Sociales

El dorreguense Darío Boggon

Vivir y jugársela por lo que se sueña

21|01|19 14:35 hs.

Es un poco lo que desde muy chico impulsó al dorreguense Darío Boggon al teatro. Actualmente radicado en Mar del Plata su vida transcurre entre la producción de su espectáculo de transformismo y magia y el proyectarse para lograr lo mejor en su profesión 


Darío Boggon es nacido en Dorrego pero como artista radicado en Mar del Plata. Hace dentro de su espectáculo magia y transformismo y a Tres Arroyos ya he venido a hacer eventos privados tres veces pero en general trabaja en teatro. Su vinculación con las tablas comienza en Coronel Dorrego desde muy chico ya que "me inicié en esto a los 9 años. Primero como un poco de no saber qué hacer, empecé teatro con Cachencho –que fue mi profesor de toda la vida- y se transportó en el tiempo. A los 17 años mi viejo me preguntó qué quería hacer de mi vida y yo le dije que me quería dedicar a ser artista". Vivir de esto Normalmente el vivir en este tipo de ciudades pueblo hacen que cuando un hijo se refiere de esta manera la contestación de la gran mayoría de los padres es "¿y de qué vas a vivir?". 

 “Siempre digo que yo creo que maricón no es aquel que ama a otro hombre, aquel que elige vivir la vida con otro hombre, maricón no es aquel tipo que gusta de otro tipo, maricón y solamente a mi entender es aquel que se cree macho pegándole a una mujer”. 


Algo que cuando lo pensamos en voz alta es Darío quien se refiere contando que "justamente eso es lo que marco en el monólogo de mi unipersonal. Porque la primera reacción de mi viejo fue mirarme y decirme 'te vas a cagar de hambre'. En mi caso yo me fui de mi casa a los 17 años con una mochila cargada de sueños pero no sabía lo que me iba a deparar el destino porque Cachencho siempre me decía que 'Dios está en todos lados pero atiende en Buenos Aires'. Y allá me fui, de mañana trabajaba en una sodería y a la noche estudiaba lo que me gustaba: teatro e ilusionismo, que es magia, y clown. Hasta que un día salió la posibilidad de irme a Mar del Plata a hacer un casting con 24 años. No lo pensé mucho y me fui en el primer colectivo para allá, me tomaron el casting e hice un truco de magia, después me dijeron que me iban a llamar. Cinco días después lo hicieron para ir a sacarme las fotos para estar en la marquesina de un teatro, algo que para mi fue re importante porque nunca había pensado en esto. T

Trabajé toda esa temporada como mago en la obra 'Dinamita' con la que ganamos el premio Estrella de Mar, que para todo residente en Mar del Plata es muy especial. Después trabajé en Carlos Paz y allá ganamos el 'Carlos' pero ya no es lo mismo. Competimos con Flavio Mendoza con 'Extravaganza' pero él no tenía en esa obra humor algo que en la nuestra sí lo había. En esa oportunidad fallece la mamá del actor cabeza de compañía y era un transformista, decidieron cancelar la obra por una semana. Yo les dije que no podía hacerlo porque vivía en un hostel y tenía que pagarlo. 

Les propuse hacer el papel de Eduardo, así que salí a la cancha, me pusieron una peluquita rubia, un catsuit y me dijeron 'sos Rafaella Carrá'. Yo parecía He-Man. Así que desde ahí arranqué con el transformismo dejando el nombre del Mago Cristopher y me empecé a llamar La Maga. Ahí arrancó una batahola con Carmen Barbieri como nuestra madrina artística, Luisa Albinoni también y después de ese año nos fuimos a trabajar a Termas de Río Hondo, donde vamos desde hace 5 años". 

Darío Boggon con Carmen Barbieri



Sueños
 Toda profesión que sea artística siempre tiene estas dificultades, máxime en sociedades pequeñas a las que les es difícil admitir y máxime a la familia entienda que de esto también se puede vivir. Después el camino lo hace uno solo.

