116 años junto a cada tresarroyense

ST 20. 2°
Nubes aisladas

Sociales

El sueño de Justina Gerónimo

Dos acá y dos en la Feliz

24|03|19 10:31 hs.

La nueva circunstancia hará que la familia se divida ya que Justina y María José vivirán en Mar del Plata de lunes a viernes mientras que Ricardo y Thiago quedan en Tres Arroyos. Pero esto no queda ahí ya que Thiago –de 11 años- "tiene la posibilidad de ir a Boca cuando vengan a probar jugadores" dice la madre orgullosa porque juega al fútbol "en Huracán, categoría 2007". 


En un principio pensaron que era de miércoles a sábado que estarían en Mar del Plata pero cuando quedó "mi cara se transformó -dice la madre-. No podía festejar. Pero ahora ya más tranquila, nosotras dos nos vamos para allá y volveremos los fines de semana. De acá a diciembre". 


A dos casas. Así vivirá la familia al menos hasta diciembre


Como papá Ricardo cuenta que "es bravo. Una cosa es tenerlas acá y otra que se vayan, una ciudad que no conocés. Es una sensación muy linda pero a la vez da miedo. Thiaguito está muy acostumbrado a la madre y esto va a ser un cambio grande". Esto es siempre un ahora o nunca pero "cuando Eli vino a casa y nos propuso, nos miramos y pensamos: si se dá veremos más adelante".

Padres comprometidos 
El que Justina haya quedado con esta posibilidad es algo más que importante para la familia. Ricardo, como padre, así lo siente. "Nosotros siempre tuvimos algo que en la vida no pudimos cumplir. Pero verla a ella, saber que vamos a hacer todo lo posible y el que pueda llevar a delante su sueño es más que importante. Es algo que lo tiene ella como don y para nosotros es un orgullo. Nosotros todas las noches empezamos a hablar con María y son charlas eternas". 


Justina, junto a su mamá María José y la profe Elizabeth


Acá es María quien señala que "Justina siempre dijo acá estoy yo. Imaginate que a mí me programaron la cesárea y ella vino antes. Lo importante de esto es que nosotros somos una familia que viene del sacrificio y esto deja enseñanzas. Nosotros nos vamos a sacrificar, nos va a costar mucho pero seguro que ellos lo van a valorar más. Es muy importante... el sacrificio tiene mucho valor". 



Llama mucho la atención el espíritu de la familia porque hoy es todo por Justina pero quizás en un tiempo lo tenga que ser por Thiago y su fútbol. Esto no deja de ser algo muy lindo pues ellos están visualizando el futuro a través de sus hijos y eso no tiene precio.



Sentimiento
A Thiago le va a costar mucho esto a pesar que el dice que "la voy a extrañar. Yo a veces le digo 'no vengas a mi pieza porque me molestás' pero ahora no va a estar. Y de mamá pasa lo mismo porque cada vez que tengo un problema está y me hace la comida que me gusta" cuenta mientras arranca una sonrisa de todos por su pasión estomacal. 

Y trae un pensamiento suyo más que nostálgico porque "si a mi se me da la posibilidad de entrar en Boca... Uno va a estar en Mar del Plata y otro en capital igual vamos a estar mucho más que separados".