La Ciudad

135 Aniversario de Tres Arroyos

Una orquesta que suena fuerte

24|04|19 18:26 hs.

La directora del Conservatorio Provincial de Música, Romina Piatti y el profesor Juan Marcos Rodríguez, director y arreglador de la orquesta de la institución hablaron con LA VOZ DEL PUEBLO sobre el presente de la casa de estudios y del proyecto de la orquesta. Rodríguez contó que en el año 2006 surgió el proyecto institucional para la conformación de la orquesta del Conservatorio provincial de Música. 


Fue una iniciativa del Consejo Académico Institucional que nuclea a la dirección, personal docente, auxiliares y alumnos que proyectaron la creación de una orquesta como una extensión del Conservatorio con el fin de tener una agrupación que lo represente. 

La institución se creó en 1980 y desde ese momento surgió el objetivo de contar con una orquesta que la represente. Esta idea fundacional se concretó en 2006 y el proyecto se materializó en una orquesta estudiantil de la que actualmente participan alumnos, ex alumnos, docentes y gente de la comunidad. “La orquesta surge como un desafío en cuanto al recurso humano -destaca Juan Marcos- para funcionar hay que tratar de conformar a un grupo que tenga cohesión y perdure en el tiempo. De este modo se pueden ver los resultados inmediatos y a largo plazo evaluando las realidades de ese momento”. 

En este sentido agrega, “contamos con un orgánico que se desprende de las carreras de profesorados de instrumentos del Conservatorio, flauta, saxo, guitarra, clarinete, piano y otros eléctricos como bajo y guitarra”.


El profesor Juan Marcos Rodríguez y la directora del Conservatorio Provincial de Música, Romina Piatti


El desafío planteado fue armar la orquesta con los instrumentos que producen como técnicos y de ahí ampliar las sonoridades con recursos electrónicos. “La conforman profesores y alumnos avanzados, además se extiende la convocatoria a la comunidad por lo que otras personas que no son parte del Conservatorio pueden incorporarse a la orquesta”. 

Asimismo continúa el director, “el gran desafío fue hacer una orquesta con profesores egresados de los instrumentos con los que contaba el Conservatorio haciendo mucho hincapié en la percusión. Para ello se compraron las placas, xilofón, vibráfono, bloquen -instrumentos que emulan un piano pero con maderas o metal y se tocan con baquetas- son instrumentos sinfónicos que dan la posibilidad de hacer melodías o armonía”. 

Juan Marcos destaca que “la orquesta tiene un grupo afectivo muy sólido que da la posibilidad de participar de los diferentes proyectos que se organicen”. 

El proyecto institucional de orquesta permitió que a los tres meses de su puesta en marcha estuvieran dando el primer concierto con obras clásicas, populares y articulando docentes y alumnos avanzados, “el grupo sonó muy lindo de entrada”, destaca Rodríguez.

Los ejes
La orquesta siempre tuvo una idea didáctica de aprendizaje para los alumnos y otra de producción, en esta última tratando de pasar por diferentes estilos, “en la actualidad el anclaje es con música de películas, incidental, por la posibilidad de articular con videos y el grado de significado que tiene en la gente, se trató de buscar un hecho estético que suene bien y que a su vez sea un recurso didáctico dentro del Conservatorio, nunca uno relegó al otro sino que funcionaron juntos muy bien”, manifiesta la directora institucional Romina Piatti. 

Juan Marcos hace referencia al buen funcionamiento de la orquesta y destaca que “hay que tratar de tener un grupo para lo cual no sólo se hacen ensayos sino viajes, recreación, actividades de convivencia, todo lo posible para funcionar bien como tal”. 

En referencia a lo anterior dice, “cuando esto ya está armado viene la otra etapa de producción que implica que los ensayos tengan distintos aspectos, se pueden trabajar grupos puntuales, distintas dificultades, repertorios, aspectos técnicos, estilos, problemáticas propias de la música de la concertación”. 

De ese proceso el director de la orquesta explica que “se logró a partir de armar un grupo, hacerlo perdurar en el tiempo, trabajar cuestiones musicales y tener una función social dentro de las escuelas, con espacios públicos, con proyectos que acerquen entidades privadas o el Municipio”. 

