116 años junto a cada tresarroyense

ST 13. 2°
Cielo cubierto

Deportes

El joven jugador fallecido

La ACDC homenajeó a Maxi Villalba

01|04|19 11:11 hs.

Por lo general, el deporte es sinónimo de alegría, diversión, esperanza, vida... Ayer, minutos antes de dar inicio al partido entre la ACDC y San Martín, el fútbol mostró otro perfil, otra imagen; el del recuerdo, del agradecimiento y de la valoración para una persona que ya no está.


En medio de una atmósfera dominada por la emoción y el dolor, la ACDC le rindió un merecido homenaje a quien en vida fuera Maxi Villalba, un jugador de este club que a principio de temporada perdiera la vida con sólo 22 años y tras sufrir un mortal problema de salud después de haber completado una práctica junto a sus compañeros de la ACDC. 


A la familia de Maxi Villaba se le entregó la indumentaria de la ACDC


En el sentido acto estuvieron presentes los dos pequeños hijos de Maxi Villalba, su esposa y su madre. El plantel de cuarta división ingresó al campo de juego portando una bandera con la leyenda: “Haceme realidad el sueño, acariciale el pecho a la camiseta... La esperanza hasta el último momento. A la Memoria de Maxi Villalba…” 

Movilizados hasta el centro del campo de juego, el presidente del club, Angel Anta, dijo unas sentidas palabras en la memoria y el recuerdo de Maxi; luego un integrante de ese plantel le entregó a la mamá una camiseta que eternizará la relación de Maxi con el club. A los dos pequeños se les colocó sobre sus cuellos una medalla alegórica y al varoncito, que ayer cumplía 4 años, se le regaló una pelota del club y el árbitro Ezequiel Ostiza una de sus tarjetas. 

Luego llegó un profundo y respetuoso minuto de silencio, el posterior y sentido aplauso de los protagonistas y el público en general. El llanto de su madre fue conmovedor, la mirada perdida en el horizonte de su esposa generó dolor. Cada camiseta de los planteles de la ACDC lleva impresa el nombre Maxi Villalba, es una manera de honrar su memoria y reafirmar que él sigue presente entre todos ellos. Porque sólo muere quien es olvidado, y a Maxi se lo recuerda con amor…