La Ciudad

135 Aniversario de Tres Arroyos

“Un gran paso adelante”

24|04|19 18:01 hs.

La creciente preocupación por la cantidad de derivaciones que se dan periódicamente con la salud pública y privada en Tres Arroyos por problemas cardíacos para ser tratados en Bahía Blanca en el Servicio de Hemodinamia del Sur, derivó finalmente en un acuerdo para trasladar esa prestación de servicio a nuestra ciudad, para que funcione por igual entre quienes tengan –o no- seguro médico. 


Desde la dirección de la Clínica Hispano Argentina, sus responsables médicos Juan Carlos Byrne y Sebastián Desperés, contaron a La Voz del Pueblo de qué manera se gestionó la obtención de ese recurso que además –mediante un acuerdo verbal- también podría ser aplicado en la salud pública del distrito, algo que incluso fue anunciado tiempo atrás en el municipio.

“Es un acuerdo con el Servicio de Hemodinamia del Sur que cumplió 40 años de actividad en Bahía Blanca con el doctor Carlos Alvarez Iorio donde se reciben a todos los pacientes de Tres Arroyos”, contó el doctor Byrne quien precisó que la propuesta fue hecha desde la clínica tresarroyense. Y añadió que tras ponerse de acuerdo se convertirá “en una cosa realmente importante para la clínica. Pero más que nada para Tres Arroyos”.

La hemodinamia 
A su lado Sebastián Desperés explicó que el servicio de hemodinamia se aplica “específicamente para estudios cardiológicos, en pacientes que se internan de urgencia, o a los que se les detecta algún problema a nivel coronario, los estudios que hacen a el funcionamiento del corazón y su nutrición a través de las arterias, todo eso hace la hemodinamia”. 

Hasta el día de hoy e históricamente cada vez que un paciente tiene síntomas de un infarto, una angina de pecho, o que tiene un problema coronario en Tres Arroyos –sea en la clínica o en el hospital también- “son siempre derivados a Bahía Blanca y el grupo que los atiende tanto a nivel público como en el privado es el del doctor Alvarez Iorio”, acotó en alusión a la gran referencia que resulta ser el facultativo que en su ciudad trabaja implementando el mismo sistema que se pretende instalar localmente, para dar respuestas a los sectores público y privado, por igual.    

Cuesta vidas 
Seguidamente Byrne indicó que “si uno tiene la suerte de estar cerca de un servicio que pueda hacer hemodinamia terapéutica, en ese momento se detecta cuál es la arteria que está obstruida, se desobstruye y el tejido que se iba a morir no se muere y se recupera”. 

Y agregó que “hay un tiempo, unas horas para que eso pueda hacerse, por eso es tan importante”, resaltó el médico tresarroyense quien admitió que no disponer de ese tipo de servicios en la ciudad, cuesta vidas. Mientras que Desperés sumó que “todo el tiempo hay traslados”. 

Hasta el 80% 
Consultado sobre las estadísticas registradas en materia de traslados por este tipo de patologías, Byrne respondió que “aproximadamente acá y en el hospital, el 70 u el 80 por ciento de los traslados que se hacen en ambulancia, son por este tipo de diagnóstico o tratamiento”. 

El facultativo también mencionó que para que el servicio llegue a todos, tengan –o no- obra social, se alcanzó un acuerdo de partes –verbal- con el municipio para que todos los pacientes del hospital también puedan atender acá”, con lo que espera que se reduzca “sustancialmente” la cantidad de traslados hacia la ciudad portuaria y en consecuencia los riesgos con la salud de los pacientes de la ciudad. 

Después contó inclusive que el mismo Alvarez Iorio consideró “que era fundamental que fuera accesible para el hospital. Que hubiera alguna manera de acordar con el centro de salud pública para que no siga teniendo la necesidad de hacer los traslados como hoy, sino que pueda hacer el convenio con ellos directamente pero dentro de la clínica en Tres Arroyos”. 

Reformas en marcha 
Mientras tanto la obra en la clínica tresarroyense comenzó a avanzar, considerando que la intención es poder contar con el servicio antes de fin de año. “Ya estábamos muy jugados de camas. Cuando empezamos con este proyecto de hemodinamia sabíamos que nos iban a quitar habitaciones. Antes de empezar con el proyecto armamos tres habitaciones para reemplazar las que íbamos a perder con hemodinamia”, precisó en referencia a los primeros movimientos generados en el primer piso de la institución. 

“Recién ahora desocupamos dos de las habitaciones que vamos a ocupar para empezar a hacer las reformas. Lo primero es agrandar la terapia para presentar tres, cuatro camas más -que eso ya lo hicimos- nos está faltando el equipamiento que estamos esperando que llegue”, apuntó. 

Dijo además que una vez que se tenga ampliada la terapia, se terminarán con los trabajos de acondicionamiento de habitaciones para instalar la hemodinamia. Esto nos va a llevar todo el año calculamos, con suerte a fin de año”, estimó. 

Será un servicio 
En tanto, Byrne, especificó que según el acuerdo alcanzado en 2018 con el Servicio de Hemodinamia del Sur “ellos traerían toda la aparatología, el médico hemodinamista, el técnico, se prepara el personal de enfermería, y nosotros tenemos que hacer la obra civil”. 

Mirando a Desperés, Byrne dijo; “lo decimos a veces con él -lo pensamos nosotros mismos- está la posibilidad de que hoy tenés un infarto, lo tenemos que derivar a Bahía (Blanca), y por ahí no llegamos. Es un paso adelante para Tres Arroyos porque le va a servir a la gente, no a las instituciones”.