Sintetiza la idea del proyecto en una frase significativa, “está el grupo, el mensaje -que es la música- y el receptor, así se cierra un poco el círculo”. 

La orquesta taller 
Como otra parte del proyecto de la misma orquesta funciona otra de taller de la que participan niños, jóvenes y adultos que recién están ingresando en la formación básica que se incluyen en la dinámica grupal, en la orquestación, a través de la coordinación del director.

“Conviven estos dos proyectos, el de la orquesta estable y la otra que se va trabajando y se está formando con músicos que podrán conformar en el futuro el grupo más grande. Se trabaja con ellos la dinámica, el compañerismo, además se espera que puedan tocar, ejecutar y mostrar una obra determinada, un arreglo específico”, explica Piatti. 


La orquesta en una de sus presentaciones en el Salón Blanco


La conformación
El grupo que forma parte de la orquesta no supera los 17 miembros. Formalmente realizan dos prácticas semanales de dos horas, “a veces cuando tenemos una presentación fuera del ciclo escolar -como la Fiesta del Trigo- arrancamos en verano y hacemos más ensayos”, expresa Juan Marcos y agrega: “Una presentación cuanta con unos nueve ensayos previos”.

La orquesta está conformada por diferentes instrumentos entre los que están la flauta, el clarinete, saxo, teclados, piano, bajo, guitarra, percusión y está previsto incorporar la parte vocal. Las ideas de participación surgen a partir del eje transversal del proyecto que es llegar a la comunidad de una forma significativa, además de la realidad técnica y la posibilidad de tocar determinado repertorio. A esto se agrega el gusto y la finalidad didáctica de que el grupo pase por diferentes estéticas de música clásica, folclore, jazz, tango música de películas, obras de mucha dificultad y otras más recreativas con distintos estilos.

La orquesta contó con los arreglos de Oscar Vidal que se encargó del lenguaje rioplatense de obras propias y de Piazzola. “La idea fue tener un repertorio que nos identifique”. En el mismo sentido el director de la orquesta realiza otros arreglos de obras de diferentes géneros”. 

La directora del Conservatorio provincial de Música expresa que “nos parece muy importante que haya un espacio institucional donde todos los alumnos que estudian un instrumento puedan converger en un espacio institucional, comunitario, orquestal”. 

Del mismo modo agrega, “si bien no es una orquesta sinfónica se adapta un montón al modelo de orquesta, a la figura de un director, de tener arreglos, lo que es muy valioso tanto como muestra instrumental, institucional o como experiencia para los alumnos que transitan el espacio de aprendizaje, de comunicación, vital para la persona que se está formando en un instrumento”. 

Sin dudas tanto Juan Marcos como Romina están apasionados con el proyecto y manifiestan que la idea es que persista, que la conformen distintos actores institucionales, que sea un espacio de constante recambio. Continuar trabajando como grupo con entusiasmo y amor, poder mostrar lo que es el Conservatorio además de ser una instancia significativa de aprendizaje.

“Vivimos la orquesta como un grupo humano muy fuerte que no sólo hace música sino que responde desde lo instrumental fomentando, proyectando y difundiendo la consigna de mostrar el trabajo del Conservatorio”, expresa Romina y Juan Marcos agrega “también ayuda en otros proyectos, está al servicio de la realidad que pasa por varios aspectos no sólo lo musical, articula también sus proyectos propios a los del Consejo Académico, con la Cooperadora, con el equipo directivo”. 

Por los motivos mencionados el proyecto de la orquesta es mucho más que algo musical sino que establece el diálogo entre los integrantes del Conservatorio como un proyecto inclusivo generador y muy movilizador. Ambos profesores afirman que “los alumnos son el principal motor, muchas ideas surgen de ellos que después sostienen y ponen al servicio de la compra de material, o refacciones del edificio, ideas para ganar el dinero o para aportar con la mano de obra”. 

En este aspecto Juan Marcos resalta la idea de grupo que asocia con la actuación como músicos, pero también desde el lugar de pasión y amor por la institución que los aloja, “esta es una orquesta diferente al perfil de otras en la que sus integrantes llegan con su partitura, su instrumento y tocan. Este grupo está conformado por integrantes que tocan y sienten al Conservatorio como una segunda casa”. 

