La Ciudad

Cortaron la autovía 2

En plena Semana Santa, los empleados de casinos bonaerenses están de paro

18|04|19 11:57 hs.

En medio de la Semana Santa y el receso que lleva a miles de turistas a los principales destinos bonaerenses, los trabajadores nucleados en gremios de empleados de casino siguen en estado de alerta y llevan adelante un paro en toda la provincia, que incluye una marcha en la Ruta 2. 


Los empleados, que paran hoy y mañana en el marco del plan de establecido como rechazo al cierre de las salas de juego de Necochea y Mar de Ajó, realizan un corte en la autovía 2 para visibilizar el reclamo. 

Además, los días sábado y domingo, que ya habrá atención normal, volverán a mostrarse en la puerta del Casino Central de Mar del Plata entre las 11 y las 20. Tal como informó DIB, la luz de alarma se encendió tiempo atrás con el cierre del casino de Valeria del Mar. Sin embargo, ahora desde Lotería de la provincia le pusieron fecha al cierre de las salas de Necochea y Mar de Ajó: 1 de junio. 

Según se indicó en una circular, a raíz de esto, los trabajadores tienen ocho meses para decidir su reubicación. Pero desde la Asociación Empleados de Casinos Nacionales (AECN) y la Asociación de Maestranza y Servicios aseguraron que por esa decisión se desconoce que "sucederá con los 110 puestos de trabajo". 

En este contexto, miembros de los gremios mantuvieron en las últimas horas una audiencia con el obispo de la Diócesis de Mar del Plata, Gabriel Mestre, en la que le transmitieron las problemáticas que están atravesando los trabajadores. 

En Tandil, donde también la medida de fuerza afecta el funcionamiento del casino, mostraron su preocupación debido a la incertidumbre que genera que la última licitación haya quedado desierta y el contrato es solo hasta junio de este año. "Hay 206 fuentes de trabajo entre las ramas del juego, administración, más los empleados del concesionario. Esos compañeros, a partir del 1º de julio, tiene la incertidumbre de saber cuál va a ser su futuro laboral", explicó Aníbal Settino, de la Administración de Casinos. 

La semana pasada, el Gobierno prorrogó la concesión de 3.860 máquinas tragamonedas que funcionan en siete casinos oficiales explotados por la empresa Boldt S.A hasta junio, cuando se hará cargo del manejo los nuevos adjudicatarios elegidos en enero. Cabe recordar que a fines de marzo y a través de un decreto firmado por la gobernadora María Eugenia Vidal, el Ejecutivo aprobó la licitación pública llevada a cabo en enero para la explotación de 3.860 máquinas tragamonedas. 

De acuerdo a los resultados, a la empresa Boldt, de Antonio Tabanelli, se le adjudicó el manejo de las salas de los casinos de Tigre y de Pinamar. 

En tanto, el Casino Central de Mar del Plata y el de Monte Hermoso quedaron para al oferente "Casino de la Victoria", dirigida por Daniel Mautone. Mientras que el Gobierno resolvió declarar "fracasada" la licitación de la segunda canasta, compuesta por los casinos Hermitage y los de Tandil y Miramar. (DIB) FD