanos, que es lo que se está haciendo desde una de las sociedades que preside Burgauer, deberá ceder gratuitamente al Estado provincial "una franja de 100 metros de ancho", para que a su vez le sea cedido al municipio. 


Burgauer contó que se alambró la propiedad para delimitar la línea de ribera y para evitar el ingreso de personas ajenas


 Y aclaró que incluso está obligado por ley a ceder esa porción "fijada, arbolada, parquizada y con espacio para estacionamiento de vehículos". 

El empresario también salió a responder sobre cuestionamientos recibidos por la aplicación del decreto provincial 3202 que según explica "te obliga a dejar la primer cadena de médanos como están. No se pueden tocar". 



A esa decisión del gobierno bonaerense le antepone la ley -"que está por encima de un decreto"- que lo obliga a ceder la franja mencionada anteriormente. "Acá hay una ley -la 8912- que me obliga, y el decreto 3202 por el cual GAPTA me está diciendo que 'no hay que tocar los médanos'", tiró Burgauer.     

Urbanización 
En tanto hay otra duda en el ámbito del grupo ambientalista que está dirigida al espacio que será urbanizado en el marco del proyecto de "ampliación de la planta urbana de Claromecó". Se habría observado que las hectáreas serían mayores a las que corresponderían. 

Al respecto, Burgauer señaló que el decreto 3202 entre otras cosas establece una fórmula aplicable a las ampliaciones urbanas y a los nuevos núcleos urbanos. De acuerdo al proyecto de Los Troncos se debe aplicar una fórmula en la que debe incluirse "el frente costero consolidado -'urbano'- de toda la costa tresarroyense". 


El "enquinchado" al que hace referencia Burgauer


Según afirma es un tema "zanjado" con la Provincia. "Si tienen dudas vayan a los expedientes. La fracción contigua a la planta urbana de Dunamar tiene 242 hectáreas", remató. En cuanto a cómo procederá con el proyecto de ampliación urbana que demandó siete años de trabajo e inversión, señaló que "con la Secretaría de Urbanismo de la provincia de Buenos Aires" acordaron avanzar por etapas "de no más de 20 hectáreas". 

Y apuntó que "el Master Plan tiene una cantidad de pautas mínimas de cómo hacerlas. Habrá un porcentaje de lotes residenciales, prevé centros comerciales, zonas para hotelería, todo eso está por escrito. Son expedientes públicos y con un estudio de impacto ambiental hecho en 2014", en el que se analizan las posibles "implicancias nocivas y cómo solucionarlas".