Deportes

El equipo de De la Garma venció 1 a 0 a Unión

Agrario sumó su primer éxito

29|04|19 07:51 hs.

FOTOS  MARIANELA HUT 

 Agrario descubrió el triunfo en este Torneo Oficial “Popi Guido”, en la complicada cancha de Unión y ante el gran acompañamiento de su gente, al ganar 1-0 con gol de Martínez, saliendo así del fondo en las tablas de posiciones y de los promedios. 

La victoria del equipo de De la Garma tuvo tres pilares claves: la brillante actuación de su arquero Natanael Anta en el primer tiempo, el oportunismo de Martínez para llegar al gol en una aislada contra, y en el orden exhibido una vez puesto en ventaja.

El inicio fue de la visita, y en esos 10 primeros minutos complicó a Unión con una ofensiva profunda y dos chances de peligro. A los 14’, el equipo de Viana Beledo tuvo su primera insinuación con un débil remate de Fauquén; pero fue la llave que abrió el mejor pasaje del Tatengue, quien hasta la media hora fue un vendaval de juego y llegadas. Soltándose Sola, con Morán escapando de la marca personal de Molina, la aparición de los laterales y la movilidad del resto, generó siete llegadas claras de peligro. Y en todas de ellas ganó Anta: ante Cattanio, los remates de Sola y Sígoli, y las apariciones de su atacante más peligroso: Fauquén. 

Superado ese lapso, el match cayó en una meseta porque la visita salió de su encierro, dividió el juego, y en ataque, tanto de un lado como del otro, todo terminó en insinuaciones. Cuando se esperaba que en el complemento Unión mantuviera su juego, y aprovechara el viento a favor para abrir a la defensa con algún remate de larga distancia, sólo en los primeros 2 minutos se ratificó esa idea cuando sumó dos corners a su favor contra dos posiciones adelantadas de su oponente. Pero ahí terminó su claridad; y a los 9’ cuando tras un tiro libre contenido por Pardiñas y con una salida rápida que lo puso en posición de ataque peligrosa, Cejas perdió la pelota en campo rival; la contra de Agrario fue profunda para un “despierto” y libre Martínez, quien eludió a un rival y cuando enfrentó al arquero definió al primer palo con categoría. 1-0 y sorpresa… 

Desde el banco local, el DT buscaba llevar tranquilidad y le pedía a sus dirigidos que siguieran jugando con pelota al piso y control. Pero de nada sirvió; los jugadores fueron presas de la ansiedad y apuro, queriendo acortar los tiempos abusaron del pelotazo, insinuando más de lo que generaron y mucho más de lo concretado; porque todo terminaba con centros que la defensa visitante se cansó de despejar sin problemas. Y si el resultado fue de sólo 1-0, fue porque a los 19’ Martínez en vez de definir, quiso parar la pelota estando solo y a un metro del arco, lo que posibilitó la reacción de Menna.