Deportes

Torneo Nacional de selecciones

Sub15: el primero fue de Olavarría

05|10|18 11:40 hs.

Tres Arroyos batalló, pero finalmente no pudo contener a un Olavarría que celebró en su casa y se quedó con “el primer chico” de cuartos de final de la Federación Sur de este Torneo Nacional de selecciones Sub-15. 


El equipo de Gustavo Scorza jugó un muy buen segundo tiempo, pero una desconcentración le valió la derrota en un partido que podía ser para cualquiera. A pesar del resultado, la imagen dejada por el equipo ilusiona al plantel, al cuerpo técnico y a los dirigentes, ya que pudieron haberse traído algún premio de un rival durísimo.





El inicio fue todo de Olavarría. En una jugada se juntaron los recursos de los dos mejores del local: el desequilibrio individual, la lucidez y la claridad de Emilio Otero con la potencia de Miqueas Molina. El pibe de Estudiantes armó de izquierda al medio, la puso al claro y el correcaminos de Sierra Chica apareció vacío, y fusiló al arquero. 



En ese primer tiempo se vio lo mejor de Olavarría: seguridad en el fondo, Pellegrini aplicado en la recuperación, Molina (con despliegue) y Torres (más técnica) haciendo daño por las bandas y el talento de Otero para manejar los tiempos.

Con el dominio del local marcado, las ocasiones se fueron sucediendo: Crivelli no alcanzó por poco a un pelotazo largo; derechazo desviado de Hojman; volea de Crivelli que sacó el arquero con lo justo; dos pelotas paradas desde la izquierda de Hojman, una se fue cerca y la otra salvada por el "1"; una buena aparición de Torres que no alcanzó a definir por encima del arquero y un cabezazo de Rocha al lado del palo. Los piques de Tanno, bien tomado por Bacca, parecían demasiado poco para inquietar. 



Pero Olavarría tuvo un bajón en la vuelta del vestuario. Quedó muy mal parado en el arranque del segundo tiempo, Garrido tuvo que salir muy lejos con Tanno, y con toda la defensa corrida hacia la derecha, Bernaola la bajó en el segundo palo y Ruiz la metió por el medio.

Llegaron minutos de golpe por golpe. Se equivocaron los centrales de Tres Arroyos y Hojman terminó su escapada por el medio abriendo el pie con mucha categoría; Ruiz la peinó y Garzón volvió a empatar. Olavarría se desordenó, perdió la pelota y obligó a Pellegrini a salir muy lejos. Tres Arroyos no lo aprovechó porque, salvo Tanno, no tuvo ese vuelo que sí había tenido Olavarría en tres o cuatro individualidades.

Fotos Miguel Angel


El partido entró en el terreno de los errores. Hojman cayó por banda, Molina apareció desde atrás y la puso en el segundo palo; Crivelli se chocó la pelota arriba de la línea, pero reaccionó a tiempo y la empujó desde el piso. 

Todo está abierto para la revancha de la semana que viene. Tres Arroyos supo reaccionar y por poco se trae un empate en una cancha difícil contra un duro rival. Ahora, el equipo de Scorza irá en busca de esos goles que le permitan seguir en camino.