Deportes

Le ganó como visitante a Olimpo por 4 a 3

Independencia, único líder

29|04|19 08:03 hs.

FOTOS MARIANELA HUT 


Independencia volvió a ser un Ventarrón de goles ayer, cuando visitó a Olimpo en el Complejo y lo venció por 4 a 3. El equipo chavense consiguió con esta victoria quedar como único líder del certamen ya que El Nacional, equipo con el que compartía la cima, tuvo fecha libre. 

El juego comenzó siendo vibrante ya que a los 47 segundo Aramendi tuvo la primera en una tarde que no fue favorable para él. A los 5, Ostiza cobró una mano en el área del local y Gómez se encargó de ejecutar el penal y decretar el 1 a 0 parcial a favor de la visita.

La ventaja no era un indicio de nada ya que el Aurinegro estaba bien plantado en el campo y lastimaba con las subidas de Leguizamón por izquierda y con San Martín, que cada vez que agarraba el balón insinuaba peligro. 

A los 22 minutos, una salida rápida de Independencia terminó, luego de 2 toques, con Gómez ingresando al área mano a mano y definiendo con mucha clase por arriba de Luengo para poner el 2-0. Sin darse tiempo para sentir el golpe, Olimpo reaccionó rápido ya que a los 25 San Martín clavó un tiro libre en el ángulo de Flores para descontar. Pero nuevamente el Ventarrón fue veloz para golpear ya que a los 28, Duguine desbordó por izquierda y metió un preciso centro para Gómez que, solo, metió un frentazo a contrapierna para anotar el tercero de su equipo y el tercero personal. 


Independencia volvió a ser un Ventarrón de goles ayer, cuando visitó a Olimpo en el Complejo y lo venció por 4 a 3.


En el complemento el juego cambió; los de Saldías cambiaron la táctica y se pararon 4-3-3 para aguantar el resultado, algo que terminó complicándolos. Olimpo empezó a ser más y lo buscó con Prieto y San Martín, más el apoyo del ingresado Ridao. A los 20 Aramendi definió al cuerpo de Flores que dio rebote, y allí Ridao aprovechó para poner el 2-3. 

El partido era pura emoción y el local se mostraba mejor ya que buscaba de manera constante. A los 37 una mano en el área visitante fue entendida como penal y allí Coronel se encargó de marcar el empate, resultado que parecía más que justo por lo que pasó en el partido. 

Pero a los 39, Di Rocco empujó a Gómez en el área y el juez cobró penal; nuevamente el 9 rojinegro se encargó del remate y, con suspenso, volvió a poner en ventaja a su equipo que aguantó bien y se terminó llevando los 3 puntos.