La Ciudad

El polideportivo

Etapa final

20|04|19 18:57 hs.

Un obrero que está trabajando cerca del techo se percibe muy pequeño desde abajo. Casi diminuto. Es una buena escala para apreciar la magnitud que va a tener el polideportivo municipal escolar, que se construye junto a la pista de atletismo, en el predio ubicado en cercanías de la terminal de ómnibus y al lado de la Plaza de la Memoria. 


La directora de La Voz del Pueblo, María Ramona Maciel, fue invitada a visitar la obra que en pocos meses va a ser inaugurada. Allí la recibieron Hugo Fernández, jefe de Gabinete; el arquitecto Mario Izurieta, secretario de Obras Públicas; el arquitecto Emiliano Monsalvo, de la Oficina de Planeamiento en Obras Públicas; Guillermo Orsili, director de Deportes; y Claudio Tipaldi, ingeniero que es propietario de Construcciones Vinic S.A., de San Pedro. También participaron de la recorrida Alejandro Vis, secretario de redacción de este diario, y Daniela Avila. 

“Hay decenas de personas trabajando, mano de obra local seleccionada y capacitada por nosotros”, destaca Tipaldi. Construcciones Vinic S.A. es la subcontratista principal de la obra, que fue adjudicada a la empresa Palco S.A., de Trelew. 


Mario Izurieta, Emiliano Monsalvo, Hugo Fernández, María Ramona Maciel, Claudio Tipaldi, Guillermo Orsili y Alejandro Vis


De manera íntegra, la construcción se lleva adelante con recursos provenientes del Fondo de Financiamiento Educativo. No tuvo interrupciones, pese a los contratiempos que evidenció la economía nacional. Se inició en marzo de 2017, cuando el valor del dólar era de aproximadamente 16 pesos, mientras que transcurridos poco más de dos años asciende a 43 pesos (con un aumento de 170 por ciento). 

El presupuesto inicial fue superior a 52 millones de pesos, si bien tuvo diversas readecuaciones por la inflación y el incremento de los costos. Un mes de referencia, cuando se consulta sobre la culminación, es julio. Así lo indica Hugo Fernández, aunque como toda estimación, puede tener algún cambio o corrimiento de fechas.


El polideportivo, en la última etapa


Características 
Así como el obrero en lo alto es un reflejo de la dimensión, los datos específicos de la estructura del polideportivo son elocuentes. La superficie total abarcará 3050 metros cuadrados. El piso de deportes tendrá una extensión de 1325 metros cuadrados; la capacidad de las tribunas fijas será de 1700 espectadores y de las tribunas telescópicas de 850 personas. El sector público (sanitarios, boleterías y bufet) abarcará 332 metros cuadrados; y el sector técnico (vestuarios, aulas, depósitos, utilería, enfermería, office) 640. 

Por razones reglamentarias, la altura libre mínima en el interior es de 10,50 metros y máxima de 14,50 metros. Se dispondrá de una cancha que permitirá la práctica profesional de básquet, voley y handball, entre otras disciplinas. En este sentido, es intención de las autoridades municipales ser sede de espectáculos deportivos de primer nivel. 


El obrero se percibe muy pequeño desde abajo, en medio de la gran estructura


En tanto, podrán conformarse tres canchas de básquet u otros deportes en forma transversal para la práctica de las escuelas. Este diario pudo observar además el espacio donde van a ser incorporadas cuatro cabinas para los equipos periodísticos que realicen transmisiones o coberturas, así como habrá una plataforma para las cámaras de televisión y los reporteros gráficos.  

Los materiales 
Siete vigas tridimensionales de 3 metros de altura, 2,50 de ancho y 50 metros de longitud, fueron fabricadas por el subcontratista local Estructuras Tiemersma en el Parque Industrial. Se cortaron a la mitad para su traslado hasta la obra, donde se las volvió a ensamblar para luego ser elevadas mediante dos plumas de gran porte. Se utilizaron más de 500 metros cúbicos de hormigón elaborado calidad H-21 y más de 60 toneladas de hierro estructural. 


