116 años junto a cada tresarroyense

ST 7. 0°
Despejado

Interés General

Salud

Descartan brote de tuberculosis en la provincia

25|04|19 18:11 hs.

El Ministerio de Salud bonaerense y la Dirección de Epidemiología de Quilmes descartaron que exista un brote de tuberculosis en la provincia de Buenos Aires y aclararon que la muerte de una mujer de 38 años por esta patología "no está asociada" a la del estudiante de 18 años de un colegio de Ezpeleta, quien también estaba infectado con esa bacteria. 


La muerte del adolescente, que asistía al Colegio Santa Teresita del Niño Jesús, ocurrió el 15 de abril, mientras que ayer se hizo público el deceso de la mujer que fue el domingo, tras haber estado internada en el hospital Isidro Iriarte de Quilmes. "Descartamos que haya brote", aseguró Miguel Maiztegui, secretario de Salud de Quilmes, quien explicó que la incidencia de la tuberculosis en el conurbano bonaerense es de "40 pacientes cada 100 mil habitantes". 

El funcionario lamentó los dos casos mortales pero afirmó que "no son todos así, sino que mucha gente que padece la enfermedad no sólo no muere, sino que lleva una vida normal". 

A su vez, desde la comuna agregaron que la médica tratante y el equipo de salud de la unidad sanitaria La Florida, de San Francisco Solano, "habían tomado contacto con la paciente en su domicilio" ya que había faltado a turnos asignados y se negaba a la internación. "Se le insistió y se logró que accediera a la internación en el hospital, donde se tomaron las medidas terapéuticas pertinentes, pese a lo cual falleció", señalaron.

Características y contagio 
La tuberculosis es una enfermedad infectocontagiosa crónica producida por el bacilo de Koch, que se localiza generalmente en el pulmón, aunque puede afectar otros órganos. Se transmite de persona a persona, a través del aire, cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. 

Se manifiesta con signos respiratorios como tos, expectoración, dolor torácico, anorexia, sudoración nocturna, pérdida de peso y a veces fiebre prolongada, mientras que el segundo, tiene síntomas variados según la localización de la infección, pero en general incluyen también fiebre, malestar general y pérdida de peso. 

El paciente puede contagiar hasta tanto no haya iniciado un tratamiento, por lo que "toda persona que presente tos y catarro persistente por más de 15 días deberá ser estudiada para descartar la patología", alertó la cartera sanitaria. 

Según datos de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud, en la Argentina se notificaron en 2018 un total de 9.635 la mayoría en personas de entre 20 y 44 años, de las que murieron 297. Para prevenir la enfermedad se aplica en bebés, al nacimiento, la vacuna BCG. (DIB) AR