Interés General

Gran Bretaña

Habrían curado a un paciente con VIH por segunda vez en la historia

06|03|19 11:14 hs.

Un grupo de científicos europeos habría logrado un segundo caso de cura del VIH. Se trata de un hombre -cuya identidad se mantiene en el anonimato-, al que se lo conoce como "El paciente de Londres". No mostró ningún signo del virus durante casi 19 meses tras haber abandonado el tratamiento, según la investigación publicada este martes en la revista Nature. 


El hallazgo fue anunciado doce años después del primer caso exitoso, protagonizado por Timothy Ray Brown, conocido originalmente como "El paciente de Berlín". Durante más de una década se intentó replicar el tratamiento, pero los pacientes sufrían una recaída cerca del noveno mes luego de abandonar los fármacos antirretrovirales. 

En cambio, el protagonista del nuevo estudio lleva ya más de un año libre del virus del VIH. De todas maneras, los investigadores prefieren no hablar todavía de cura: definen el caso como "remisión a largo plazo".

El tratamiento aplicado constó de un trasplante de médula ósea, utilizado originalmente en ambos casos contra el cáncer. De acuerdo a los detalles provistos por The New York Times, que se ampliaron en la publicación Nature y que están siendo debatidos en una conferencia médica en Seattle, el donante tiene una mutación en una proteína llamada CCR5, presente en determinadas células del sistema inmunológico. 

El CCR5 es el receptor más utilizado por el VIH para ingresar a las células. Las personas que tienen dos copias mutadas de CCR5 son resistentes a la mayoría de las cepas del virus VIH-1, ya que la mutación frustra los intentos del virus de ingresar en las células. 



Al igual que con el cáncer, la quimioterapia puede ser efectiva contra el VIH, ya que mata las células que se están dividiendo. Pero reemplazar las células inmunitarias con aquellas que no tienen el receptor CCR5 parece ser clave para evitar que el VIH se recupere después del tratamiento.

"Al lograr la remisión en una segunda persona aplicando el mismo método, mostramos que el paciente de Berlín no fue una anomalía", dijo Ravinda Gupta, del University College London, que fue jefe del equipo que realizó el estudio. En la investigación participaron especialistas británicos, españoles y holandeses. 

El paciente de Londres había contraído el VIH en 2003 y en 2012 había sido diagnosticado con el linfoma de Hodgkin. Sus doctores pensaron que, con el donante correcto, podría obtener algo más además de abordar el cáncer: una posible cura del VIH.

Encontraron un donante con una mutación genérica que confiere una resistencia natural al virus. Alrededor de un 1% de descendientes de europeos del norte han heredado esa mutación de ambos progenitores y son inmunes a la mayor parte del VIH. El donante presentaba la doble copia de la mutación. 

Este fue un "acontecimiento improbable", dijo Gupta. "Este es el motivo por el que no se ha contemplado con más frecuencia"​, afirmó. El trasplante -realizado en mayo de 2016- cambió el sistema inmunológico del paciente de Londres, dándole la mutación del donante y, por lo tanto, su resistencia al VIH. 

En septiembre de 2017 dejó los antirretrovirales. En uno de los 24 tests que le realizaron más tarde le encontraron una débil señal de la infección, pero los especialistas lo adjudicaron a una contaminación de la muestra de sangre.

El trasplante de médula ósea, un procedimiento peligroso y doloroso, no es opción para curar a todos los pacientes, enfatizó el profesor Gupta. Pero este segundo caso de remisión ayudará a los científicos a reducir el abanico de tratamientos. "Esto nos permite avanzar en nuestro conocimiento de lo que es necesario para lograr una cura", señaló Michaela Müller-Trutwin, directora de investigación en el Instituto Pasteur de París. 


El "paciente de Berlín"


Los expertos, sin embargo, son cautelosos. Tanto "el paciente de Londres" como "el paciente de Berlín" sufrieron trastornos después de la intervención, ya que las células del donante "atacaron" sus sistemas inmunológicos. Según declaraciones en The Guardian, los especialistas aún no se sabe si esa infección intervino en la remisión del VIH.

El director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA), Michel Sidibé, manifestó su alegría por el avance, aunque destacó que la cura aún está lejos y "hay mucho trabajo que hacer". 

La noticia "nos da gran esperanza de que en el futuro podremos acabar con el sida mediante la ciencia, a través de una vacuna o de una cura, pero al mismo tiempo muestra cuán lejos estamos de eso y la importancia de seguir concentrándonos en la prevención y el tratamiento del VIH", explicó en un comunicado. 

"Los trasplantes de células madre son procedimientos altamente complejos, intensivos y costosos, con sustanciales efectos secundarios, y no son una manera viable de tratar un gran número de personas que viven con el virus VIH", subrayó el organismo de la ONU. No obstante, recalcó la importancia de seguir estas investigaciones. 

El HIV afecta a casi 37 millones de personas en todo el mundo, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud. Según ONUSIDA, sólo 21,7 millones tienen adecuado acceso a tratamientos. El VIH es el virus causante del sida, enfermedad que afecta al sistema inmunológico y que en 2017 causó la muerte de 1,8 millones de personas. 

Fuentes: AFP, AP y Télam.