A partir de estas manifestaciones destacan que “la creación y funcionamiento de la orquesta excedieron las expectativas planteadas desde su creación”. 

El funcionamiento 
Para hacer música no hay edades, el repertorio de la orquesta del Conservatorio Provincial nace bajo la idea de hacer suits -obras con varios estados anímicos, contrastes y cambios- por eso hay que estar atentos y sensibilizados. “Hay alumnos que tuvieron experiencias con orquestas y desde el inicio se hacen obras que se piden como requisito para ingresar a bandas o a orquestas sinfónicas y muy bien”, enfatiza el director. 

Entre los estudiantes la orquesta tiene dos proyectos importantes uno destinado a Mariana Monte que va a hacer un concierto de flauta y otro a Mayra Jordan que hará un concierto de piano. A partir de éstos tienen la posibilidad de acreditar los profesorados con una obra de jerarquía instrumental donde tanto Mariana como Mayra tocan como solistas y la orquesta le hace el soporte con partituras originales. 

Otros alumnos que tuvieron su formación en el Conservatorio, fueron parte de la orquesta y luego tuvieron experiencias en otras nacionales o internacionales, mencionaron a Gabriel Media que estuvo en la Académica del Teatro Colón, Manuel Zabalza quien también tocó en orquestas importantes y Esteban Arámbulo, ex alumnos que también aprendieron el lenguaje gestual que tienen los directores, algo muy importante para poder participar de estos otros proyectos.  

Integrantes
La orquesta del Conservatorio Provincial de Música está conformada por: en flauta traversa, Mariana Monte; en clarinete, Cecilia Bárbulo Cajide; en saxo alto, Mariela Femenías; en saxo tenor, Ricardo Yema; en teclados, Mayra Jordan, Verónica Bonnecaze, Lucía Cavecchia, Claudia Sesto, Walter Mack; en bajo eléctrico, Joaquín Echeverry; en guitarra eléctrica, Fernando Benítez; en percusión, Fiorella Sesto, Alejandro González Brest; y profesor invitado, Tomás Angeloni. Director y arreglador, profesor Juan Marcos Rodríguez.  

             ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El conservatorio necesita su espacio
El Conservatorio de Música tiene una necesidad primordial en relación a la infraestructura y a poder tener un nuevo espacio propio. 

El crecimiento institucional es muy importante tanto de la orquesta como de la matrícula, las cátedras grupales e instrumentales, de las carreras de formación básica para niños, jóvenes y adultos, los profesorados de educación musical, profesorados de instrumentos y las tecnicaturas en capacitación instrumental de violín, guitarra, saxo, clarinete, flauta traversa, piano, percusión y formaciones básicas en música popular, guitarra eléctrica y bajo eléctrico. 

La ubicación estratégica del Conservatorio provincial de Música hace que asistan a cursar las diferentes carreras alumnos de otras ciudades como Pringles, Suárez, Chaves y de las localidades de la región. “Abrimos las puertas en 1980 y hasta ahora el crecimiento fue importante, hay 347 alumnos que convergen en la casona de Rivadavia 417 por eso la prioridad es tener un edificio para funcionar mejor, al mismo tiempo de buscar la refacción del lugar. Hay mucho más por hacer y conseguir, pero el espacio limita”, explica la directora Romina Piatti.

“Damos respuesta a otras alumnos de otras ciudades por eso ponemos fuerza para poder gestionar un edificio propio que pueda resolver el tema de la movilidad de los instrumentos y tener sala propia para la orquesta”, expresa.

Asimismo el director de la orquesta Juan Marcos Rodríguez agrega: “Queremos y necesitamos que el lugar de los instrumentos sea estable, además que se evite que se estropeen por la humedad. Los alumnos tienen que pasar por todos los aulas y tocar todos los instrumentos”. 

Finalmente, la directora de la institución indica que “tenemos la esperanza que en algún momento se pueda lograr, por eso seguimos haciendo la gestión. El impulso es muy grande en la comunidad educativa”.