En su caso hubiera sido "algo que yo no quería. Mi viejo toda la vida tuvo negocio y mi vieja toda su vida en Arba, mi hermano ayudando a mi viejo. Yo lo hice pero terminé ahogado, no por mi ciudad, sino porque necesitaba libertad. Necesitaba caminar por la calle y que nadie me preguntara qué hacía, que no hacía y con quién lo hacía y con quién no. Necesitaba liberarme, por eso necesitaba irme a una gran ciudad. Después de dos años vuelvo a mi casa, le digo a mi vieja que estoy en pareja con un hombre. Así y todo lo que yo sentí que ella estuvo conmigo y ya está. No hay vuelta atrás, no tenía que darle màs explicaciones a nadie. 

En mi show siempre doy en el final un último baldazo de agua fría como siempre le digo. Porque mucha gente por estar vestido como estás o pensar qué es lo que hace te juzga. Siempre digo que yo creo que maricón no es aquel que ama a otro hombre. Aquel que elige vivir la vida con otro hombre, maricón no es aquel tipo que gusta de otro tipo, maricón y solamente a mi entender es aquel que se cree macho pegándole a una mujer”, con esto cierra su espectáculo acompañado de la canción “A mi manera” mientras que se desmaquilla. 

Dario es La Maga


El presente 
La vida de Darío transcurre con la producción de sus propios shows porque vive de eso ya que la música y el vestuario “es todo de uno, Más en el caso del transformista” dice mientras se prepara para una nueva función en el teatro Olympia marplatense –todos los días a las 0.45-. 

Lleva un montón de tiempo ya que "yo arranco a maquillarme a las 19 para estar a las 22.30 listo. Te estoy hablando desde el maquillaje, las medias, el cuerpo –porque nos ponemos cuerpo para tener una cintura de mujer, para parecerse más o menos-. 

El año pasado tuve la posibilidad de trabajar nuevamente en Termas de Río Hondo y Omar Suárez, el dueño de Cocodrilo de Buenos Aires, vio mi laburo y me llevó a trabajar con él. Así que estoy trabajando para Cocodrilo con esta obra, no es que dejé de estar con 'Dinamita' pero preferí buscar un camino solo porque en este lugar soy cabeza de compañía junto a Mariana A., que es una chica trans que trabajó en 'Tumberos', junto a un grupo de humor y bailarines. Así que para mi es todo un desafío grande ya que nos llevaron al Colón para realizar la apertura. Se lo contaba a mi mamá porque yo nunca imaginé pisar el Colón, para el que ama el teatro estar parado ahí”...

Dario en el Colón durante la presentación de "Cocodrilo"


Volver al pago
 En la zona En Tres Arroyos se contactó con Patricia Zubillaga y ella le propuso trabajar juntos cuando tiene eventos que lo requieran, además de hacerlo en Tom Jones en Necochea desde hace cuatro años, “y allí no me conocen de varón. 

Pude lograr algo que me encantaría que siempre ocurra: el que te dejen de mirar como bicho raro". “Imaginate que estar en Tres Arroyos es muy cerca de mi Dorrego. 

El otro día me llamaron para hacer un espectáculo allá para el Hospital y estaba el intendente. Imaginate que estaba con el culo en la mano porque no sabía qué hacer, hice el show como siempre.. pero era distinto. 

Allá todos me conocen, yo hacía magia cuando chico, tenía 10 años y andaba con los títeres en la Municipalidad. Mi vieja trabaja allí y hoy en día que te vean con esto.

 Encima no develarlo, recién fue al final del show, cuando me saco la máscara quedaron con que 'mirá es el hijo de...'. Mi vieja es la jefa de Arba, la conoce todo el mundo, ella tuvo que aprender y aceptar de que su hijo iba a ser esto. Yo siempre pensé en esto del teatro pero en el transformismo no, me parecía un ridículo pero fui creciendo de a poco.

Estudiando y perfeccionándome todo el tiempo, cuando sentí que estaba seguro dije 'yo me planto y voy a cambiar por esto. Y yo sé que para muchos no es un trabajo. Si vos decís que vas a ser cartonero y con esto de juntarlo te vas a hacer tu casa te van a decir que estás loco. 

Yo perseguí esto desde chico, hoy en día tengo mi casa y auto propio gracias a mi trabajo".