El polideportivo tendrá una superficie total de 3050 metros cuadrados


Fueron necesarios seis semi remolques de hierros para la construcción de la estructura de techos, 3300 metros cuadrados de chapa y aislación para la cubierta. Del mismo modo, se requirieron 1450 metros cuadrados de chapa trapezoidal para los cerramientos exteriores, 22.000 bloques de hormigón y 9000 ladrillos cerámicos. 

Los accesos
El público tendrá dos ingresos por calle La Rioja, donde estarán ubicadas dos boleterías. En tal sector, se contará con dos cuerpos de sanitarios, que incluirán instalaciones para personas con discapacidad; y además estará el amplio buffet, al que se podrá llegar desde el exterior e interior del edificio. Al ingresar, cerca de las puertas de acceso, los espectadores podrán caminar por las rampas que llevan a las tribunas fijas. 

Además de las gradas en desnivel, el proyecto contempló un área para personas con movilidad reducida y que utilizan sillas de ruedas. El arribo de micros de las delegaciones al denominado sector técnico será desde la calle lateral de la Terminal de Omnibus, mientras que los deportistas accederán desde la pista de atletismo. 



En esta parte del polideportivo, quedarán habilitadas tres oficinas para el personal de la Dirección de Deportes, un office de maestranza, un office de enfermería y la sala de máquinas. También el sector técnico tendrá dos sanitarios y dos vestuarios similares para ambos equipos, sala de profesores, sala de conferencias, dos depósitos de utilería y dos aulas para el dictado de clases teóricas. 

En principio, el área de estacionamiento estará en la esquina de La Rioja y La Madrid. No obstante, la idea en el gobierno municipal es en el futuro hacer allí un natatorio cubierto destinado al uso cotidiano de la comunidad y que, a su vez, reúna las condiciones para realizar competencias importantes. 

Para la población 
Hugo Fernández afirma que será “un espacio totalmente abierto para las actividades deportivas, recreativas y culturales”. Recuerda que permitirá resolver la dificultad de establecimientos escolares que actualmente carecen de un lugar para la educación física, entre ellos el ex Colegio Nacional y la Escuela Media 1. 


María Ramona Maciel junto a Hugo Fernández y el ingeniero Claudio Tipaldi, durante la recorrida


Una vez que se proceda a la habilitación, la Dirección de Deportes funcionará en el edificio y está previsto impulsar la formación de “una comisión encargada del manejo y mantenimiento del lugar”. Las tareas están en su última etapa. Son los meses finales, en los que deberá concretarse la colocación del piso y avanzar en una serie de detalles que demandan cierto tiempo. La recorrida finaliza. El movimiento en el interior no se detiene. 

Resta el último gran paso para que el polideportivo se incorpore a la vida de Tres Arroyos. 

        ----------------------------------------------------------------------------------------------------

El piso, el proyecto y los trabajadores 
En el transcurso de la semana, llegó al predio del polideportivo la madera destinada al piso. Fue adquirida a una empresa de Córdoba, reconocida -según destacan- por haber provisto este material especial a muchas sedes deportivas del país. 

Es una superficie preparada para distintas disciplinas. Por supuesto, se deberán tener ciertos cuidados. Un ejemplo claro es el patín, que podrá practicarse pero con ruedas que no provoquen daño. Los autores del proyecto son los arquitectos Mario Izurieta y Emiliano Monsalvo. 

El único cambio, con respecto a la versión original realizada en 2009, es que se agregó una tribuna. En el proceso de diseño, para conocer una experiencia concreta y tener un mayor asesoramiento, visitaron el polideportivo de Mar del Plata. “Nos orientó bastante”, valora Emiliano Monsalvo. 

También participaron el ingeniero Hugo Rodríguez, en las tareas vinculadas con la iluminación y la electricidad; y el ingeniero Enrique Gil, de Bahía Blanca, quien antes de la licitación hizo el cálculo estructural. Unos cincuenta trabajadores forman parte del equipo permanente de la obra, a los que se suman otros de rubros que tienen una intervención ocasional.