Policiales

Aclaran información errónea

La familia de Polo dijo que la ambulancia tardó en llegar y que el hombre falleció en la casa

09|04|19 09:29 hs.

La familia de Alan Mauro Polo, el hombre que falleció en la noche del sábado luego de atragantarse con un pedazo de carne cuando compartía una cena familiar, corrigió algunos datos oficiales conocidos al día siguiente del hecho y remarcó que la demora de la ambulancia fue clave en el trágico desenlace. 


Jorge Pablo Polo, padre de Alan, y su hermano Gastón, se acercaron a LA VOZ DEL PUEBLO para dar a conocer cómo se dieron los hechos en la noche del sábado en una vivienda del Barrio Boca, precisamente en la calle Cerrito 420. 

“La policía llegó en 7 u 8 minutos”, recordó Jorge Polo, acerca del arribo de los uniformados, “mientras estábamos tratando de revivirlo. Porque había gente y varios llamaban a la ambulancia”, indicó, antes de dar paso a su malestar con respecto a la versión que indicaba que Alan falleció en el hospital, “hubo una negligencia por parte del servicio ambulatorio, porque tardó como mínimo 25 minutos en llegar. Escuché la sirena y me dije ‘ahí vienen’, pero después la sentí que se alejaba. Se deben haber perdido, o no sé, y luego aparecieron, mientras las policía estaba en la esquina con las linternas, para hacerle señas de que paren. Cuando llegaron, se bajaron enseguida, sacaron un aparato para intubarlo y ahí descubrieron que tenía”. 

Al referirse al accionar de los profesionales cuando llegó la ambulancia, Polo relató que, “la doctora se baja de la ambulancia, le toma la cabeza y dice ‘vamos a entubarlo’. Cuando quieren hacerlo (entubarlo), la doctora se da cuenta que tenía algo y ahí sacan un pedazo de carne. Y ahí dicen ‘ya es tarde’”, luego indicó que el cuerpo quedó ahí hasta la llegada de la Policía Científica y el arribo de la morguera, “un proceso que debe haber durado dos horas”. 

Es precisamente en la demora de la ambulancia, donde radica el principal malestar de Polo en esta situación fatal, “yo te agarro el auto y sin hacer ninguna barbaridad de tránsito, en siete minutos estoy en el Hospital. Ellos, con ese vehículo, con sirenas, con todo tardaron lo que tardaron. ¿Qué estaban haciendo?”, se preguntó, antes de terminar y compartir las intenciones que lo llevaron a realizar estas declaraciones en la víspera, “quiero que la gente sepa la verdad, porque se vienen cometiendo errores. Que intenten mejorar y no le pase a otro”, concluyó. 

En la noche del sábado, Alan Mauro Polo murió atragantado con un trozo de carne mientras compartía una reunión con familiares. 

Fuentes policiales habían indicado en principio que el deceso se había producido en el hospital, aunque ayer la familia de la víctima se encargó de aclarar esa información, compartir su preocupación y advertir sobre el funcionamiento de la unidad de traslados y emergencias.