Deportes

El piloto de Benito Juárez buscará ser protagonista

Raúl Alonso renueva su ilusión

17|03|19 12:01 hs.

Alonso y su equipo trabajaron para que su auto llegue en óptimas condiciones al inicio del campeonato Epígrafe El juarense Raúl Alonso es uno de los pilotos emblemáticos del automovilismo zonal; las categorías mayores, especialmente la Mar y Sierras A, es parte de su vida. Alonso ha sabido reinar en la más potente de las divisionales; sus máquinas han sido siempre verdaderas joyas mecánicas y su caballerosidad deportiva es una carta de presentación que renueva permanentemente desde hace cuarenta años, desde sus inicios con las motos, pasando por los Fiat 600, la Monomarca y el Turismo Nacional. 


El mal clima impidió que hoy estuviera abriendo un nuevo campeonato, pero el domingo pasado formó parte de la nutrida jornada de pruebas, renovando las esperanzas y manteniendo viva la pasión del automovilismo. “Volvemos a hacer ruido acá en el Moto Club, y para mí es especial porque en Tres Arroyos la gente me trata muy bien, tengo muchos amigos y ahí un buen autódromo con grandes instalaciones”, comentó Alonso momentos antes de salir a girar en su última tanda de entrenamiento. 

El ambiente vivido hace siete días daba lugar a pensar que se trataba de una competencia. “Te digo la verdad, me sorprendí. Llegué un poquito tarde pensando que no iba a haber muchos autos porque hay muchos desarmados, pero no; me sorprendió la cantidad y el movimiento de boxes, es espectacular esto”, destacó asombrado. Tras un par de salidas a pista, Alonso contó que estaba “trabajando en el auto para comprobar que esté bien. Después de la última carrera del año pasado lo desarmamos íntegramente, entonces queríamos corroborar que los frenos estuvieran bien, que todo estuviera perfecto para quedarnos tranquilos para la carrera”, confesó. 

En cuanto a si había buscado algún tiempo, si había parcializado o, en definitiva, cómo se había comportado el Mar y Sierras Nº4, el juarense fue directo. “Anduvo todo bien, estamos contentos; se mostró como en la última carrera de acá donde fuimos muy competitivos. En la última salida seguiremos asentando gomas y probando frenos, nada más”, aseguró conforme con lo encontrado. 

Después de tantos campeonatos, cualquiera podría pensar qué motiva a Alonso para seguir compitiendo, cómo alimenta su pasión deportiva. “La verdad, en algún momento pensé en dejar este año. Pero bueno, está toda la gente apoyando, conseguimos que alguien nos ayude con el auto todo el año, algo que a mí me sacaba mucho tiempo y me complicaba; vamos a hacer un año más viendo si podemos estar peleando adelante como siempre nos gusta”, acotó mostrando sus aspiraciones. 

Alonso incorporó este año los motores de Fabián Acuña. “Antes me lo hacía el Charo, que está en Necochea y a quien le mando un gran saludo porque tenemos una gran relación, pero por las distancias cambiamos y estamos con Fabián. En el chasis estamos nosotros y en los amortiguadores nos ayuda Palestini desde Mar del Plata; Ramón, en Azul, nos da algunos datos también. Hay mucha gente detrás de esto, son muchos los que nos ayudan”, reconoció. Al preguntarle si la difícil situación económica del país afectará a las zonales, acotó rápidamente y con una sonrisa:

 “Por lo visto hoy no, aunque habrá que ver cómo sigue todo”; y si el problema se agrava las zonales volverán a ser combativas como lo han sido ante otros tantos problemas, porque nunca ha sido fácil y siempre sobrevivieron, “nunca fue fácil ni nunca va a ser fácil. Pero acá estamos, y me parece que las categorías tienen un presente muy fuerte, los clubes han trabajado muy fuerte y se ven los resultados”, afirmó con su experiencia mientras se colocaba el casco pidiendo pista para darle velocidad a su pasión: el automovilismo.